Ojo con los filtros

Ojo con los filtros

Inquieta saber que un fugitivo haya franqueado con tanta facilidad los controles de aeropuertos.

17 de noviembre 2015 , 08:30 p.m.

Hay que felicitar a la Policía Nacional por la recaptura, la semana pasada, en Bogotá, de Alexánder Urrego, peligroso individuo líder de una banda de asaltantes de apartamentos, quien hacía dos años había protagonizado una cinematográfica huida mientras asistía a una cita médica.

Pero así como es una buena noticia el trabajo exitoso de la institución policial, los detalles que este dejó al descubierto preocupan. En particular la manera como Urrego, valiéndose de una cédula por la que habría pagado 15 millones de pesos, logró durante todo este tiempo esconderse de las autoridades.

Según reveló una fuente de la Sijín, dicho documento tenía todos los elementos de uno válido, salvo la foto, que había sido modificada para insertar la del prófugo. Gracias a él obtuvo un pasaporte y con ambos documentos salió y entró al país en por lo menos ocho oportunidades. La anomalía no fue detectada por ninguno de los filtros que debió franquear en sus pasos por los controles de emigración e inmigración del aeropuerto El Dorado.

Es de esperarse, entonces, que el esfuerzo que permitió volver a dar con quien era un aliado del capo ‘Pijarvey’, recientemente abatido, continúe para poder dar con quienes hoy ofrecen identidades falsas a cambio de altas sumas. Vale anotar que en este caso la caída se produjo por una delación, no porque el documento adulterado lo hubiese puesto en evidencia.

Inquieta saber que un ciudadano buscado por la ley haya podido llevar a cabo estas andanzas a través del principal aeropuerto del país, al que se le ha dotado de la más avanzada tecnología. De ahí que sea necesario no solo desarticular la organización que provee estos “servicios” ilegales, sino revisar al detalle los controles en este y otros terminales aéreos, marítimos y terrestres. Al tiempo, hay que cerciorarse de que no persistan en Migración Colombia manzanas podridas, como aquellas que este año fueron aprehendidas por hacer parte de una banda que, a cambio de fuertes sumas, permitía el paso de personas con órdenes de captura vigentes. En este asunto nunca se puede bajar la guardia.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.