Sánchez Baute da voz a los marginados en su nueva obra literaria

Sánchez Baute da voz a los marginados en su nueva obra literaria

Tres personajes protagonizan el nuevo libro del escritor, '¿De dónde flores, si no hay jardín?'.

notitle
13 de noviembre 2015 , 04:39 p.m.

Fiel a su estilo literario, Alonso Sánchez Baute vuelve a sumergir a sus lectores en tres historias crudas, con protagonistas que caminan por los límites de la marginalidad, en su nuevo libro, ¿De dónde flores, si no hay jardín?
El hijo de una prostituta que se volvió jíbaro, una mujer que se siente fea por culpa de su madre y un drogadicto que fue víctima de una violación sexual son los protagonistas, cuyo factor común es “su libertad al momento de tomar decisiones”, según Sánchez.

Para este oriundo de Valledupar, es importante darles independencia a sus personajes al no sujetarlos a un destino. “Ellos siempre tienen la opción de seguir por un camino determinado, pero optan por la marginalidad”, asegura.
Sin embargo, lo que realmente busca el autor de Al diablo la maldita primavera al relatar historias tan duras es demostrar que detrás de cada persona hay una serie de circunstancias que construyen su identidad.

“Mi literatura es muy realista y los personajes se muestran tal cual son, con sus dudas e incoherencias. Es lo que me gusta hacer: penetrar en el subconsciente de ellos, conocer sus zonas oscuras, entender sus contradicciones”, afirma.
Jackson Sobrado, el jíbaro del libro, resume en una frase el sentimiento de desesperanza que identifica a los tres personajes: “En el diccionario hay palabras que en la realidad no existen. Bondad es una de ellas; solidaridad es otra; la justicia también es una farsa, así como la verdad, pues cada quien tiene la suya”.

Otra constante que atraviesa el libro es la drogadicción, y aunque el autor afirma que sus historias son universales, es inevitable no asociar sus personajes con la cotidianidad colombiana.

Acerca del tema del narcotráfico, Sánchez opina que “la prohibición ha sido un rotundo fracaso que solo ha dejado sangre, corrupción y dolor. La legalización sigue lejos porque el escaso debate se ha centrado en lo moral y lo inmoral”.

Y es que, en temas morales, el laureado escritor prefiere no meterse, pues sus relatos los cuenta con la intención de darles voz a ciertas realidades que casi siempre son observadas por la sociedad desde los prejuicios.
Como cuando escribió Líbranos del bien, una novela sobre el paramilitar alias ‘Jorge 40’ y el guerrillero apodado Simón Trinidad, y mostró a los seres humanos detrás de sus fachadas de actores del conflicto.

Así que, cuando escribe sobre un personaje, ya sea prostituta, paramilitar, drogadicto o jíbaro, Sánchez Baute lo hace desde las preguntas que se hace sobre la vida, y estas casi siempre tienen que ver con lo que hay detrás de las acciones de la gente.

“No es tanto conocer una historia sino entender al ser humano, entender por qué hizo lo que hizo”, concluye.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.