Cabal y su necrofilia tuitera

Cabal y su necrofilia tuitera

Siguiendo las enseñanzas de su líder, para la congresista todo vale para desacreditar al gobierno.

notitle
17 de noviembre 2015 , 06:19 p.m.

Después de leer las sandeces escritas por la representante a la Cámara María Fernanda Cabal en su cuenta de Twitter, a raíz de los ataques del Estado Islámico ocurridos el viernes pasado en París, algunos han insinuado que lo que ella pretendía era llamar la atención y conseguir más seguidores.

No obstante, a juzgar por la lucidez de otros comentarios suyos publicados anteriormente en esa misma red, es fácil concluir que a ella su audacia no le alcanza para calcular milimétricamente una estrategia digital, como si se tratara de un avezado 'community manager'. De hecho, yo me atrevería a creer que ella misma se sorprende al leer las cascadas de reacciones generadas por sus estolideces.

En un intento fallido de parecer graciosa –o irónica, si es que ella conoce el significado de la expresión–, la representante uribista pretendió hacer un paralelo entre las Farc y el Estado Islámico, y entre la reacción del gobierno de Juan Manuel Santos y lo que, según ella, debería ser la actitud de François Hollande, presidente de la república francesa.

El problema es que, como ella no tiene la menor idea de lo que habla, desconoce las diferencias entre las acciones y los propósitos de la guerrilla colombiana y los de los extremistas islámicos. Comparar el terrorismo yihadista con los crímenes cometidos por las Farc o el Eln es simplemente un despropósito; así unos y otros causen dolor y muerte.

Al igual que la mayor parte de sus copartidarios furibistas, en su afán de atacar ciegamente el proceso de paz, Cabal hace paralelos y símiles entre personas y situaciones que no tienen nada en común, pero que a su parecer sirven para quitarles piso a las negociaciones en La Habana. Sin embargo, lo único que logran con tales comparaciones es poner en evidencia su falta de tacto, de criterio y, sobre todo, de consideración, pues la desatinada congresista parece tener una especial habilidad para meter los cascos en situaciones en las que hay muertes de por medio.

Cuando hizo su desafortunado trino tras el fallecimiento de Gabriel García Márquez –en el cual mandaba a Gabo literalmente al infierno–, muchos se sorprendieron y creyeron que se trataba de una ligereza causada por la precipitación y la ignorancia. Sin embargo, meses después volvió al ataque, al hacer un comentario muy desobligante contra la hermana de uno de los diputados de la asamblea del Valle, secuestrado por las Farc en el 2002 y asesinado por esa misma guerrilla en el 2007.

A Cabal la tiene sin cuidado el hecho de publicar en su cuenta fotos de soldados heridos o de cadáveres sangrantes de policías asesinados por las guerrilla. El respeto por los muertos o sus familias a ella poco o nada le importa, con tal de exponer su supuesta militancia antiterrorista.

Siguiendo las enseñanzas de su proceloso líder, para la eximia congresista todo vale en su empeño de desacreditar al Gobierno. Y con la misma frescura que incluye en sus trinos fotos sonrientes de su mentor político pone también imágenes que en un periódico sensacionalista archivarían por la crudeza de su contenido.

Pero la representante no se detiene ahí. Como si se tratara de un empeño en despejar cualquier duda sobre su necrofilia tuitera, en diciembre pasado –para mostrar su rechazo a la tregua unilateral anunciada por las Farc– desató una nueva polémica al subir la foto del cadáver de una bebé asesinada por la guerrilla diez años antes. Y, por supuesto, las críticas le resbalaron. Como le resbalan hoy los comentarios que han suscitado sus vulgares trinos sobre los trágicos sucesos de Francia.

Y mucho cuidado, pues si creen que en política no se puede caer más bajo, María Fernanda Cabal siempre está dispuesta a demostrar su inmensa capacidad de superación.

@Vladdo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.