Ramiro Ramírez, un artista que desafía a la plástica

Ramiro Ramírez, un artista que desafía a la plástica

Su trabajo 'Aumenta la luz, disminuye la sombra' se presenta en el Centro Gabriel García Márquez.

notitle
16 de noviembre 2015 , 04:29 p.m.

Hablar con el artista Ramiro Ramírez Plazas es un viaje por las diferentes escuelas del arte universal, pero también por referentes de la poesía y la literatura. Las temáticas del humanismo lo han permeado desde siempre.

Y así lo refleja su trabajo más reciente, ‘Aumenta la luz, disminuye la sombra’, que está exponiendo en el Centro García Márquez de Bogotá. De hecho, el mismo título de la muestra alude a un verso invertido de José Asunción Silva –uno de los autores preferidos del artista– que reza: “aumenta la sombra, disminuye la luz”.

De entrada, el mensaje que recibe el espectador de las obras, trabajadas en su mayoría en óleo sobre lienzo y madera, o acrílico sobre cartón, es el de un artista que sin duda marca distancia de las tendencias del arte contemporáneo.

“El óleo me gusta muchísimo, porque siento que lo que no tienen hoy los artistas es plástica. Son botánicos, geógrafos, políticos, actualistas, periodistas, etnógrafos. Y el arte plástico, como dice el maestro Fernando Botero, tiene que hacer muchas preguntas, pero ante todo tiene que causar un placer enorme”, comenta el artista.

Ramírez, que nació por coincidencias de la vida en San Andrés y se formó en Bellas Artes en la Universidad Nacional, presenta 28 obras que –en consonancia con el nombre de la muestra– juega tanto con las tonalidades monocromáticas, como con otras llenas de luz y color.

El paisaje, desde hace más de una década, es una de las constantes en la obra de Ramírez. Sin embargo, se trata de un paisaje diferente que –como él explica– está “silenciado por apariciones”. De allí la presencia en medio de las escenas, de animales, figuras borrosas, telas, fuego, humo o algún fantasma.

“En ese sentido siento una influencia grande del surrealismo, que me permitió, desde muy joven, darme cuenta de que podía traer cosas desde el fondo de mis traumas, problemas y angustias”, agrega.

Realidades “medianamente tramposas” que le permiten al artista reflexionar sobre mundos urbanos asfixiantes. “Bogotá es una ciudad brutal, es como un monstruo que nos inventamos y que nos está todo el tiempo fagocitando a nosotros mismos”, explica Ramírez, en cuyas obras aparece como telón de fondo la capital.

En medio de la muestra, irrumpe con fuerza una obra en formato monumental, de diez metros por cuatro, alusiva a esa otra gran pasión del creador por los grandes formatos.

“Es un trabajo que he venido haciendo desde hace diez años sobre paredes de museos. Es una obra efímera, hecha en materiales efímeros, pero que contradice un poco la necesidad de trascender de las pinturas al óleo”, dice el artista, que ha expuesto estas obras en museos de Bogotá, España y Perú, entre otros.

¿Dónde y Cuándo?

Hasta el 29 de noviembre, en la calle 11 No. 5-60. Lunes a sábado: 9 a. m. a 7 p. m. Domingos y festivos: 10:30 a. m. a 5 p. m.

CARLOS RESTREPO
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.