El vuelo secreto de Luis Bedoya, el 'zar' del fútbol colombiano

El vuelo secreto de Luis Bedoya, el 'zar' del fútbol colombiano

Viajó a Nueva York con su esposa y llevó certificación de Fiscalía. No está privado de la libertad.

notitle
14 de noviembre 2015 , 06:28 p.m.

Luis Bedoya Giraldo, el ‘todopoderoso’ presidente de la Federación Colombiana de Fútbol durante los últimos nueve años, tan solo les notificó a un par de familiares y a un empleado que iba a viajar a Nueva York la noche del miércoles 4 de noviembre, en el vuelo de las 10:48 de la noche.

Durante 72 horas, dejó de contestar su celular y solo el domingo se comunicó con su amigo Ramón Jesurúm, cabeza de la Dimayor, para anunciarle que renunciaba irrevocablemente al cargo.

Y aunque le dijo que divulgara la dimisión luego de los partidos de la Selección Colombia contra las escuadras de Chile y Argentina, el secreto duró pocas horas. El lunes, el país se levantó con la noticia de que Bedoya ya no era el mandamás del fútbol colombiano y, además, que se desconocía su paradero. (Lea: Bedoya: de ayudante en 1987 a zar del fútbol colombiano)

Solo hacia el mediodía, EL TIEMPO descubrió que voló en clase ejecutiva y sin tiquete de regreso a la ciudad en donde está el expediente madre del escándalo contra la Federación Internacional de Fútbol Asociado (Fifa) y la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), que ya tiene tras las rejas a cinco dirigentes suramericanos del balompié.

‘No soy su abogado’

Y aunque a estas alturas nadie ha querido confirmar los “motivos personales” del viaje y de la renuncia, este diario estableció que Bedoya salió del país con su esposa, la periodista Martha Herrera, quien tenía en su pasabordo asignada la silla 2E. Además, que desde julio –cuando estalló el llamado ‘Fifagate’–, estaba buscando mecanismos para verificar si su nombre ya había sido vinculado a esa investigación federal.

La única pista que tenía es que en el indictment contra las cabezas de la Fifa que pidieron coimas para asignar sedes de al menos cuatro mundiales, se mencionan sobornos a dirigentes de la Conmebol, de la que Bedoya era miembro.

Pero su amigo, el abogado y expresidente del Independiente Santa Fe, Eduardo Méndez, le empezó a insistir en que lo mejor era indagar ante las autoridades de Estados Unidos cuál era su situación judicial. (Además: Bedoya deja cargo y va a Nueva York, donde investigan caso 'Fifagate')

Méndez siguió esa vía, en julio del 2007, cuando se enteró de que estaba siendo investigado por obstrucción a la justicia y viajó a Miami a encarar los cargos. Eso le permitió obtener beneficios judiciales.

Este diario ubicó al expresidente del Santa Fe, quien confirmó su intervención en el caso Bedoya.

“Le dije que lo mejor es que averiguara qué estaba pasando y qué señalamientos hay en su contra. Pero fue un consejo de amigo. No es cierto que yo sea su defensor y tampoco que lo hubiera contactado con el abogado de Nueva York Stanislao Germán”, le explicó Méndez a EL TIEMPO.

Y, de paso, desmintió que él haya acompañado a Bedoya hasta Nueva York.

“En los últimos 20 días he pasado dos veces por el quirófano. Estoy aislado. Pero le puedo asegurar que Stanislao Germán no tomó el caso Bedoya”, dijo.

Hoy, la única certeza sobre la situación jurídica del expresidente de la Federación, economista de profesión, es que no está privado de la libertad.

Sin embargo, el hecho de que haya renunciado a la Federación tras su llegada a Nueva York confirmaría que ya está sosteniendo entrevistas formales con agentes del FBI o con funcionarios de la Fiscalía.

“Para escuchar a alguien que busca colaborar o explicar su situación, el primer requisito es que se aparte de la organización que está siendo investigada”, dijeron fuentes federales.

Y confirmaron que el FBI ya tiene evidencia de que las empresas Traffic, Torneos y Competencias y Datisa les pagaron a varios dirigentes 100 millones de dólares en sobornos (la mayoría en efectivo) a cambio de los derechos de transmisión y de comercialización de torneos manejados por la Conmebol y sus miembros: Copa Libertadores de América, Copa América y la Centenario del 2016.

El empresario brasileño José Hawilla, dueño de Traffic, y Alejandro Burzaco, propietario del canal deportivo Torneos y Competencias, ya empezaron a entregar los montos de los sobornos y los nombres de los implicados. Y en ese listado habría salido a relucir el nombre de Bedoya.

De hecho, Hawilla, de 73 años, firmó un acuerdo para no ir preso por fraude y lavado. Y, además de entregar bienes por 151 millones de dólares, está dispuesto a revelar cómo se pagaron las coimas en la Conmebol.

Sin antecedentes

Eso explicaría por qué en su valija de mano Luis Bedoya llevaba una relación de sus bienes y declaraciones de renta. Asimismo, una certificación de antecedentes que un abogado amigo pidió en la Fiscalía hace 15 días.

“En la certificación solo salió una indagación contra los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación, a raíz de una denuncia de una veeduría ciudadana tras el escándalo de la Fifa. La Fiscalía está a la espera de que Estados Unidos remita información”, aseguraron allegados al dirigente deportivo.

Y añadieron que en la contabilidad consta que el origen de sus bienes está justificado.

También, que la esposa de Bedoya, Martha Herrera, no invirtió 250.000 dólares en Forex, como aparece en un listado entregado por fuentes de la Fiscalía.

“Esa información mortificó a Luis, le dolió mucho porque ella es una mujer honesta y trabajadora. Además, ese negocio data del 2006, se hizo por sugerencia de un vecino de los Bedoya y se perdió todo el dinero invertido”, explicó la fuente.

Y añadió que, para Bedoya, la plata que recibió de la Conmebol era legal y no producto de sobornos. Además, aparece en la contabilidad de la Federación.

Por eso, asegura que, en menos de dos semanas, Bedoya regresará al país y convocará una rueda de prensa para anunciar que, por ahora, no tiene cargos ni en Estados Unidos ni en Colombia.

Sin embargo, la licencia que pidió este jueves el presidente de la Asociación de Fútbol de Chile, Sergio Jadue, y los insistentes rumores de renuncia del presidente de la Federación Ecuatoriana, Luis Chiriboga, hacen pensar que la situación de todos los miembros de la Conmebol se está enredando.

La fortuna de los esposos Bedoya

Luis Bedoya y su esposa, Martha Herrera, se llevaron a Nueva York un estudio de su contabilidad con el que aspiran a probar que no hay un incremento injustificado de su fortuna, que ha crecido en los últimos 10 años, y que pueden demostrar su origen.

En el listado de bienes figura un apartamento de 121 metros cuadrados, en la calle 102 con transversal 18, norte de Bogotá. También, una oficina en la carrera 15 con calle 93, que en papeles figura en 269 millones de pesos, y un apartamento en la calle 97 con carrera 21. También adquirieron varios lotes: tres, en la vereda Riofrío, en Tabio (Cundinamarca), que superan los 6.000 metros cuadrados, y otro en Sopó. Y tienen un apartamento en el condominio Costa Bella, de Santa Marta, y dos apartamentos más en Bogotá, a nombre de Martha Herrera.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.