Sobre la paz

Sobre la paz

Que se llegue solo a acuerdos realmente aceptables y se los ratifique en forma legal.

17 de noviembre 2015 , 06:53 p.m.

Exprésole gratitud y felicitación por su editorial ‘Mirada a La Habana’ (15-11-15), por cumplir con el deber patriótico de poner claramente de presente algunas de tantas cosas que se han de tener en cuenta si se quiere llegar no a simple acuerdo con una parte de los alzados en armas, sino a una paz estable y verdadera. Bien decirles a los guerrilleros que no torpedeen el camino hacia la paz y la reconciliación con extralimitadas pretensiones, que cambien la actitud de triunfadores por la de arrepentidos que ofrecen no delinquir más, que ofrezcan trabajar sin violencia por el progreso del país y sean aceptados, sin privilegios, en la vida nacional. Al Gobierno, que no juegue con las normas constitucionales para asegurar la aprobación popular de la totalidad de las exigencias de los subversivos.

Que se llegue solo a acuerdos realmente aceptables y se los ratifique en forma legal. Así se construye una nación en paz.

Libardo Ramírez Gómez, Obispo


Jerarquía en las gallinas

Señor Director:

Hace unas semanas leí en la columna de ‘Ciencia y tecnología’ que los científicos pudieron confirmar “que el gallo que primero canta en un gallinero es el de mayor jerarquía”. Lo anterior coincide con algo que leí hace muchos años en la biblioteca Luis Ángel Arango. “Un científico que estudiaba una enfermedad en las gallinas, un día observó, en un lote de 10 aves, que a una gallina la picaban todas mientras que a otra no la picaba ninguna. Después de varias observaciones y cambio de corral, con días de diferencia, pudo comprobar que la gallina que primero llega al gallinero tiene la mayor jerarquía, y que la gallina 1 picaba a la 2, 3, 4… 10; la gallina 2 picaba a la 3, 4… 10, pero que ninguna picaba a la anterior.

Miguel Cabezas Herrera

El San Bernardo

Señor Director:

En días pasados salió un artículo sobre el barrio San Bernardo. El Gobierno Distrital no ha tomado en serio la problemática allí presentada. Lo de la indigencia y drogadicción es básicamente porque no hubo planeación para la destrucción de la calle del Cartucho para darle paso al parque Tercer Milenio. Tumbaron pero no planearon para dónde trasladar a estos habitantes, y ellos escogieron el lugar más cercano. En cuanto a la presencia de moteles y residencias, los habitantes del barrio ganamos una tutela para evitar la presencia de estos negocios; sin embargo, administraciones anteriores las prefirieron porque dizque pagaban impuestos. ¿Y los demás propietarios no pagamos impuestos? Adicionalmente, ¿quién da los permisos de funcionamiento de los negocios? Hay proliferación de talleres de mecánica que utilizan calles como lugar de trabajo, lavaderos de carros (24 horas) y exceso de ruido. Hay bodegas de reciclaje que usan los andenes como lugar de acopio, hay bares y cantinas donde se generan riñas e incluso pareciera que no tienen baños, porque los borrachos salen a orinar sobre puertas y paredes de las casas vecinas, y lo mejor de todo es que deben tener licencia de funcionamiento, sanidad, etc.

Alberto Bernal

____________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.