La historia del empresario llanero implicado en ataque con ácido

La historia del empresario llanero implicado en ataque con ácido

La víctima no reconoció en fotos a José Rodolfo Torres Hurtado.

19 de noviembre 2015 , 07:50 p.m.

José Rodolfo Torres Hurtado, el hombre implicado en el atentado con ácido a una joven universitaria en la capital del país, el pasado 2 de septiembre, es padre de tres hijas.

Las autoridades aún no logran establecer cuál fue la causa por la que este empresario de 40 años, oriundo de Villavicencio, resultó involucrado en un ataque de esas características contra Yenny Pardo Roa, estudiante de administración de empresas de la Universidad Cooperativa.

Torres Hurtado salió hace varios años de Villavicencio y se estableció en Bogotá, donde montó una empresa de servicio de aseo y desinfección, ubicada en el exclusivo sector del barrio Chicó, donde además reside.

Continuamente viajaba a la capital del Meta a visitar a su familia. Y fue aquí donde hizo contacto con Háiver Andrés Vásquez, alias ‘Mechizorro’, el hombre que le lanzó el químico a la universitaria, afectando el 26 por ciento de su cuerpo con quemaduras de segundo y tercer grado.

Sobre las causas del violento ataque, tanto la Policía como la Fiscalía inicialmente analizaron la posibilidad de que se trataba de un crimen pasional.

Sin embargo, cuando la joven vio las fotos de Torres Hurtado afirmó que no lo conocía, lo cual es el objeto de verificación.

Los seguimientos al empresario llanero establecieron que tiene un récord de 45 viajes al exterior, incluidas visitas a Estados Unidos, Panamá y Europa.

En uno de esos viajes fue capturado en el aeropuerto El Dorado, de Bogotá, por falsedad en documento público, al parecer por un pasaporte.

Con relación a los hechos de septiembre, la Policía cuenta con 70 videos captados por cámaras de locales comerciales y de apartamentos en los que aparece Torres Hurtado con ‘Mechizorro’, momentos antes del ataque a la universitaria.
Además, la Fiscalía cuenta con información de llamadas a celular que cruzaron los implicados días antes del ataque y el mismo día de los hechos.

A esto le suman testimonios de personas de la zona de los hechos, en la avenida Caracas con calle 39, en el barrio Teusaquillo.

Hasta ese lugar llegó ‘Mechizorro’ en un taxi. Le dijo al conductor que lo esperara que iba a recoger a un hijo. Pero en realidad le lanzó el ácido a la joven y luego regresó al vehículo de servicio público y huyó.

El conductor del taxi dijo a las autoridades que lo llevó hasta la carrera 13 con calle 59, en Chapinero, y no lo volvió a ver.

LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.