Alejandro Zuleta / Opinión

Alejandro Zuleta / Opinión

El director coral se dedicó a entrenar directores corales por todo el país.

13 de noviembre 2015 , 04:39 p.m.

Hay personas que dejan huella en su actividad profesional, como el recientemente fallecido director coral Alejandro Zuleta, quien, aunque partió a muy corta edad, deja un profundo impacto en la música colombiana que se extenderá hasta bien entrado el siglo XXI.

Con una técnica pulida y una pedagogía sencilla y clara, se dedicó a entrenar directores corales por todo el país para multiplicar el canto grupal en Colombia a través del programa nacional de coros de MinCultura. Sus enseñanzas hoy son transmitidas por sus pupilos directores a miles de niños de diferentes regiones, quienes participan en coros escolares e institucionales.

Basta observar los comentarios que cantantes agradecidos y profesores de música dejan en sus videos didácticos de YouTube (youtu.be/7CD3VU3IkwU) para entender el alcance de su labor pedagógica. Zuleta también fue un valioso coequipero para Guillermo Gaviria en la fundación del programa de música de la Universidad Javeriana, que hoy aporta profesionales preparados para nuestro medio musical.

Prefirió quedarse en el país a realizar su valiosa labor, habiendo podido radicarse fácilmente en el exterior, donde gente de sus condiciones es muy apetecida en instituciones académicas y artísticas.

Con la creación y la puesta en marcha de la Sociedad Coral Santa Cecilia, logró consolidar lo que muchos consideran el primer coro profesional que se fundó en Bogotá. Según la maestra Carolina Gamboa, este coro ofrece un muy buen espacio para el desarrollo de cantantes, ya que sus integrantes han sido escogidos con un criterio exigente por Zuleta, de quien afirma que era un formador metódico y generoso con su conocimiento.

Sabía diagnosticar los errores corales con increíble facilidad e igualmente expresaba sus observaciones a estos grupos de forma muy respetuosa. No es común que un director de este nivel se dedique a trabajar con niños y jóvenes, lo que demuestra su compromiso con la construcción de una escena musical seria en el país. Para más señas, adaptó el exitoso método de canto Kodaly a las costumbres musicales colombianas y publicó dos títulos con Editorial Javeriana de estas investigaciones, además de un CD con el proyecto Celebra la Música y varios de sus arreglos corales. Solo resta decirle: gracias por su canto, Maestro.

Óscar Acevedo
Músico y crítico musical
acevemus@yahoo.com 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.