Nueva vida para el doctor Frankenstein

Nueva vida para el doctor Frankenstein

Hablamos con Daniel Radcliffe y James McAvoy, protagonistas de otra versión de esta historia.

notitle
21 de noviembre 2015 , 11:32 p.m.

Víctor Frankenstein es el científico loco original, el paradigma de todos los doctores obsesionados por la tecnología cuyas creaciones suelen terminar muy mal. Sin embargo, su invento se convirtió en un mítico personaje de la ficción universal: un monstruo creado a partir de restos humanos al que, en uno de las prácticas más comunes de la cultura popular, se suele llamar por el apellido de su creador.

El escocés James McAvoy es el encargado de interpretar de nuevo a este científico en la película ‘Victor Frankenstein’, que se estrena en Colombia el jueves. La cinta se enfoca en la vida previa a la creación del monstruo e introduce a un personaje que no aparecía en la novela original de Mary Shelley: Igor, interpretado por el británico Daniel Radcliffe, un actor de fama mundial por su papel como ‘Harry Potter’.

“Lo que la película mantiene del material original es esa discusión de la ciencia contra la religión; qué es lo apropiado y dónde están los límites del progreso. Creo que hace un buen trabajo al tomar lo que la gente conoce de otras versiones de ‘Frankenstein’ y juntarlas todas en una historia muy entretenida”, le dijo Radcliffe a EL TIEMPO durante el lanzamiento de la película en Ciudad de México.

En la nueva producción, que dirige Paul McGuigan (a quien debemos cuatro de los mejores episodios de la serie ‘Sherlock’, de BBC), Victor decide rescatar a Igor de un grotesco circo y lo invita a trabajar como su asistente en un proyecto revolucionario.

Desde el comienzo, McAvoy logra condensar la excentricidad y la locura del genial científico.

“Todos tenemos un poco de locura, tú solo la amplificas y te preguntas cuáles serían las cosas que desbloquearían esa locura en ti para aplicarlas al personaje –cuenta el escocés acerca de su proceso de creación–. También identificas específicamente qué llevó (a Victor) a ese camino en el que está tan delirante, su ego está tan inflado y se cree casi un dios”. Y a McAvoy no le falta mucho para llegar a esa demencia, dice el escocés en broma, generando las risas cómplices de Radcliffe.

Ese sendero a la locura de Victor, que lo lleva a pelearse con su padre, no volver a la universidad y obsesionarse con su creación, lo aleja de todas las relaciones con su entorno, excepto de Igor, que siempre se mantiene fiel.

“Igor tiene una lealtad ciega hacia Victor desde que lo salva del circo y lo lleva a ese nuevo mundo de emoción y aprendizaje. Desde ese momento está completamente en deuda con él y al final de la película no hay nadie más que lo salve; Igor es la única persona que tiene en ese momento, el único a quien no ha alienado totalmente”, dice Radcliffe. La relación tirante de los personajes genera varios duelos de actuación entre McAvoy y Radcliffe, que alcanza la intensidad de una interpretación teatral. Es una complicidad que también se nota fuera de la pantalla, como cuando ambos se complementan sus respuestas.

“Logramos ser muy dinámicos en todos los niveles: dramático, físico, espacial. Constantemente se sintió que nos estábamos sorprendiendo y también al público, al director y a los productores. Y es que esta es una película inesperada, tú crees saber qué es ‘Frankenstein’, por eso es tan encantador cuando el filme empieza contigo (se refiere a Radcliffe) diciendo: ‘Ustedes creen que conocen la historia’, pero es muy diferente a lo que la gente espera”, asegura McAvoy.

McGuigan y el guionista Max Landis le imprimen altas dosis de humor a la historia, que además refleja en sus vestuarios y en su escenografía toda esa euforia que produjo la revolución industrial en Inglaterra. Pero el mensaje central sigue siendo la obsesión por la inmortalidad.

“Creo que es un producto de nuestra experiencia humana, tratamos de ser jóvenes todo el tiempo, todos queremos encontrar cremas que nos hagan más jóvenes, nos sometemos a cuchillos y cirugías para sentirnos jóvenes. Estamos hablando de sumar años a nuestra esperanza de vida, estamos obsesionados por vivir por siempre, y esa es una de las razones por las que este libro es tan importante y por las que esta película nació”, finaliza McAvoy.

La vida después de ‘Harry Potter’

Hace cuatro años se estrenó la última entrega de la saga cinematográfica de ‘Harry Potter’, un fenómeno mundial que catapultó a Radcliffe y que el actor británico sigue recordando con cariño. “Todavía estoy orgulloso de ese papel y es genial el hecho de que aún veas reacciones de la gente y que las personas que no estaban cuando la primera parte salió ahora estén siendo introducidas a las películas. Es maravilloso ver que eso continúa”, aseguró el actor.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
Cultura y Entretenimiento
Ciudad de México*.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.