'Pride': el humor enfrenta al prejuicio

'Pride': el humor enfrenta al prejuicio

La comedia cuenta cómo la comunidad Lgbti ayudó a un pueblo minero en huelga, pese a las diferencias.

notitle
18 de noviembre 2015 , 04:43 p.m.

¿Qué pasa cuando dos grupos que no se pueden ni ver terminan unidos por una causa común?
Esa fue la pregunta que se hizo el guionista británico Stephen Beresford cuando decidió asumir el reto de contar una historia acerca de esos contrastes y, a la vez, llamar la atención acerca de conceptos universales como la solidaridad y la tolerancia.

Sin enredarse en armar una ficción, Beresford retomó el conflicto entre la primera ministra británica Margaret Thatcher y el Sindicato Nacional de Mineros que se encontraba en huelga en 1984 y que tuvo una situación interesante cuando la comunidad gay decidió apoyar la lucha de los trabajadores.
De ahí se gestó Pride, un filme que se estrena hoy en Colombia y que cuenta, con una dosis equilibrada de humor y drama, el difícil encuentro entre dos grupos que protestaban por que se les reconocieran sus derechos, a pesar de tener diferencias y conflictos.

“Hay una tradición en el cine británico de tratar grandes temas sociales y hacer comedias sobre ellos, de hacer películas divertidas y tristes al mismo tiempo. Estoy orgulloso de ser parte de esa tradición, porque es muy de mi país. El cine americano no lo hace, el francés tampoco”, le contó a EL TIEMPO Beresford, al referirse a la naturaleza jocosa y reflexiva que tiene esta producción.

Pride está en la lista de filmes, como The Full Monty, Billy Elliot o The Commitments, que intenta contar una historia británica hasta la médula, pero con la capacidad de emocionar a través de conflictos cotidianos cargados de mucha ironía.

Se trata de una comedia que hace reír y llorar, que no se asusta a la hora de confrontar los prejuicios y de mostrar otras luchas y otro poder como el de las mujeres, esenciales en el proceso de entendimientos entre los grupos protagonistas.

“Acerca de las mujeres, me enorgullece que Pride no se centra en mostrarlas con el afán de conseguir marido, perder peso, enamorarse o desenamorarse. Ellas hablan de política, luchan y se muestran como trabajadoras, inteligentes y comprometidas. De alguna manera ya no tienen nada que perder ante unas comunidades amenazadas en las que ellas tienen que emerger”, explica el guionista.

Según Beresford, no se tomó mucho tiempo en escribir la historia, lo difícil fue llevarla del papel a la pantalla.
“En principio, mucha gente temía que no fuera comercial. La historia, que para mí es asombrosa, no terminaba de convencer. Algunos me decían que la hiciera más pequeña (...), llévala a la radio o a la televisión, pero yo siempre sentí que pertenecía al cine”, agrega.

La terquedad de Beresford y la complicidad del realizador Matthew Warchus (que dirigió Simpático, con Nick Nolte y Sharon Stone, en 1999) se materializó en un rodaje con protagonistas de lujo de la cinematografía inglesa, como Bill Nighy, Imelda Staunton, Dominic West y Paddy Considine.

Así mismo, dio pie a una nominación al Globo de Oro, en la categoría de mejor película comedia o musical este año, y recibió un Bafta (el Óscar británico) como mejor debut de un guionista, productor o director, que quedó en manos de Beresford y el productor, David Livingstone.

La crítica también ha reconocido el alma bondadosa de Pride. “Es cine de sonrisas y lágrimas con trasfondo social (...), no esconde que busca el aplauso del público. Y lo consigue”, fue el comentario de Robert Salvans, de la revista de cine Fotogramas.

“Para mí, es un filme de un encuentro que generó cambios en todos los sentidos y que a todos les transformó un poco la vida. Por ejemplo, cuando las mujeres de los mineros conocieron a las lesbianas, levantaron una protesta por un periódico en el que salía una mujer con el torso desnudo y dijeron: ‘paran esto o les toca poner una foto de un hombre sin ropa en el siguiente número’ ”, finaliza el guionista.

Andrés Hoyos Vargas
Cultura y Entretenimiento
En Twitter: @AndresHoy1

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.