Caso de cerebro de ataques en París revela falla en seguridad europea

Caso de cerebro de ataques en París revela falla en seguridad europea

Antes de los atentados, los gobiernos europeos creían que Abdelhamid Abaaoud seguía en Siria.

notitle
19 de noviembre 2015 , 08:57 p.m.

El belga Abdelhamid Abaaoud, supuesto autor intelectual de los ataques perpetrados por el grupo Estado Islámico el viernes en París, murió durante una operación policial en el norte de la capital, confirmó ayer el Gobierno francés, poniendo fin a la caza de uno de los hombres más buscados de Europa.

Las autoridades informaron de la identificación del cadáver destrozado de Abaaoud gracias a sus huellas dactilares, tras la operación policial del miércoles, en la que murieron al menos dos personas, incluida una mujer que se suicidó con explosivos.

“La araña en la red ya no es un peligro”, dijo el ministro de Justicia belga, Koen Geens, calificándolo de un “avance”. El cuerpo fue hallado entre los escombros, afirmó el fiscal de París en un comunicado, y agregó más tarde que no está claro si Abaaoud detonó un cinturón con explosivos. El militante belga de 28 años, de origen marroquí, fue acusado de orquestar los ataques coordinados del viernes en París con bombas y fusiles. Siete asaltantes perecieron en los atentados y un octavo sospechoso, Salah Abdeslam, sigue prófugo.

El primer ministro francés, Manuel Valls, dio ayer la noticia al Parlamento, y los legisladores la aplaudieron mientras votaban para extender el estado de emergencia en el país por otros tres meses.

“Sabemos hoy (...) que el autor intelectual de los ataques –o uno de ellos, sigamos siendo cautos– estaba entre los muertos”, dijo Valls a periodistas.

Destacado reclutador

Antes de los ataques, Abaaoud ya era uno de los reclutadores más importantes del grupo EI en Europa, con un perfil destacado en la revista online en inglés del grupo, Dabiq, donde se jactó de cruzar las fronteras europeas para perpetrar atentados.

El Estado Islámico atrajo a miles de jóvenes europeos, y Abaaoud es considerado una destacada figura en la tarea de convencerlos para enrolarse, sobre todo en Bélgica. Aunque su rápida eliminación será vista como un gran éxito por las autoridades francesas, su presencia en París centrará la atención en la dificultad de los servicios de seguridad europeos para controlar las fronteras del continente.

Antes de los ataques, los gobiernos europeos creían que Abaaoud seguía en Siria. “Es una gran falla”, dijo Roland Jaquard, del Observatorio Internacional para el Terrorismo.

Funcionarios franceses pidieron cambios en el sistema de fronteras abiertas europeo de Schengen, que no suele vigilar la entrada y salida de ciudadanos de sus 26 países. Cientos de miles de sirios están llegando a Europa como refugiados en los últimos meses, incluida al menos una persona con un pasaporte hallado en la escena de los ataques.

Contra la barbarie

Los diputados de la Asamblea Nacional francesa aprobaron, por 551 votos a seis, ampliar por tres meses el estado de emergencia, que permite a la policía registrar viviendas sin orden judicial e imponer arrestos domiciliarios a sospechosos. “Esta es la respuesta rápida de una democracia enfrentada con la barbarie. Esta es la respuesta legal efectiva frente a una ideología del caos”, dijo Valls al Parlamento.

Oficiales fuertemente armados ingresaron a la casa donde se escondía Abaaoud, en el suburbio parisino de Saint Denis, antes del amanecer del miércoles, provocando un gran tiroteo y múltiples explosiones.

Funcionarios dijeron el miércoles que murieron dos personas en la redada, incluida una atacante suicida con bomba que se inmoló. Científicos forenses intentan determinar si pereció una tercera persona. Hubo ocho arrestos.
En la actualidad, Francia no sabe si Salah Abdeslam está en el país o huyó a Bélgica, ni si hay más grupos directamente relacionados con él, reconoció Valls.

“La amenaza está ahí. En este punto de la investigación no sabemos si hay grupos o individuos directamente ligados al ataque de la noche del viernes en París y Saint Denis”, afirmó en una entrevista concedida a la cadena de televisión France 2. “No sabemos aún, uno puede imaginarse. Por eso, la amenaza sigue ahí”, agregó.

Fuentes policiales indicaron que la célula terrorista de Saint Denis planeaba un nuevo ataque en el distrito de negocios parisino de La Defense.

Refugiados

Valls indicó también que alguno de los autores de los atentados se aprovechó de la reciente crisis migratoria para penetrar en el país. “Esos individuos se aprovecharon de la crisis de refugiados, principalmente en el momento de caos, tal vez para que algunos de ellos se colaran”, afirmó, admitiendo no saber cómo entró Abaaoud en Francia.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.