¿Cómo pensamos y sentimos?

¿Cómo pensamos y sentimos?

Analizar la actividad eléctrica cerebral es útil para explorar esta pieza central del organismo.

notitle
18 de noviembre 2015 , 08:03 p.m.

Vas por un callejón oscuro y sale a tu encuentro un perro que ladra, amenazándote o saludándote. De la identificación de lo que el animal hace dependen tus acciones a seguir. Supongamos que tu percepción indica que te ataca: estás a punto de morir del susto.

Un frío te recorre de arriba abajo por la médula espinal, esa gran autopista del sistema nervioso a lo largo de la cual las sensaciones hacen un veloz recorrido que las lleva desde los órganos de los sentidos, que las perciben, hasta la amígdala, que las procesa, determina sus características y las envía a las otras partes del cerebro para que decidan tus reacciones ante determinados estímulos -el susto que te produce el feroz ladrador, en este caso-.

La amígdala es una pequeña masa con forma de almendra en cuyo interior se acumula un conjunto de núcleos de neuronas, cuya activación permite la identificación de los fenómenos agradables y desagradables. Se cree además que gracias a ella un individuo puede reconocer la tristeza, el asco, la rabia y la alegría que sienten otras personas. La amígdala se ubica en lo profundo del cerebro, más exactamente en el lóbulo temporal.

El temporal es uno de los cinco lóbulos en que se divide el cerebro. Los otros son el frontal, el occipital, el parietal y la ínsula, y cada uno de ellos tiene funciones específicas en el procesamiento de los estímulos y en tu relación con el medio. La otra división del cerebro se da entre sus dos hemisferios, el derecho y el izquierdo.

Amígdala, lóbulos, hemisferios: estos son apenas algunos de los muchos componentes del cerebro y del sistema nervioso, un sofisticadísimo entramado de tejidos, células y otros elementos gracias al cual sentimos, pensamos, recordamos, somos y estamos. A lo largo y ancho de todos estos componentes se encuentran las neuronas, células fundamentales que al comunicarse entre sí, por una estructura llamada sinapsis, transmiten la información necesaria para que interactúes con el entorno y para que, sobre todo, seas tú mismo.

La sinapsis neuronal es posible gracias a una acción eléctrica, de tal magnitud que se puede registrar la energía producida en ella conectando electrodos en el cuero cabelludo. Estos electrodos registran el intercambio de iones entre grupos de neuronas y a dicho registro se le conoce como electroencefalografía.

¿Para qué sirve todo esto? ¿Qué utilidad práctica tiene el comprenderlo?

La corteza es una especie de envoltura que forma los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro. En ella tienen lugar la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la toma de decisiones. Cada una de estas actividades genera electricidad y el registro de la misma permite evaluar los procesos cognitivos y emocionales.

Esta técnica ha sido ampliamente utilizada para describir marcadores biológicos (sustancias o procesos presentes en el organismo, útiles para el diagnóstico de enfermedades) en poblaciones sanas y en aquellas con alteraciones cognitivas o de comportamiento.

En nuestro medio, el Grupo de Neurociencias de Antioquia, de la Universidad de Antioquia, ha desarrollado diferentes proyectos orientados a describir las diferencias en los procesos cerebrales en patologías como el Déficit de Atención e Hiperactividad, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.

Igualmente, ha trabajado en la descripción de la manera como excombatientes del conflicto armado colombiano procesan sus emociones. Los resultados de estos proyectos han permitido avanzar en la búsqueda de nuevas técnicas para la detección temprana de alteraciones en las funciones cerebrales.

La electroencefalografía clínica estudia la actividad eléctrica de las neuronas, lo que permite evaluar el estado general del cerebro y cómo reacciona frente a situaciones de estrés. A partir de esto, los especialistas pueden, por ejemplo, diagnosticar casos de epilepsia y trastornos del sueño.

El Grupo de Neurociencias de Antioquia ha desarrollado diversas investigaciones que lo ponen a la vanguardia de la lucha contra enfermedades como el Alzheimer. En esta, los pacientes primero empiezan a perder la memoria y luego sufren un deterioro progresivo de sus habilidades mentales y funcionales.

El trabajo del Grupo le ha permitido identificar cambios o alteraciones en un proceso biológico antes de que aparezca un síntoma o enfermedad, de manera que si bien en casos como el del Alzheimer hasta el momento no existe una cura, sí se están desarrollando algunos medicamentos que pueden retardar el inicio de la enfermedad y, cuando este se produce, contener aunque sea un poco su avance.

En conclusión, el proceso de registro y análisis de la actividad eléctrica cerebral se convierte día a día en una herramienta útil en la exploración y evaluación de los procesos que tienen lugar en esta pieza central de nuestro organismo, permitiendo dilucidar cada vez más sus características.

Así mismo, el avance en las investigaciones en este campo abrirá nuevas puertas para el abordaje y el tratamiento de las patologías que afectan al sistema nervioso. El mismo que, en su conjunto, permite que una vez el perro te ladra seas capaz de darte cuenta de si te va a morder o no y qué hacer para evitarlo. ¿Tratarás de escapar? ¿Te agacharás ante la fiera y acariciarás su lomo?

 César Alzate Vargas
Versión periodística del texto ¿Cómo pensamos y sentimos?, de David Antonio Pineda Salazar y Carlos Andrés Tobón Quintero, Grupo de Neurociencias de Antioquia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia.
http://www.propiedadpublica.com.co/

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.