Cámara ardiente para el Maestro Calixto Ochoa en Sincelejo

Cámara ardiente para el Maestro Calixto Ochoa en Sincelejo

Será velado en la capital sucreña, y expuesto en cámara ardiente en la Plaza Cultural de Majagual.

notitle
18 de noviembre 2015 , 02:40 p.m.

Con un sentido homenaje postumo, Sincelejo le dará el último adios al maestro Calixto Ochoa, gran ícono de la música vallenata y corralera.

Luego de un consenso familiar y respetando la última voluntad del compositor vallenato, César Ochoa, hijo del prodigio musical, le confirmó a El Tiempo que su padre será sepultado en Valencia (Cesar), pero antes lo velarán en la Funeraria Los Ángeles de la capital sucreña. Luego pasará a ser expuesto en cámara ardiente en la legendaria Plaza Cultural de Majagual, a partir de las 5 de la tarde de este miércoles.

"A pesar de no ser de aquí Sincelejo lo acogió como un hijo de esta ciudad en la que vivió más de media vida. Se dejará un día aquí para que sus amigos lo vean y luego viajaremos a Valledupar mañana jueves, para posteriormente llevarlo hasta su última morada en Valencia (Cesar)", dijo el musico César Ochoa.

Fuentes de la Alcaldía de Sincelejo, organizadoras del homenaje póstumo, confirmaron a El Tiempo que se le entregará un reconocimiento a los familiares de Calixto Ochoa.

"Se nos va el último juglar que nos quedaba. Dándole gracias a Dios por tantas alegrías y por habernos permitido disfrutar de esa magnifica inteligencia de mi padre. Nos deja sus canciones por siempre y eso es eterno. Es el mejor recuerdo", puntualizó con voz melancólica César Ochoa.

Resaltó de su padre, la sencillez, la nobleza y el amor que les entregó a sus 9 hijos.

Su padecimiento y su historia

Tras cuatro días de haber sido internado de urgencia en una clínica de Sincelejo, por una segunda isquemia cerebral, el maestro Ochoa, falleció en la mañana de este miércoles en la Uci de la Clínica Santa Marìa.

El compositor e interprete musical dejó de existir a las 6:40 a. m., a pesar de que había mostrado una leve mejoría, según lo confirmó el parte médico de la Clinica en la que permanecía. Ingresó a la 1 p. m. del pasado sábado.

Su hijo Cesar Ochoa, explicó que era necesario esperar su respuesta durante 72 horas en la UCI, tiempo que era decisivo para su evolución.

Sin embargo, los múltiples padecimientos de salud del maestro complicaron su estabilidad, por lo que recibía valoración medica especializada, debido a que era un enfermo renal crónico, diabético y con problemas pulmonares, con antecedentes de isquemia cerebral y neumonía.

“Se nos fue un ícono de la música. Los sabanales están de duelo tras muerte de Calixto Ochoa, uno de los más grandes compositores de música vallenata y tropical del Caribe y a nivel nacional. Era una persona humanitaria y bondadosa”, explicó Oswaldo Calao, integrante de los Corraleros de Majagual.

En horas de la mañana, en la clínica donde falleció, comenzaron a ingresar sus familiares y a rodear el lugar allegados, seguidores y conocedores de su música.

El músico nació en Valencia (Cesar), el 14 de agosto de 1934. Se sumergió en el mundo del folclor desde muy temprana edad y a sus 19 años dejó de vivir con sus padres para dedicarse al canto y a las correrías musicales en los pueblos del Caribe.

En 1956, se radicó en Sincelejo, donde cimentó su hogar con Dulsaine Bermúdez, en el barrio La Terraza. Su primera grabación, 'El lirio rojo', la realizó ese mismo año, bajo el respaldo del sello ECO, ya desaparecido en Sincelejo. Esta obra musical le abrió puertas y lo lanzó al estrellato.

Hizo parte de la agrupación musical Los Corraleros de Majagual y posteriormente conformó su propia agrupación musical.

Ochoa Campo fue compositor de grandes temas como Marilí, Los Sabanales, El Calabacito, A Playas Marinas, El Africano, entre otros. Se coronó Rey Vallenato en el Festival de 1970 con los temas El Gavilán Castigador y La Puya Regional.

Homenaje en Valledupar

En la mítica plaza Alfonso López, donde Calixto Ochoa se coronó Rey Vallenato y engalanó muchas noches con sus melodías, será homenajeado.

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, la Gobernación del Cesar y la Alcaldía de Valledupar, preparan los honores,

“Calixto Ochoa es el más grande de los juglares integrales, polifacético y prolífico, realmente su obra es inmensurable, por eso estamos disponiendo toda la infraestructura posible para que este tributo nacional esté acorde con el personaje que nos dejó un legado invaluable”, indicó el alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás.

 

Luz Victoria Martinez
Especial para El Tiempo
Sincelejo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.