'Hay mal manejo de residuos en Doña Juana': CAR

'Hay mal manejo de residuos en Doña Juana': CAR

En el relleno, según el informe, no hay sistemas de captación de fluidos.

notitle
17 de noviembre 2015 , 10:30 p.m.

La falta de un sistema de captación de aguas lluvias y del líquido que expulsa la basura, además de no cumplir con los diseños establecidos para manejar los residuos sólidos, es solo uno los problemas hallados por la Corporación Autónoma Regional (CAR) al hacer un informe técnico del relleno sanitario Doña Juana.

El estudio se realizó en la misma zona donde se presentó una emergencia el pasado 2 de octubre, tras el desprendimiento de un talud de basura en el lugar.

En ese entonces, la directora encargada de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), Nubia Herrera, quien renunció ocho días después de la emergencia, había afirmado que lo ocurrido en el sanitario no había sido grave y que todo estaba bajo control.

Sin embargo, la comunidad denunció presuntas irregularidades en la disposición de residuos, por lo que la CAR realizó visitas en las que encontró, por ejemplo, que en el relleno no hay un sistema que capte el agua lluvia, “condición que contribuye a la infiltración de dichos flujos, y por ende una saturación del material”, se explica en el informe técnico.

Además, se encontró que debido a la gran cantidad de desechos que se arrojan, aproximadamente 6.000 toneladas diarias, y que contienen materiales líquidos, se generan fraccionamientos en los bloques de basura y, por ende, grietas.

Lo anterior, de acuerdo con la CAR, hace que se acumulen líquidos en el suelo y que salgan gases hacia el ambiente, por lo que se puede generar remoción de materiales, como sucedió hace más de un mes.

Otro de los descubrimientos es que la conformación de los taludes (bloques de basura) “no coincide con los diseños establecidos en la licencia ambiental aprobada para el manejo de terrazas”.

Alfred Ballesteros, director de la CAR, insistió en que no se está haciendo un buen manejo de los líquidos que salen de los desperdicios, los cuales forman charcos de agua, más conocidos como lixiviados: “La planta que tiene hoy para el tratamiento de lixiviado no permite cumplir con los parámetros de la calidad de agua, y aunque el Distrito y el operador del relleno han hecho inversiones importantes en este tema, no se está cumpliendo la norma y por eso decidimos sancionarlos”, explicó.

La sanción impuesta hace dos semanas a la Unidad de Servicios Públicos (Uaesp) y al operador del relleno asciende a 400 millones de pesos. Ballesteros dice que el relleno de Doña Juana es un problema latente de la ciudad y que debe ser una de las prioridades para tratar por parte de la nueva administración el próximo año.

Entre las recomendaciones que hace la CAR está la de establecer cuál será el nuevo destino en el que se van a disponer los residuos sólidos, pues la entidad asegura que en sus estudios se prevé que este relleno tenga una vida útil no más allá de los siete años.

No obstante, luego de la emergencia del 2 de octubre, Tadeu Coletti, director ejecutivo del relleno, afirmó lo contrario: “Doña Juana es un predio de 592 hectáreas y, al revisar los estudios técnicos, la vida útil se puede aumentar hasta el 2030, pero teniendo en cuenta el ingreso actual de residuos (6.200 toneladas por día)”.
El llamado de la entidad regional es a que los ciudadanos de Bogotá tomen conciencia y eviten producir tantos residuos. “Los bogotanos debemos contribuir para que se reduzca esa producción”, concluyó Ballesteros.

Lo que exige la entidad

Entre las recomendaciones que hace la Corporación Autónoma Regional (CAR) al Distrito y al operador del relleno está la de retirar de manera adecuada, y con el apoyo de personal idóneo, el material del talud que se removió el pasado 2 de octubre. Esto con el fin de reparar el área afectada, según los diseños establecidos en la licencia ambiental aprobada.

Además, se insiste en revisar y hacer estudios de los filtros y realizar el control de gases y medición de lixiviados, chimeneas y otros sistemas del relleno de Doña Juana para entregarle un informe a la CAR.

Es necesario que, para evitar que se vuelva a presentar otra emergencia, se implementen sistemas que permitan captar, manejar y disponer los líquidos que salen de los taludes en la zona donde se presentó la remoción. “De igual manera, contar con adecuados equipos de soporte para el manejo de flujos durante las acciones de reconformación y adecuación de la zona, ya que se pueden presentar fuertes y/o prolongadas precipitaciones”, se advierte en el informe.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.