Trago falsificado, detrás de desórdenes en el centro

Trago falsificado, detrás de desórdenes en el centro

Policía señala que algunos locales lo producen y comercializan. Expendios legales fueron afectados.

notitle
22 de noviembre 2015 , 09:25 p.m.

El más reciente operativo en los centros comerciales La Sabana y Ferrocarril, a escasas cuadras de San Andresito de San José y de la Plaza España, en el centro de Bogotá, evidencia que atacar no solo al contrabando, sino a quienes se dedican a la producción y comercialización de licor adulterado se ha convertido en una bomba de tiempo.

Entre otras razones porque, como el viernes, con la llegada de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), prácticamente todos terminan en graves enfrentamientos, en los que participan, incluso, habitantes de la calle.

Esta vez, las autoridades encontraron trago falsificado en 33 bodegas y 35 locales, donde varios de estos funcionaban como puntos de distribución en el primer piso y centros de acopio, en el segundo.

Es tal el negocio que se mueve allí que la Polfa calcula que, solo ese día, se incautaron alrededor de 9.000 botellas –de trago adulterado y contrabando–, docenas de tapas, cajas, embudos, galones con alcohol y jeringas con los que fabrican ilegalmente el trago.

También hallaron cigarrillos de contrabando, así como medicamentos falsificados y vencidos. Toda la mercancía fue trasladada en cinco camiones.

No obstante, varios de los comerciantes –algunos de los cuales aseguran que tienen sus papeles en regla– también han dicho que se sienten vulnerados por la hora en la que ingresan los uniformados y la “arbitrariedad”.

Sin embargo, la Policía ha sido enfática en decir que no improvisan y que los lugares a los que ingresan es donde de antemano conocen que hay actividades ilegales.

“No llegamos a abrir todos los lugares, sino sitios específicos. Primero hacemos labores de seguimiento, mandamos gente nuestra verificando y ellos identifican. Cuando ingresamos ya se le ha hecho inteligencia al lugar”, explicó la coronel Cielo Lozano, jefe de la división de gestión y control operativo para Bogotá de la Polfa.

Sobre la hora, Lozano explicó que no pueden hacer público que van a llegar a la zona, pues en otras ocasiones los dueños de los locales terminaron atacando a los policías con los vidrios de las botellas.

“Ninguno de los dueños va a hacerse cargo de la mercancía y, como a muchos de los locales les quitan la nomenclatura, no se detecta al dueño. Entonces, su reacción es violenta. Forman disturbios, agitan...”.

Lo que sigue siendo grave es que, a pesar de que solo durante este año ya son al menos cinco los operativos que han adelantado en ese punto de la ciudad, el trabajo para derrotar la ilegalidad, especialmente durante la temporada navideña, viene desde años atrás.

Parte de esa responsabilidad –coinciden las autoridades– es de los compradores, quienes exponen su salud por ahorrar dinero.

Como este punto, en Bogotá hay al menos otras tres zonas más donde se organizan ‘laboratorios’ ficticios para hacer licor adulterado.

BOGOTÁ
Escríbanos sus comentarios y denuncias a aleser@eltiempo.com.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.