El mundo, en guardia ante el temor de más ataques

El mundo, en guardia ante el temor de más ataques

Italia extrema la seguridad del Vaticano. Y al otro lado del Atlántico, N. Y. también se protege.

notitle
14 de noviembre 2015 , 06:55 p.m.

Lo ocurrido en París ha dejado a Occidente no solo en shock, sino también en máximo estado de alerta.

Mientras que las falsas alarmas se multiplican, los aliados de ambos lados del Atlántico extreman sus medidas de seguridad.

Este sábado, un ala del aeropuerto de Gatwick, en Londres, tuvo que ser evacuada luego de que la policía británica encontrara un paquete sospechoso. Mientras que en Schiphol, el aeropuerto de Ámsterdam, la policía holandesa tuvo que evacuar e inspeccionar un avión de Air France por una amenaza en Twitter. “Esperen lo que va a pasar en el vuelo AF1741 de Ámsterdam a París”, escribió un tuitero, causando la emergencia.

No contento con eso, minutos más tarde, el mismo sujeto volvió a usar Twitter para advertir: “El aeropuerto de Bruselas y Schiphol serán atacados muy pronto por nuestros hermanos”.

En Estados Unidos, una de las ciudades que más precauciones ha tomado es Nueva York. Aunque el Departamento de Estado descartó que esta ofensiva terrorista pueda extenderse hasta sus urbes, los protocolos de alerta de la Gran Manzana permanecen activos desde la misma noche del viernes. La división antiterrorista del Departamento de Policía desplegó a sus grupos de respuesta crítica en los sectores más concurridos de la ciudad y destinó oficiales extra para custodiar las dependencias del Gobierno francés.

Las cabezas de gobierno de España e Italia también se sumaron a la ola de precaución. Mariano Rajoy y Matteo Renzi, respectivamente, convocaron a sus consejos de seguridad para evaluar no solo mecanismos de respuesta a posibles ataques e incrementos en la vigilancia, sino también eventuales operativos de cooperación con París para dar con la captura de los responsables.

Una de las decisiones tomadas a raíz de estas reuniones preventivas fue anunciada por Renzi, quien ordenó un incremento en la seguridad de El Vaticano, una de las áreas más sensibles de Roma, por ser centro del catolicismo mundial. La Santa Sede hace meses fue identificada como uno de los próximos objetivos posibles del Estado Islámico, según informaciones filtradas por las agencias de inteligencia de Estados Unidos e Israel. Los ataques del viernes en París elevaron la tensión entre sus visitantes.

Bélgica, por su parte, optó por el refuerzo de la seguridad en sus fronteras, en coordinación con los guardias franceses, una decisión tomada por el comité de crisis del Ministerio del Interior. Al mismo tiempo, el primer ministro Charles Michel lanzó a las calles de Bruselas una serie de redadas destinadas a la captura de posibles cómplices de los ataque en París. Las operaciones dieron como resultado la detención de tres personas, entre ellas un ciudadano francés que alquiló el carro en el que los terroristas habrían llegado a la sala Bataclan.

La situación evidencia el temor que experimenta el Viejo Continente, que como sugiere Milena Uhlmann –investigadora de la Universidad Humboldt de Berlín– es una región acostumbrada a abordar las amenazas externas desde el resguardo de sus fronteras, pero que ahora, por la poco perceptible presencia de yihadistas en sus territorios, o la conversión de ciudadanos propios a la doctrina del islamismo radical, enfrenta el desafío de responder contundentemente a las amenazas a la seguridad que caminan por sus calles.

En declaraciones a la BBC, Uhlmann aseguró que “hay jóvenes que están decepcionados de Occidente. Utilizan el islam como un medio para posicionarse contra su estatus de ‘occidentales’, pues no obtuvieron lo que querían, ni encontraron un sentido de pertenencia”.

De acuerdo con el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, “son centenares los yihadistas que están en estos momentos por Europa, y se pueden activar en cualquier momento como actores solitarios o integrados en células o en grupos mínimamente estructurados, y producir atentados tan trágicos como los de París”.

Europa tiene miedo, y no sin razón.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.