¡Colombia mostró los dientes y empató 1-1 contra Chile!

¡Colombia mostró los dientes y empató 1-1 contra Chile!

En el primer tiempo se defendió y terminó perdiendo. Reaccionó y pudo seguir de largo.

notitle
12 de noviembre 2015 , 08:26 p.m.

Los abrazos en la pista atlética del estadio Nacional de Santiago, el siempre temible estadio Nacional de Santiago, apenas el árbitro Enrique Cáceres pitó el final del partido, eran más que justificados. Colombia festejó un punto bien trabajado, durísimo, contra el que, hoy por hoy, es el mejor equipo del continente, el campeón de América.

El 1-1 frente a Chile es un bálsamo para recuperar la confianza después de la durísima derrota en Montevideo, después de una semana marcada por los rumores, que crecieron como espuma tras la renuncia del presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya... Se habló de la salida de José Pékerman. Pues no se fue. Y logró levantar el ánimo, primero del equipo, luego de los hinchas.

El gol de James Rodríguez (sí, el ‘10’ que no estuvo en el arranque de la eliminatoria, que no estaba haciendo un partido brillante, pero que, como todas las grandes figuras, aparece en los momentos clave) le dio a Colombia el empate que venía trabajando bien, más allá de algunos momentos cargados de sustos.

En el primer tiempo, Pékerman planteó una idea con tres volantes de marca, para tratar de evitar el juego de Chile por los costados. Delante de ellos se paró James Rodríguez. Y el DT sorprendió al meter a Luis Fernando Muriel, un delantero muy rápido, para hacerle compañía a Jackson Martínez.

Chile terminó jugando por el centro, ganando casi siempre la pelota entre volantes y zagueros de amarillo, pero tuvo poca precisión en el último pase, buscando a Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. Y esa imprecisión hizo que, hasta el minuto 45, solamente creara una opción de gol, a los dos minutos, con un remate desde el borde del área de Alexis Sánchez que exigió a David Ospina.

Cuando Colombia quiso atacar, aprovechando la velocidad de Muriel, creó peligro. Pero, en realidad, en esa primera etapa solamente hubo una opción, que nació de un rebote: remate de Daniel Torres que sacó el portero Bravo, a los 22 minutos.

Cuando el partido pintaba para que Colombia se fuera tranquilo a descansar con el 0-0, llegó una falta de Daniel Torres a Matías Fernández, en la zona que normalmente ocupaba Alexánder Mejía. De ese tiro libre de costado nació el gol de Chile. Colombia volvió a sufrir por arriba: Fernández mandó la pelota al área, Arturo Vidal le ganó la marca a Jeison Murillo y la metió de cabeza. Como en Uruguay... 1-0 y a replantear el partido.

Esa revisión de juego, en Colombia, se demoró diez minutos más. Y en esos 600 segundos, el equipo la estaba pasando realmente mal. Chile lo metía en su propio arco y lo obligaba a cometer demasiadas faltas en el borde del área. La pesadilla del primer gol revivía.

Por fortuna, no se transformó en realidad. Y Pékerman movió el equipo: sacó a Carlos Sánchez, que ya tenía amarilla, y metió a Edwin Cardona. Con el jugador del Monterrey, Colombia comenzó a animarse. Y Muriel, que había sido importante en el primer tiempo, comenzó a ganar cada vez más importancia. De un desborde suyo llegó el empate. Llegó a la línea de fondo y tocó atrás. Y James, ese James que no había aparecido mucho en el partido, se acordó de que es el goleador del último mundial. La pelota se le iba larga, pero alcanzó a girar y le pegó con la derecha... Iban 22 minutos.

A partir de ese momento, el ‘10’ se tomó confianza, Colombia comenzó a alejar el juego de los predios de David Ospina y el filtro en la mitad de la cancha comenzó a funcionar cada vez mejor, con una noche muy interesante de Daniel Torres. Muriel, agotado, dejó el campo para que entrara Carlos Bacca (“Estoy muerto, estoy muerto”, se decía Muriel a sí mismo cuando se iba de la cancha). Y luego, ajustó con el ingreso de Felipe Pardo, en reemplazo de Jackson Martínez, en una posición, quizás, inédita para él: volante por la banda izquierda.

“Colombia en el segundo tiempo logró superarnos desde lo anímico”, dijo el DT de Chile, Jorge Sampaoli, en la rueda de prensa posterior al partido. Y el equipo volvió a vivir, a sacar un punto de visitante que vale oro frente al campeón de América. En Chile, en la eliminatoria pasada, comenzó a creerse que se podía llegar a Brasil. Y el remate de este jueves en la noche da luces de que Rusia, tal vez, no está tan lejos.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes
@josasc

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.