Un compromiso con la historia

Un compromiso con la historia

El aporte de Jaime Jaramillo Uribe.

13 de noviembre 2015 , 10:17 a.m.

Jaime Jaramillo Uribe contribuyó a los cambios que vivió la Universidad Colombiana en los años de 1960. Fue profesor, investigador y administrador en el mundo de la Academia y se dejó tentar por un cargo diplomático. Heredó de importantes historiadores como Alfons Dopsch, Henry Pirenne, Huizinga, Marc Bloch, B. Croce y Collingwood el interés por el mundo clásico, el del tránsito de la Edad Media al mundo moderno y de hecho por la historia política y social. Me parece que el universo de la historia política y social fue su mundo, no el de Braudel, ni el de Duby, mucho menos el de Thompson o el de Vilar. El mundo intelectual de Jaime Jaramillo estuvo más cerca de Max Weber que de Karl Marx.

Lo fundamental de su vida intelectual fue su decisión de optar por la historia cultural, por la historia social y sobre todo por seguir la tradición de articular la narración de los hechos históricos a una forma discursiva que preservara la estética de la buena escritura. Fue fundador de una revista histórica, en la Universidad Nacional, el Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura y, su libro más importante es el titulado ‘Ensayos sobre Historia Social Colombiana’. Su interés por la historia de América Latina fue marginal y privilegió su pasión por la filosofía y la sociología. Testimonios de estos acercamientos interdisciplinarios fueron recogidos, en 1977, en su libro, ‘La personalidad histórica de los colombianos y otros ensayos’.

Escéptico frente a la ausencia de profesionales en el campo de la investigación histórica se opuso a la apertura de un programa de enseñanza de la historia. Fueron los estudiantes en 1962 quienes le forzaron a aceptar la creación de la carrera de historia. Y fueron estos mismos estudiantes los que tuvieron que salir del país para encontrar las más avanzadas formas de desarrollo e investigación históricas. Sin la búsqueda de institutos de formación en Chile, México, España, Francia e Inglaterra es posible que la profesionalización de la Historia no se hubiera dado en Colombia.

Se puede afirmar, que la investigación básica que nos ha dejado Jaime Jaramillo Uribe la realizó en la Universidad Nacional de Colombia, entre 1950 y 1970. En la Universidad de Los Andes escribió varios ensayos sobre temas de la colonia, la república y otros derivados de su condición de profesor invitado a diversos encuentros académicos.

Entre varias conversaciones que tuve con Jaime Jaramillo una me permitió comprender, no se si equivocadamente, que él había jugado un rol renovador en los años de 1960 pero que después de los años de 1970 fueron sus discípulos y otros historiadores quienes construyeron nuevos paradigmas y espacios para el desarrollo de la investigación histórica. Al final de su vida se preocupaba por la validez de su investigación. Un día de 1990 me dijo: “he dejado una obra y alguien algún día se ocupará de ella”. Y como si no estuviera seguro de su calidad sostuvo: “al menos los ensayos sobre la esclavitud, no dejarán de llamar la atención de los estudiosos¨.

Con su despedida final, la historiografía colombiana valorará su obra y encontrará que Jaime Jaramillo Uribe plantó entre 1950 y 1970 un faro que iluminó el estudio de la historia entre un pasado dominado por las academias y la improvisación y un futuro que acercó la investigación histórica al mundo de las ciencias y las artes.

HERMES TOVAR PINZÓN
Profesor Universidad de Los Andes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.