Beisbolista accidentado en avioneta relata 'el milagro' que lo salvó

Beisbolista accidentado en avioneta relata 'el milagro' que lo salvó

Abelardo Paz sobrevivó al siniestro. Viajó junto a Jordan Gálvez, el deportista que murió.

notitle
18 de noviembre 2015 , 01:18 p.m.

Abelardo Paz Agudelo, ‘catcher’ de la Liga Antioqueña de Béisbol, reconoce que experimentó algo de ansiedad antes de subirse a la avioneta que lo trasladaría de Acandí (Chocó) a Medellín en la mañana del miércoles.

El temor normal de un vuelo y la frustración de volver a casa sin el título de campeones en los Juegos Nacionales se disipó con los buenos deseos de su novia, Melisa Moreno.

Abelardo subió sus maletas a la aeronave y cerca de las 10:00 a.m. se ubicó en el segundo puesto, de adelante hacia atrás, justo al lado del ala, y de su compañero Jordan Gálvez Ortiz, amigo y segunda base del equipo.

Al momento del despegue, notó que la avioneta iba más pesada de lo normal y no logró suficiente altura para emprender el vuelo. Luego, en un instante chocaron contra algo, contra un poste o una palma. “El recuerdo es vago”, cuenta.

A Abelardo le entró un vacío en el estómago, el mismo que había experimentado en una montaña rusa. La avioneta se desplomó y por su cabeza alcanzó a pasar la idea de que el miércoles 17 de noviembre sería su último día.

De lo ocurrido después, solo tiene memoria del grito de uno de sus siete compañeros, de la oscuridad, del polvo y de la gente arrastrándolo para sacarlo de la aeronave.

 


Abelardo sufrió una contusión en la cabeza. Aunque el deportista de 20 años alcanzó a ver un derrame de combustible, la poca altura del desplome no alcanzó a incendiar los restos de la aeronave. “Fue un milagro. Salí de esas latas vivo y volví a nacer”, señala el joven.

El ‘catcher’ fue remitido al hospital de Acandí. Además, Vio que Jordan también llegó, grave, pero con vida. Luego, dejó de ver a sus compañeros. Tampoco supo de sus pertenencias: maleta, celular, documentos... todo desapareció y pasó al último plano de importancia para él.

Los ocho jugadores de la Liga Antioqueña de Beisbol fueron ubicados en espacios individuales.

A Abelardo lo saturaron en la parte frontal de la cabeza y cuando lo estabilizaron, los médicos le dieron la noticia que ya corría por los medios del país: falleció Jordan Gálvez, de 25 años, estudiante de comunicación social y periodismo en la Universidad de Medellín, el mismo con el poder de mantener unido al equipo en circunstancias difíciles y el talentoso deportista que fue fichado y becado por los Piratas de Pittsburgh, en Estados Unidos.

Mientras tanto, Melisa Moreno recibió la noticia con una llamada de su padre. Dormía un rato después de su entrenamiento de natación, esperando que su novio le avisara que aterrizó.

“No pude responder. Le entregué el teléfono a mi hermana y arranqué a llorar. Solo pensé en hablar con mi mamá o con mi abuela, y cuando logré ubicarlas entendí lo que estaba pasando”, expresa.

Entre la llamada y la confirmación de que Abelardo estaba vivo pasaron tres horas. Los avances de los medios de comunicación y las suposiciones de amigos y deportistas en redes sociales mantenían la tensión. Melisa se empeñó en calmar a los padres de su novio y en rebuscar esperanza para todos los que necesitaban.

Después de la 1 de la tarde le confirmaron que Abelardo había sobrevivido, pero solo hasta la noche pudo comunicarse con él. Entonces, él le expresó que nada le dolía, pero que la noticia de su amigo lo había golpeado hondo a él y a sus seis compañeros sobrevivientes.

Los deportistas, por su parte, ya estaban en la Clínica Panamericana de Apartadó, donde solo uno de ellos ingresó a cuidados intensivos, mientras el resto, incluido Abelardo, se recuperaron de manera satisfactoria.

“Reflexioné más sobre la vida entre ayer a hoy que en mis 18 años. Aparte del milagro, esta es una oportunidad que se nos da a todos para empezar de nuevo”, manifiesta Melisa.

A Abelardo le queda la sensación de que las cosas pudieron ser distintas de haber habido más cuidado por parte de los dueños y administradores de la aeronave, a quienes desconoce.

El beisbolista, nacido en El Cerrito, Valle del Cauca, llegó a Medellín hace tres años para entrar a la liga antioqueña, y en enero irá a Oakland, California, donde fue becado para jugar y estudiar.

Abelardo ya fue dado de alta de la Clínica Panamericana y es trasladado a Medellín en un helicóptero de la Gobernación de Antioquia, el cual tuvo que aterrizar en el municipio de Cañas Gordas por mal tiempo.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.