Contratación de las motos eléctricas no fue irregular: Petro

Contratación de las motos eléctricas no fue irregular: Petro

El Alcalde habló de citación de la Fiscalía y dijo que no ordenó beneficiar a alguien en particular.

notitle
19 de noviembre 2015 , 07:15 p.m.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aseguró este jueves que el contrato de 100 motos eléctricas para el servicio de la Policía Metropolitana “no fue una compra irregular” y que su administración no dio instrucción para beneficiar a una persona en particular.

“Cualquier investigación que intente demostrar que el Alcalde de Bogotá le pidió a alguno de sus funcionarios el beneficio particular a una persona en un contrato público no va a poder demostrarlo porque eso jamás lo hemos hecho”, señaló Petro, en entrevista con ‘W Radio’.

El Alcalde entregó estas declaraciones en respuesta a la notificación de la Fiscalía de una citación para el próximo 27 de noviembre, en el marco del proceso que se adelanta por presuntas irregularidades en el contrato de estos vehículos.

Además, se refirió a la revelación de EL TIEMPO sobre la presencia de un representante de la firma que ganó el polémico contrato (Northbound Technologies S. A.) en un acto público donde Petro anunció la compra de las motos.

El saliente alcalde afirmó que no conocía a Carlos Andrés Vaca Jiménez, representante legal de esa compañía, y que se trataba de un acto en el que no hubo invitaciones.

“Ese señor probó una moto eléctrica en la Plaza (de Bolívar), no en la Alcaldía. No tengo ni idea quién era la persona ni por qué probó la moto. En el acto público no había invitaciones”, manifestó.

Petro, además, indicó que los mantenimientos a las motos eléctricas han sido rutinarios y que el informe de la Contraloría, en el que se asegura que la mayoría no funcionaba, no es cierto. "Las motos funcionan", agregó.

Así mismo, según él, hace dos años indagó a uniformados de la Policía en el barrio Patio Bonito, localidad de Kennedy, por la experiencia en el trabajo con las motos. “Las respuestas que recibí de agentes de la Policía era que les habían parecido formidables”, dijo Petro.

Los vehículos fueron adquiridos a través de un polémico contrato firmado en agosto del 2012 por cerca de 4.000 millones de pesos. El entonces gerente del Fondo de Vigilancia, César Augusto Manrique Soacha, le dio luz verde al contrato y, de acuerdo con las investigaciones, no se habría convocado a una licitación pública para adjudicarlo, sino que se hizo de manera directa a la firma Northbound Technologies S. A.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.