Intimidan a vendedores del paseo Mediterráneo en Medellín

Intimidan a vendedores del paseo Mediterráneo en Medellín

Empresarios del paseo comercial, en el occidente, denuncian atropellos de los nuevos propietarios.

notitle
22 de noviembre 2015 , 12:03 a.m.

Desde que le anunciaron a los comerciantes del pasaje Mediterráneo, en el occidente de Medellín, que el lugar había cambiado de dueño, las rentas de sus negocios, algunos con más de 20 años de historia, se vinieron en picada.

Ocurre que el nuevo dueño del centro comercial, aseguran los empresarios arrendatarios en el lugar, no llegó precisamente para potenciarlo, sino para todo lo contrario, demolerlo.

De acuerdo con lo informado en reuniones que se han sostenido durante 2015 los comerciantes con los abogados que representan al nuevo propietario, en el lugar construirán dos torres médicas con consultorios y locales comerciales.

Delia María Morera Roldán, una de las empresarias afectadas, asegura que ninguno de los arrendatarios se opone al desarrollo de la zona, el problema fue que no se llegó a ningún acuerdo con el nuevo propietario del centro para que los indemnizaran por los contratos de arrendamiento que hay firmados hasta 2017 y que no se cumplirán.

“Nosotros tratamos de llegar a un acuerdo, de tener una conciliación, pero ellos no quisieron y, sorpresivamente, comenzaron a realizar acciones que nos parecieron violentas. Todo con el ánimo de aburrirnos, de hacernos ir, pero no lo van a lograr de esa forma”, cuenta Morera.

Miguel Ángel Granda, abogado de los comerciantes, explica que el problema surgió porque a los arrendatarios no se les notificó el fin del contrato, que se renovó automáticamente por dos años más.

“Después de eso, como no se llegó a una negociación, los nuevos propietarios tomaron vías de hecho sin hablar antes con los comerciantes: comenzaron a cerrar las porterías del lugar a diferentes horas e impedían la entrada al parqueadero”, recuerda el abogado. Pero lo peor vino después.

Granda dice que los propietarios del Mediterráneo tomaron medidas “delictuosas” el 10 de junio pasado, cuando rompieron los pisos y los techos de algunos establecimientos.

Después de eso también quitaron las luces del parqueadero y, hace una semana, tumbaron lámparas y demolieron las mesas que había en la zona de comidas del pasaje comercial.

“Todo lo hacían en la madrugada para que nadie se los impidiera”, asegura Morera y agrega que los comerciantes tuvieron que comenzar a pasar las madrugadas en el centro comercial para evitar que destruyeran su patrimonio.

Hoy, de los 48 locales comerciales que funcionaban en el sitio, sólo quedan 20, pero todos con dificultades económicas porque los clientes dejaron de llegar por el aspecto del lugar y porque la comunidad cree, dicen los comerciantes, que en el Mediterráneo ya no hay nada.

“Tenemos querellas contra los nuevos propietarios ante el inspector de Policía y también pusimos una demanda civil. Nos van a tener que pagar indemnizaciones, lucros cesantes, hasta daños morales”, afirma Morera y agrega que la indemnización que reclaman consiste en el pago de 100 salarios mínimos legales vigentes con cada integrante del núcleo familiar de los comerciantes.

Granda asegura que, aunque las acciones en contra de los comerciantes no han disminuido completamente, el apoyo de la Policía y del inspector local sí a contribuido a que los abusos disminuyan por la vigilancia constante de las autoridades.

Ahora los comerciantes, según el abogado, están esperando a que un fallo administrativo de la Policía oblige a que se restablezca la normalidad en el lugar, en el que siguen prestando servicio varios locales.

“También estamos pendientes de un proceso con los jueces civiles del circuito de Medellín, que con peritos evalúan y valoran los perjuicios a los comerciantes”, cuenta Granda.

La transformación de ese lugar

El centro comercial Mediterráneo fue construido hace 21 años a un costado de la carrera 80, más precisamente en el barrio Los Colores, en el occidente de Medellín.

Ahora, uno de los lugares más tradicionales de ese sector de la ciudad será transformado, según se ha explicado a los abogados de los comerciantes, en dos torres médicas con locales comerciales, almacenes de cadena e, incluso, salas de cine.

El predio fue adquirido por inversionistas extranjeros el 27 de diciembre de 2014 y, se calcula, la construcción del nuevo centro comercial duraría cerca de un año.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.