Marihuana: ¿qué tan cerca estamos de Uruguay?

Marihuana: ¿qué tan cerca estamos de Uruguay?

Sectores en el Congreso indicaron que la aprobación de su uso debe debatirse públicamente.

notitle
16 de noviembre 2015 , 09:50 p.m.

Luego de la propuesta de decreto formulada por los ministerios de Salud, Justicia y Agricultura, que apunta, por la vía administrativa, a reglamentar el cultivo, producción, comercialización y uso de la marihuana con fines medicinales en Colombia, y del anuncio que hizo el presidente Santos a BBC Mundo sobre la sanción que realizará de dicho decreto esta semana, se abrió un debate sobre las implicaciones que tiene el acelerador que se le está poniendo desde el Gobierno Nacional a este tema.

El senador Juan Manuel Galán (Liberal) no ocultó su sorpresa ante la propuesta del Ejecutivo y, de hecho, se adelantó a calificarla como “un afán del Gobierno por mostrar resultados en materia de políticas antidroga en la próxima Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el Problema de las Drogas en el Mundo”.

Galán insistió en que “este tema es muy serio, como para que sea manejado por fuera del Congreso y con las limitaciones de un decreto”.

A su vez, el senador Iván Duque (Centro Democrático) no descarta que, al amparo de la aprobación de la marihuana medicinal, el país empiece a deslizarse hacia la aceptación de sus usos recreativos. Dijo además que no se opone al uso terapéutico de productos derivados del cannabis, siempre y cuando tengan una estructura farmacéutica definida, controlada y dosificable.

La Iglesia católica tiene una postura similar. José Daniel Falla, secretario general de la Conferencia Episcopal, acepta los fines terapéuticos, pero señala que el artículo que autoriza a cultivar 20 plantas de marihuana “está abriendo la puerta para la legalización de la dosis personal”.

Los ministros de Justicia, Yesid Reyes, y de Salud, Alejandro Gaviria, han sido enfáticos en afirmar que esta no es una vía para legalizar la droga; “se debe tener claro que la norma (decreto propuesto) es solo para derivados medicinales”, señaló Reyes.

Frente a los señalamientos de que con estas medidas se prepara el camino para convertir a Colombia en Uruguay, en materia de legalización de la marihuana, Gaviria afirmó que “se trata de dos discusiones completamente distintas: una, el uso medicinal; y la otra, el uso recreativo. Pero para zanjar la discusión diré que, si revisan, resulta que Uruguay y México empezaron por avalar el recreativo antes que el medicinal”. La relación, según Gaviria, es ineludible: “Una cosa lleva a la otra”.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.