Un Grupo de Reacción de la Policía protegerá a Candelaria

Un Grupo de Reacción de la Policía protegerá a Candelaria

Una racha de muertes en el municipio prendió las alarmas. Autoridades toman medidas.

notitle
12 de noviembre 2015 , 08:21 p.m.

Las épocas del sueño pesado en la que dormían con la puerta abierta, es un anhelo que guardan del portón para adentro los candelareños.

“Eran buenas épocas. Pero hace 15 años la invasión que se tomó el jarillón del río Párraga, en la entrada sur al municipio, trajo personas en busca de una oportunidad, violencia, drogadicción y armas que circulan sin control”, dice uno de los 20.593 habitantes en la cabecera, de esta población al suroriente del Valle, que desde ayer en consejo de seguridad decidió la creación de un Grupo de Reacción Inmediata Contra la Delincuencia conformado por 15 hombres de la Policía que custodiará día y noche la población.

El alcalde Jhon Wilson Rengifo al final de la reunión informó que funcionarán 15 cámaras de seguridad y los líderes en consejos comunales reportarán hechos que atenten contra la tranquilidad en la zona.

Para Leidy Gómez, presidenta de la junta de acción comunal de San Cristóbal, un barrio tradicional a cuatro cuadras del parque principal, la inseguridad tiene una explicación en los hogares. "Las familias deben estar atentas a los hijos. De ahí es que viene todo esto que vive el país".

En Candelaria, con doce barrios en su cabecera, dice Leidy no hay lugar que escape a la inseguridad, "van cinco muertos y la gente no aguanta más". Sin embargo, agrega, se requiere del apoyo ciudadano, de denuncia, porque "no es posible tener un policía en cada esquina".

El hallazgo del cuerpo de un hombre el martes pasado, apuñalado y abandonado en un cañaduzal en inmediaciones del barrio Brisas del Río, en construcción, fue el campanazo de alerta.

"En Candelaria el tema de homicidios no es tan recurrente, pero desde el primero de noviembre se han presentado cuatro casos, en hechos aislados, que han hecho que la gente se sienta inquieta", dice Eberto Riveros, secretario de Gobierno de Candelaria.

El análisis de la Policía Judicial de los últimos casos apunta a muertes relacionadas con expendio y consumo de drogas, líneas 'imaginarias' por microtráfico y ajustes.

El toque de queda para menores, que rige desde 2012, se alternará con el corregimiento de Villagorgona, el más grande de Colombia con 15.000 habitantes.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.