Editorial: El partido de hoy

Editorial: El partido de hoy

Este equipo, desde su cabeza, José Néstor Pékerman, cuenta con el respaldo del país entero.

16 de noviembre 2015 , 10:08 p.m.

Aunque es fundamental para el anhelo de clasificar a la Copa del Mundo de Rusia 2018, el partido que disputará Colombia hoy contra Argentina no alcanza a ser decisivo.

Luego de tres fechas de un total de 18, una sexta parte del trayecto, el equipo de Pékerman muestra un balance dentro de lo previsto: un triunfo como local, un empate en la casa del reciente campeón de América y una derrota, también de visitante, contra una selección uruguaya que ha recuperado su condición de gigante del fútbol mundial.

No hay, pues, motivos para prender alarmas que generen sobre los jugadores una presión adicional a la que de por sí conlleva enfrentar al subcampeón del mundo. No existen razones objetivas para que en torno al grupo de jugadores se cree ese ambiente de tensión propio de cuando la falta de resultados en el deporte desemboca en incertidumbre e inestabilidad. En eso hay que ser enfáticos.

Este equipo, desde su cabeza, José Néstor Pékerman, hasta el más novel de los jugadores, cuenta con el respaldo no solo de la directiva de la Federación, como ya lo anunció su nuevo presidente, Ramón Jesurún, sino del país entero. Los hinchas, en su inmensa mayoría, tienen claro que un trabajo que le permitió a Colombia llegar nada menos que a cuartos de final de un mundial –y durante varios meses ocupar el tercer lugar del ranking Fifa– y, lo más importante, por fin evolucionar en su fútbol y en la manera de gestionar un seleccionado, es digno de confianza, que en este deporte se expresa en amplios compases de espera cuando los resultados no son favorables.

El segundo tiempo del onceno patrio contra los australes nos demostró que el mal desempeño ante Uruguay fue un bache normal de esos que vive cualquier grupo de futbolistas. Y todos esperamos que hoy su juego continúe en alza y cerremos el año con una victoria, en la parte alta de la clasificación para que, con calma, el cuerpo técnico dedique el receso que viene a hacer los ajustes que, sin duda, necesita el equipo. Pero son eso: ajustes, necesarios más allá de cuál sea el marcador final hoy. Lo que sería un error a estas alturas es barajar y comenzar de nuevo. Sobre todo si esto implica desandar la senda victoriosa que ya se ha recorrido.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.