Cámaras hiperbáricas con una nueva visión

Cámaras hiperbáricas con una nueva visión

Conozca la historia de una empresa que se consolidar en el sector como la más innovadora.

notitle
23 de noviembre 2015 , 12:10 a.m.

 Mejía Irurita logró, hace 28 años, convertirse en la empresa pionera en la fabricación de cámaras hiperbáricas en Latinoamérica, producto con el cual ha incursionado en los mercados de 26 países. Esta innovación le permitió a la compañía crecer y posicionarse como líder ante la falta de oferta de este tipo de dispositivos.

“La empresa fue fundada por mis padres, un paisa y una valluna sin formación profesional, aunque con una capacidad de emprendimiento que pocas veces se ve. En sus inicios era una chatarrería, pero con el pasar de los años, y gracias a una política de reinversión de las utilidades que aún se mantiene, se fueron comprando máquinas que nos permitieron incursionar en la fabricación de productos con mayor valor agregado, hasta llegar a fabricar las cámaras hiperbáricas”, dice Juan Felipe Mejía, su gerente general.

Después de 38 años, la compañía es dirigida por la segunda generación familiar. Actualmente están al frente Lorena y Carolina, hermanas de Juan Felipe.

Lorena es administradora de empresas y tienen una maestría en Administración Pública en Estados Unidos, mientras que Carolina es ingeniera industrial en formación. Juan Felipe, es administrador de empresas, ha adelantado diversos seminarios y diplomados en gestión estratégica de la innovación y está culminando una maestría en Mercadeo.

Mejía Irurita cuenta con dos unidades de negocio: Leader Life, la marca dedicada a la fabricación de cámaras hiperbáricas monoplaza (dispositivos médicos) y que han hecho mercado en Europa, Asia y América. Estas cámaras hiperbáricas cuentan con un sistema neumático patentado.

La otra línea es Colaminas, especializada en la fabricación de productos de metalmecánica (tanques, estructuras, tuberías y accesorios para tubería), comercializados en el mercado industrial de la región.

Mejor posición en el mercado

En un momento crucial en el que vieron la necesidad de replantear el negocio, decidieron participar en una capacitación de alto nivel en innovación convocada por Colciencias e impartida por expertos del IXL Center de Boston, que tenía el objetivo de potenciar el alcance de los proyectos postulados dentro de la convocatoria.

“Nuestra idea era desarrollar una cámara hiperbárica de última tecnología, que cumpliera con todos los requisitos de acceso a los mercados de Estados Unidos y la Unión Europea”.

Entre muchas de las tareas que se realizaron con IXL Center, hubo un análisis de la cadena de valor del sector de la medicina hiperbárica, concluyéndose que la mayor parte del valor se generaba en la prestación del servicio de oxigenación hiperbárica. “Dada nuestra condición de fabricantes, fue evidente que ese no era nuestro rol. Esto nos permitió entender por qué muchos de nuestros clientes crecían rápidamente y nosotros no”.

El ejercicio los llevó a replantear su posición dentro de la cadena y cómo trasladarse hacia el segmento de mayor generación de valor, determinando que la mejor alternativa era entregar los equipos en comodato y cobrar por su utilización, ya que de esta forma podrían seguir utilizando sus capacidades como fabricantes, pero generando los ingresos de una forma más sencilla para el cliente y más rentable a largo plazo para la empresa.

“Entonces, decidimos cambiar el modelo de negocio y desarrollar la tecnología de monitoreo remoto para cobrar por la utilización de los equipos”, explica Juan Felipe.

Así, se comenzaron a superar algunas de las más importantes barreras de comercialización que enfrentaba la empresa.

¿Por qué invertir en Mejía Irurita?

En Colombia los principales clientes de las cámaras hiperbáricas son clínicas pequeñas y médicos con consultorios particulares. Sin embargo, existe la tendencia de un mayor uso y reconocimiento de estos equipos en el país, especialmente por parte de centros médicos de gran envergadura.

En países más desarrollados, como Estados Unidos o los miembros de la Unión Europea, la utilización de cámaras hiperbáricas es mucho más común en la salud pública, esto debido a que las compañías de seguros cubren el tratamiento sin ningún tipo de restricción en las patologías aprobadas ya que su eficacia es comprobada.

Juan Felipe estima que “el mercado nacional evolucionará para llegar a ese punto en los próximos 5 años”.
Entre los países que han sido destino de los productos de Mejía Irurita están México, Argentina, Chile, Serbia y Montenegro, Singapur, China, Puerto Rico, Honduras y Guatemala, con un crecimiento de 25 por ciento en el último año.
El enfoque principal de la empresa es atender el mercado latinoamericano de cámaras hiperbáricas, pero cuenta con la capacidad para responder a los clientes de cualquier lugar del mundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.