Promesas latinoamericanas contra el cambio climático

Promesas latinoamericanas contra el cambio climático

Efectos combinados de las iniciativas a nivel urbano en Latinoamérica son inspiradores. Análisis.

notitle
19 de noviembre 2015 , 09:26 p.m.

El año pasado se perfiló como el año más caluroso que se haya registrado, y el 2015 está en camino de romper ese dudoso récord. El cambio climático ya tiene un impacto en todos los rincones del mundo, y Latinoamérica no es la excepción.

Más que nunca, las tormentas y sequías extremas, el derretimiento de glaciares y la contaminación han hecho estragos. Tormentas extremas, como el huracán Patricia, que arrasó en Puerto Vallarta (México), ponen vidas en peligro, causan daños y dejan a miles, incluso a los gobiernos, haciéndoles frente a costosos esfuerzos de recuperación y a la pérdida de ingresos.

Durante el último año, los países de la región han mostrado su disposición para tomar medidas. Ven que aquellos países que actúan contra el cambio climático producen beneficios reales para sus ciudadanos, con empleos verdes, mejorando la salud al reducir la contaminación y creando una economía más equitativa.

En diciembre el mundo se unirá para llegar a un acuerdo que busca frenar los efectos del calentamiento global, limitando a 2 °C el aumento de la temperatura promedio del planeta.

Para garantizar el éxito de la reunión, Perú, país anfitrión el año pasado de la Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas; y Francia, país anfitrión este año de la COP 21, se han unido para exhortar a los demás países a que se comprometan de forma ambiciosa.

Las negociaciones climáticas de París en diciembre tienen cuatro pilares: un acuerdo global, las promesas climáticas de los países (contribuciones previstas determinadas a nivel nacional), la financiación para lograrlo, y las medidas de las autoridades locales y los agentes no estatales, como los grupos y empresas de la sociedad civil.

En las ciudades

Los alcaldes de algunas de las ciudades más grandes de Latinoamérica ya se han unido al Compacto de Alcaldes, y comprometido a reducir emisiones. El 80 % de la población de Latinoamérica vive en zonas urbanas, y los efectos combinados de las iniciativas a nivel urbano en Latinoamérica son inspiradores.

Los comercios, los agentes no estatales y las instituciones financieras también ofrecen su colaboración para lograr que se limite el aumento de la temperatura global a un máximo de 2 °C.

Los países de todo el mundo deben presentar sus metas para ayudar a garantizar que se logre ese objetivo. Algunos han planteado propuestas audaces, mientras que otros no han hecho suficiente.

Este es el momento para que todos los actores principales tomen medidas y formen un futuro sin amenazas climáticas para los latinoamericanos. Abordar este tema conlleva mucho más que llevar la cuenta de las emisiones. Implica mejorar el transporte público, crear ciudades más saludables, garantizar comunidades resistentes, estimular innovaciones, aumentar empleos, proteger nuestros recursos naturales y enviarle el mensaje al resto del mundo de que Latinoamérica es una fuerza que ejerce acción, busca soluciones y merece respeto hoy y en años venideros.

A continuación (nota anexa), las metas que se han trazado algunos países de Latinoamérica. Muchas pueden fortalecerse, y dependerá de los activistas dentro del país y de muchos de nosotros –como ciudadanos del mundo– que se fomenten compromisos significativos y se tenga la perseverancia necesaria para garantizar que la región logre una fuerte presencia en la COP de París y más allá de ella.

Las metas

Argentina

Reducción incondicional del 15 por ciento en emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030.

Brasil

Reducir los gases de efecto invernadero en el 43 por ciento para el 2030. Expertos opinan que deben abordar la deforestación.

Chile

Merma incondicional de un 30 por ciento en la intensi- dad de carbono para 2030.

Colombia

Reducir en un 20 por ciento sus gases de efecto invernadero para el 2030.

Costa Rica

Ser carbono neutral para el 2021, pese a la dependencia del apoyo económico externo.

Rep. Dominicana

Reducción condicional de gases de efecto invernade- ro para 2030 de un 25 % bajo los niveles del 2010.

Guatemala

Reducción de un 11,2 % en gases efecto invernadero para el 2030. Llegar al 22,6 depende del apoyo técnico y financiero extranjeros.

México

Reducción en gases de invernadero en el 22 % por debajo de su tendencia, y reducir el carbono negro en 51 %, para el 2030.

Honduras

Reducir el 15 por ciento en sus gases de efecto invernadero para el 2030.

Paraguay

Reducción incondicional del 10 % en sus gases de invernadero para el 2030.

Perú

Reducción incondicional de 20 % en gases de efecto invernadero para el 2030.

Uruguay

Reducción incondicional de un 10 % de sus emisiones de gases para el 2030.

ADRIANNA QUINTERO
Directora La Onda Verde

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.