Tiendas para comprar moda colombiana

Tiendas para comprar moda colombiana

Casa Santamaría, Liza y Bog Fashion Lab, tres lugares que traen el talento de diseñadores nacionales

notitle
20 de noviembre 2015 , 02:53 p.m.

Con la ropa de diseñador, muchas veces pasa como con las galerías de arte: se tiene la sensación que allí no se puede entrar, que eso es algo muy exclusivo, que todo allí es costoso y que no se puede ni mirar.

Pero no es así, a las galerías hay que entrar para ver y aprender, y si se puede, comprar. Y a las tiendas de diseñador hay que hacer lo mismo: entrar para desmitificar, conocer y comprar moda nacional.

Como en Colombia estamos en ese proceso de conocer a nuestros diseñadores, de querer vestirnos de forma original y no uniformarnos con el fast fashion, hay tiendas que reúnen a varios talentos nacionales en el mismo espacio. Es el caso de Casa Santamaría, Liza Concept Store y Bog Fashion Lab. No son las primeras, pero han abierto sus puertas este año para promover muestra moda.

Cinco diseñadores habitan la Casa Santamaría

En Casa Santamaría, en la Calle de los Anticuarios, cinco jóvenes y emprendedores diseñadores tiene cada uno su tienda. Al verlos juntos y oír sus historias, parece ese grupo de amigos que estudiaron al tiempo y se unieron para crear ese sueño del que hablaban cuando estaban en la universidad. Pero no, aunque tienen en común su juventud (no pasan de los 30 años) y que estudiaron en algún momento en Milán la carrera o una especialización, se conocieron en esta casa, que tiene 50 años. Aquí funcionaban oficinas de distinto tipo y ahora se convirtió en un punto que ofrece diseño colombiano con mucha calidad.

Está Paloma Martelo, nieta de Julia de Rodríguez, que no escapó al gusto de trabajar con cuero. Ella hace chaquetas (por lo pronto negras y vinotinto) con un toque roquero, pero elegante, con su marca Extension Leather Lab.

En Lacouture Maison, la diseñadora Stephanie Mattos ofrece trajes de gala bordados a mano que importa. Así comenzó su negocio hace tres años y ahora, en esta sede, se lanzó a tener su propia colección, inspirada en los años 50, la Costa Azul, Mónica Belucci y Brigitte Bardot. “Mis diseños son para una mujer sofisticada con glamour”, dice.
Al lado está su ‘competencia’: Velásquez, la marca que Diana Velásquez creó hace un año pensando en una línea prêt-à-porter, “con estilo minimalista, con prendas básicas que le permitan a la mujer enfrentar distintos eventos de la mañana a la noche”, dice.

El hombre del grupo, Ricardo Ballen, ofrece carteras, billeteras y accesorios en cuero con su marca Ballen Pellettiere.

Sus productos, hechos con pieles italianas, tienen una característica especial: están diseñados con base en seis lados, como las cabezas de los tornillos. “Yo quería hacer muebles y ahí los tornillos y tuercas son fundamentales, pero estudié marroquinería y me encantó”, explica.

Finalmente, está Laura Medina con Lunettes. Aunque también es diseñadora, se encarga de importar gafas de sol y monturas de marcas innovadoras, de alta calidad y con el encanto del diseño italiano.

Cuarenta propuestas en Liza Concept Store

En Liza hay diseñadores de Bogotá, Cali, Barranquilla y Medellín, entre otras ciudades del país. Claudia Rubio / EL TIEMPO

Una psicóloga y un abogado unieron su pasión por la moda en Liza Concept Store. Paola Martínez Betacourt y Juan Diego Perdomo abrieron hace un mes esta tienda en el centro comercial El Retiro, en la que reúnen a 41 diseñadores de ropa de mujer, de hombre, interior y accesorios, que eligen bajo criterios muy claros: “tienen que ser prendas muy bien confeccionadas; no queremos cosas comunes, queremos ropa con diseño, con propuesta”, dice Paola.

En un espacio amplio con aire industrial, cuelgan las creaciones de diseñadores como Argemiro Serna, Jorge Duque, Natalia Londoño, Manuela Álvarez, Isabel Caviedes, Juan, Whitman, Aldea, Daniel Batlle, entre otros. También se ofrecen las joyas de Sebastián Jaramillo, Mercedes Salazar, Pájara Limón, Ahawa y más, así como las carteras de Marcelo Calabrase.

“El diseño colombiano está en auge porque la gente se está educando en el tema de la moda y quiere diferenciarse, no salir uniformada de un almacén”, comenta Paola. Y agrega como ventaja: “A veces llegan por un diseñador y conocen a 40 más”.

El color es la clave de la tienda Bog Fashion Lab

En este momento, la tienda cuenta con los diseños de 15 creadores nacionales y hay espacio para más. Claudia Rubio / EL TIEMPO

Ese sabor y color caribe con el que ha vivido la barranquillera Andrea Díaz lo quiere reflejar en la tienda que montó este año: Bog Fashion Lab. “Para mí, el color es vida. La tienda es blanca, como si fuera un camerino de artista, para que las marcas la llenen de color. Quiero llevarle vida a los clientes cuando se vistan”, dice esta administradora de empresas, que trabajó diez años en el sector financiero, antes de ser una emprendedora en el mundo de la moda, que tanto le gusta.

Andrea asiste a las ferias de moda del país y está pendiente de lo que pasa en redes sociales para conocer a diseñadores emergentes. “Cuando veo algo que me gusta, abordo al diseñador, los contacto, conozco su tienda o taller y los invito a estar en este sitio”, dice.

En este momento tiene a 15 diseñadores de ropa y accesorios como Lía Samantha, Kelly Palacio, Belissa Pulido, Bartolomé Shoes, Antonioo, Réplica, Laura Metk y Ducky Black, entre otros. Cra 13 n. ° 78-98, local 3

EL TIEMPO
Twitter: @ndiazbrochet

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.