Montaron una comercializadora en un sólo día en Manizales

Montaron una comercializadora en un sólo día en Manizales

Con un crecimiento acelerado, La Despensa es una empresa de Alto Potencial 2015 en Manizales.

22 de noviembre 2015 , 09:18 a.m.

Hace dos años y medio que nació la amistad entre Mauricio Riveros y su ‘tocayo’ Mauricio Buitrago, el mismo tiempo que lleva en Manizales la comercializadora La Despensa Productos Gourmet, una “aventura” como ellos la llaman, que en este momento es Empresa de Alto Potencial del programa Manizales Más.

Por motivos laborales de la esposa de Mauricio Riveros, él y su familia se trasladaron de Bogotá a la capital caldense.
Ante la difícil situación que se le presentó para conseguir empleo decidió montar una empresa de productos agrícolas, pues tenía experiencia porque en Bogotá había trabajado como vendedor en una empresa grande del mismo tipo.

Se enteró que al país iba a llegar una multinacional portuguesa, consiguió el contacto del gerente y este le dijo que en el momento no podían hacer negocio, que lo siguiera llamando.

Cada mes durante un año Riveros lo estuvo llamado hasta que “por fin él me llamó y me dijo que si estaba listo para arrancar, le dije que sí pero pensé que no tenía una empresa tan grande entonces busqué un socio, que me aportara capital y me apoyara con trabajo, ahí fue cuando llegó Mauricio Buitrago y empezamos a darle como rienda suelta a esta sueño”, dijo.

Por casualidad, Buitrago estaba buscando un empleo que le diera más estabilidad en la ciudad, ya que quería compartir más tiempo con sus hijos porque se dedicaba a hacer viajes y a la logística.

“Le creí porque uno tiene siempre que tomar riesgos en la vida, le aposté, él me vendió su idea y empezamos los dos a halar para el mismo lado, a remar juntos”.

El primer reto al que se enfrentaron los nuevos socios fue a la auditoría que les haría la multinacional. Entre risas Riveros cuenta que fue una locura, “no teníamos qué mostrar en esa auditoría, entonces alquilamos un garaje por un día, conseguimos bultos de cebolla y de zanahoria como para mostrar una operación más robusta, contratamos dos personas que supieran empacar y trajimos un escritorio y un computador… mejor dicho montamos nuestra empresa en un día”.

Ese día les dieron el aval para ser proveedores de la organización extranjera. El primer pedido fue por tres millones de pesos y para abastecerse viajaron a la Central Mayorista de la capital de la República, ambos lo recuerdan como un trabajo arduo donde no pudieron dormir bien por cumplir con lo encargado, pero estaban tranquilos porque sabían que solo sería un trabajo semanal.

Sin embargo, al día siguiente los sorprendieron con otra orden por cinco millones de pesos, en esta ocasión buscaron proveedores de la ciudad y así empezó el proceso de La Despensa, que este año espera cerrar con 3.500 millones de pesos.

Pasaron de ser cinco empleados, incluidas sus esposas, a conformar una comercializadora que genera 20 empleos directos, y vende 25 productos agrícolas.

Además, tienen convenio con distinguidas empresas del país y han sido apoyados por el programa Manizales Más, al cual catalogan como una lotería que se ganaron este año en donde participan del ecosistema de emprendimiento y les han enseñado a ser empresarios.

La Despensa tiene la filosofía de vender con cuatro valores como lo son el encanto, la tranquilidad, la confianza y la eficiencia.

MARÍA DEL MAR VELÁSQUEZ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.