Mentiras 'piadosas' de Carson podrían afectar sus aspiraciones

Mentiras 'piadosas' de Carson podrían afectar sus aspiraciones

El candidato se burló de las recientes publicaciones que hablan de su pasado violento.

notitle
15 de noviembre 2015 , 10:36 p.m.

Durante el cuarto debate entre los candidatos republicanos para las presidenciales del 2016, realizado el pasado martes, el neurocirujano Ben Carson dedicó parte de sus 30 segundos iniciales a un chiste que venía cargado con bastante veneno.

“Gracias por no preguntarme por lo que dije cuando estaba en cuarto de bachillerato”, dijo al afroamericano, con lo que arrancó risas y aplausos entre los asistentes al evento en Milwaukee, Wisconsin.

Carson se refería a una serie de investigaciones periodísticas adelantadas por prestigiosos medios que han puesto en entredicho aspectos de su pasado.

El neurocirujano ha respondido con agresividad –algo raro en él– y sostiene que se trata de una ‘cacería de brujas’ lanzada en su contra ahora que está a la cabeza de las intenciones electorales. Según las encuestas, comparte el liderato junto a Donald Trump, con un 24,4 por ciento, según Real Clear Politics.

Pero las revelaciones no son de poca monta y podrían afectarlo a corto y largo plazo. Especialmente por que golpean su imagen en áreas que han sido el corazón de su campaña.

El primero en lanzar la piedra fue la cadena CNN con un reportaje titulado ‘Una historia de dos Carsons’. En el programa entrevistaban a 9 amigos y conocidos de su infancia y adolescencia que se declararon sorprendidos por el perfil de hombre violento pero redimido que Carson les ha vendido a sus seguidores desde 1990, cuando escribió una autobiografía titulada ‘Manos benditas’, en la que hablaba de sus logros.

En el libro, Carson narra cómo en una ocasión intentó golpear a su mamá con un martillo y otras violentas peleas con compañeros de clase. Y en particular una ocasión, a sus 14 años, cuando intentó apuñalar a un amigo. Según el neurocirujano, ese evento le provocó un despertar espiritual que lo condujo al ser humano calmado y afable que hoy todo el mundo conoce.

Pero en la historia de CNN, sus conocidos sostienen que jamás conocieron ese rostro de Carson, a quien describen como un estudiante ejemplar y muy correcto.

Pocos días después, el ‘Wall Street Journal’ publicó otra historia en la que cuestionaba otro relato publicado en ese mismo libro de los años cuando Carson era estudiante de la Universidad de Yale. En el texto cuenta cómo fue catalogado como el “estudiante más honesto” por ser el único que permaneció en clase tomando un examen de psicología ficticio que se inventó el profesor para medir a sus alumnos.

Tras ello, dijo el doctor, le dieron 10 dólares y le tomaron una foto que apareció en el Yale ‘Daily News’, el periódico de la universidad. Pero, según la investigación del ‘Wall Street Journal’, en este periódico no existe registro de esa foto.

Además, si bien hay evidencia de que un evento parecido ocurrió, el diario sostiene que fueron varios los estudiantes que tomaron el examen y no solo Carson.

Aunque el neurocirujano insistió en la veracidad de su historia durante una entrevista con la ABC, reconoció que los detalles quizá se habían “adornado un poco” en el libro. El mismo medio publicó otra investigación el pasado viernes en la que cuestiona otro relato de Carson, según el cual protegió a estudiantes blancos de ser agredidos durante los disturbios que surgieron tras el asesinato de Martin Luther King.

El diario digital Politico también lo atacó con una nota en la que puso en duda la supuesta beca que le ofreció la academia militar West Point (la más prestigiosa del país).

Según el Journal, en la academia no existe récord de tal ofrecimiento ni de que Carson se hubiese postulado. Él ahora explica que la oferta se la hizo de manera informal un militar durante una cena, pero que él la rechazó de inmediato pues ya había decidido estudiar.

En total, dice el medio, ya van seis incidentes en la historia personal de Carson que plantean dudas no despejadas. El neurocirujano se pasó casi toda la semana defendiendo sus historias y dijo que a ningún otro candidato en la historia se le había atacado tanto como a él.

Algo que también fue desmentido por Chuck Todd, presentador de la NBC. Según este, durante la campaña del 2008, el hoy presidente Obama fue centro de al menos 165 artículos en los que se cuestionaban aspectos de su pasado. Y eso solo contabilizando notas en el ‘Washington Post’ y ‘The New York Times’. Solo en estos seis meses, la candidata demócrata Hillary Clinton ha sido torpedeada con 41 artículos en estos mismos medios.

“Bienvenido a las grandes ligas”, le dice Todd antes de soltarle esta recomendación: “Si usted no puede capotear una tormenta cuando la prensa hurga en su pasado, mucho menos podrá hacerlo ya sentado en la Casa Blanca, a donde inevitablemente llegarán malas noticias”.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington.
En Twitter: @sergom68

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.