Los furiosos años del grunge y su espíritu adolescente

Los furiosos años del grunge y su espíritu adolescente

En Seattle vio la luz un movimiento que le dio un giro al rock que identificó a una generación.

notitle
21 de noviembre 2015 , 11:34 p.m.

En los 80, los dueños de la escena musical de Estados Unidos eran las bandas del glam metal, grupos como Mötley Crüe, Bon Jovi, Van Halen, Poison, Ratt, entre otras. Puñados de jóvenes con frondosas cabelleras y atuendos muy elaborados que hacían sonar sus canciones sobre mujeres, sexo, amor y drogas.

En Inglaterra, mientras tanto, el heavy metal luchaba para no desaparecer frente a la hegemonía del punk, que se había extendido desde el inicio de la década. El sonido industrial atribuido a Tony Iommi, guitarrista de Black Sabbath, e impregnado con el ambiente oscuro de Birmingham, era arrinconado por los acordes repetitivos y las letras anárquicas de bandas como The Ramones, Sex Pistols o The Clash. De estas dos corrientes, poco a poco, un movimiento musical fue brotando y alimentándose, hasta crear un ‘nuevo modelo’ del rock, una nueva manera de asumir la juventud.

Fue bautizado como ‘grunge’, el género musical de los rechazados y los impopulares. Se gestó en Seattle, en el estado de Washington, una ciudad intermedia de Estados Unidos, y se caracterizó por el aire de despreocupación y pesimismo que transmitía. Sin embargo, en sus inicios era bastante heterogéneo y muy difícil de definir. Sus letras, oscuras y autorreflexivas, reflejaban una vida sin futuro ni grandes aspiraciones, propia de los jóvenes de los 80 e inicios de los 90.

Musicalmente, el ‘grunge’ estaba fuertemente influenciado por el heavy metal y el punk rock, apelaba a guitarras ruidosas y riffs repetitivos sin ambición de virtuosismo. La batería tenia un fuerte protagonismo y las voces variaban entre guturales y rasgados profundos, y cantos melódicos y depresivos.

El movimiento comenzó a mediados de la década de los 80, con bandas que le apuntaron al punk o al metal, pero que no cosecharon éxito. Estos grupos empezaron entonces a crear, desde un sentimiento de marginación musical, un estilo descomplicado, ruidoso, absurdo y pesado. Bandas como The U-Men, Green River, The Fastbacks o Mudhoney sembraron la semilla de un movimiento que al inicio de los 90 atraería multitudes.

Cenit y decadencia

En 1991, el álbum ‘Nevermind’ de Nirvana provocó toda una explosión mediática que sobrepasó los límites del estado de Washington. La banda de Kurt Cobain (venido a superestrella con los años), Krist Novoselic y Dave Grohl había logrado conjurar las estridencias propias del sonido de Seattle en un estilo que sonaba maduro y con gran fuerza. Nirvana se convirtió en la banda que encarnaba el ‘grunge’.

Paradójicamente, con la explosión mediática del género, impulsada por el auge de otras bandas pioneras como Pearl Jam (que se presenta en Bogotá el próximo miércoles), Soundgarden y Alice in Chains, entre otras, vino la decadencia del género. Al clímax musical de la segunda mitad de los 80 lo siguió la ambición de las industrias discográficas de rentabilizar desenfrenadamente productos y nuevas mas no tan buenas bandas. Los medios y la moda ‘se tragaron’ el movimiento.

Pronto llegó la estandarización del ‘grunge’ y su simplificación. Se desdibujó la diversidad que daba al género su razón de ser. Las bandas que sobrevivieron tuvieron que superar la aversión al éxito y a los medios y entender la nueva dinámica de un movimiento que a pesar de su corto auge tuvo tiempo de forjar a sus clásicos y escribir su propia historia. Esta es una breve guía de sus hitos y protagonistas.

La palabra

El término se le atribuye a Mark Arm, vocalista de Green River y, después, de Mudhoney, quien lo usó para criticar a la banda Mr. Epp and the Calculations en una carta enviada a la revista ‘Desperate Times’, de Seattle. La palabra, que denota suciedad o mugre, la popularizó Bruce Pavitt, de Sub Pop, al describir constantemente el sonido de Green River, la banda de Arm, como “‘grunge’”.

El sonido de Seattle

Seattle siempre fue una ciudad secundaria de los Estados Unidos, con un clima poco agradable y en gran medida aislada del movimiento cultural de ciudades como Nueva York o Los Ángeles. Este aislamiento generó una escena musical propia, endógena y empírica que se alimentaba de su propia ‘soledad’. El ‘‘grunge’’ agrupo a la juventud con un sin número de bandas que compartían miembros y espacios, en una especie de circuito de amigos. Se generó un espacio diverso y propio en medio de la ciudad.

Sub Pop

Jonathan Poneman y Brice Pavitt, dos fanáticos de las bandas de Seattle, decidieron crear un sello discográfico que las impulsara. Para eso fundaron Sub Pop, en Olympia, en 1986, tomando el nombre de una revista que Pavitt editaba. El sello se convirtió rápidamente en el representante del ‘grunge’ de Seattle. Sin embargo, en su búsqueda por definir un género musical que pudiera ofrecer a una audiencia específica, terminó en un nuevo proceso de homogenización y simplificación de la escena musical de la ciudad.

La moda

Una vez publicado el álbum Nevermind de Nirvana hubo una explosión mediática de lo ‘grunge’ que traspasó el ámbito musical y se convirtió en una moda estética y mercadeable. Revistas como Rolling Stone o Vanity Fair, incluso Time, hacían eco del fenómeno, estableciendo pautas de lo que era y no era ‘grunge’. Las camisas de leñador, con sus distinguidos diseños de cuadros atadas a la cintura, los jeans rotos, los gorros de lana, las chaquetas anchas y las botas fueron un ajuar que incluso se paseó por las pasarelas de Estados Unidos y el mundo.

Para el movimiento cultural y musical de Seattle, esto significó la banalización de lo que habían creado, muchas bandas se sintieron utilizadas y otras tantas aprovecharon el boom para hacerse con algo de éxito. Personajes como Kurt Cobain y Eddie Vedder se sintieron agobiados por el éxito y la fama. Cobain se suicidó en 1994.

Mother Love Bone

Banda fundada en Seattle en 1988, liderada por Andrew Wood (vocalista), Jeff Ament y Stone Gossard. Fusionaron los sonidos del glam y el punk, lo que les dio un puesto en la escena musical de la ciudad. Su único álbum, Apple, fue lanzado meses después de la muerte de Wood, con lo que finalizaría el proyecto.

Varios de sus exintegrantes formarían Pearl Jam.

Alice in Chains

Su sonido estaba mas asociado al ‘heavy metal’, sin embargo compartía el concepto depresivo y pesimista en sus letras. Su primer EP fue producido en 1990, ‘We die young’. En ese mismo año grabaron el LP ‘Facelift’, al cual le siguió ‘Dirt’ (1992). Luego de la muerte de su vocalista, Layne Staley, en 2002, la banda se reunió nuevamente desde el 2005 con un nuevo cantante.

Layne Staley (1967-2002)

Era hijo de una familia acomodada de Kirkland. Junto con Jerry Cantrell fundaron, en 1986, la banda Alice in Chains, de la que fue su vocalista.

Murió en su casa luego de inyectarse una sobredosis de heroína y cocaína.

CARLOS ARTURO ROJAS
Diseño Editorial EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.