Meluk le cuenta... (Si no se gana, de poco valdrá el punto en Chile)

Meluk le cuenta... (Si no se gana, de poco valdrá el punto en Chile)

Colombia enfrenta a la de Argentina con el deber de vencer. Y no porque a ellos les falten Messi.

notitle
16 de noviembre 2015 , 09:05 p.m.

El fútbol es así: no da tiempo. En su vorágine de partidos no hay posibilidad de gozar el buen partido pasado, pues el próximo es ya, de inmediato, y trae consigo su nueva carga de responsabilidad y obligación.

La Selección Colombia enfrenta a la de Argentina con el deber de vencer. Y no porque a ellos les falten Messi (¡con solo él bastaba!) y Agüero y Tévez y Pastore y Garay y Zabaleta y Roncaglia...

No: Colombia tiene la imposición del triunfo porque juega en Barranquilla, en casa, y porque el cálculo indica que con 27 puntos se está en la zona de clasificación al Mundial de Rusia 2018. Así las cosas, para estas primeras cuatro fechas, Colombia debe tener al menos 6 puntos para estar en la cuenta mínima justa.

De poco valdrá haber sacado el gran punto en Chile el jueves pasado si no se le gana hoy a Argentina. Así es esto.

La actual Argentina, con la soga apretándole el gaznate, es dura. De acuerdo: no los trae a todos, ni viene en su mejor momento, pero igual es un equipo muy capaz de romper la piñata y recoger los puntos.

En la eliminatoria pasada, la Argentina de Sabella llegó a Barranquilla muy maltrecha. Sobradores –¡cosa rara!– se miró a ese equipo que acababa de perder con Venezuela 1-0 y de empatar con Bolivia 1-1 como “papita pa’l loro”.

Repito: venían de perder con Venezuela y de empatar con Bolivia, pero le ganaron a Colombia en Barranquilla 1-2, con lo que pusieron de patitas en la calle a Leonel Álvarez, que era el técnico. Ya nos pasó una vez. No se puede repetir el mismo error. Y Colombia también tiene bajas: ni Arias ni Sánchez ni Jackson, por mencionar solo titulares del 1-1 en Chile.

Esta Argentina que hoy se piensa está más remendada que un pantalón de pordiosero sabe que el de esta tarde es el partido para dejar las carnitas y los huesitos en el campo y resucitar, como ya lo hicieron.

Y para ganarle será necesario que Colombia también deje en la cancha la piel y el alma, más allá de que vaya Muriel o Teo o Cardona o Macnelly o Palacios; más allá de que el técnico pinte en el papelógrafo de la charla técnica un 4-3-1-2 o un 4-2-2-2 y estire flechas y pinte rayas.

¿Que se les puede ganar? Pues claro. ¡Pero no se les ha ganado! Nadie gana antes de jugar, así no vengan Messi (¡con solo él bastaba!) y Agüero y Tévez y Pastore y Garay y Zabaleta y Roncaglia...

Insisto en eso de que será necesario dejar el alma para derrotar a Di María, Mascherano, Higuaín y Lavezzi. Y ese cuento de que, además, en Barranquilla los derretimos con el calor lo revaluaron los argentinos hace muchos años: desde 1997 ganaron dos veces y empataron una más en el Metro. No se le volvió a vencer. ¡Ojo con eso! Si fuera por el clima Bolivia hubiera ido a todos los mundiales por la altura de La Paz.

Prudencia. Tan calenturientos como siempre, hace una semana Colombia estaba, según los doctores, en la sala de cuidados intensivos y había que llamar al cura para los santos óleos. Ahora, tras el 1-1 en Chile, Colombia es la octava maravilla que le va a pasar por encima a una Argentina de ‘tres pesos’ y 7 bajas.

Toca ganar y se puede ganar. ¡Claro que se puede! Pero no se ha ganado y no será fácil. Y los que vienen no son cojos, ni más faltaba.

Meluk le cuenta...

GABRIEL MELUK
EDITOR DE DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.