Fernando del Paso: una de las voces poderosas de la región

Fernando del Paso: una de las voces poderosas de la región

El crítico Sebastián Pineda B. analiza la importancia de la obra del ganador del Premio Cervantes.

notitle
12 de noviembre 2015 , 06:40 p.m.

Sin duda, Fernando del Paso es una de las voces narrativas más interesantes de nuestro idioma. Sin pertenecer propiamente al boom –ajeno por mucho tiempo a los mecanismos comerciales–, del Paso publicó desde 1966 su primera novela: 'José Trigo'. Desde entonces aplicó innovaciones técnicas al estilo de 'Rayuela', de Cortázar, sin dejar de heredar la prosa poética del modernismo. Más allá de lo documental o anecdótico, 'José Trigo' se puede leer en desorden o por capítulos intercalados a la manera de los vagones de un tren: al fin y al cabo tiene mucho que ver con los ferrocarriles mexicanos a mediados del siglo XX. Uno de los capítulos más entrañables es el quinto, 'La cristiada', que relata la persecución contra los católicos al sur de Jalisco por parte del bando más radical o revolucionario. Del Paso se inscribe así dentro de un género particular de la tradición narrativa mexicana, que puede rastrearse desde 'Al filo del agua' (1947), de Agustín Yáñez, hasta 'Pedro Páramo' (1955), de Juan Rulfo, pasando por 'Confabulario' (1952) y 'La feria' (1964), de Juan José Arreola, de quien del Paso ofició de amanuense en 'Memoria y olvido de Juan José Arreola' (1994). (Lea también un perfil del ganador del Premio Cervantes)

En 1977 publicó 'Palinuro de México', que él considera su novela predilecta. Si acaso no sea la mejor, sí es de la más irreverente, anti-solemne y juguetona de la literatura hispanoamericana, equiparable a las del cubano Guillermo Cabrera Infante. El argumento se centra en la relación amorosa de Estefanía con su primo médico, el protagonista-narrador, que con la terminología de la anatomía humana explota lo más escatológico y lo más sublime de nuestro idioma. Ante tantos hipérboles y experimentos verbales, 'Palinuro de México' rebasa su propio argumento y permite pensar si el protagonista no es, ante todo, el lenguaje. Hay en ella cierta virtud del habla popular mexicana que consiste en burlarse de sí mismos para parodiar todo tipo de discursos.

La gran aventura del auténtico novelista es el lenguaje. ¿Qué es un gran personaje –se preguntaba Stevenson– sino una sarta de palabras? 'Noticias del imperio' (1988), su novela más popular, la tengo para mí como una de las mejores novelas históricas de Latinoamérica junto con 'Bomarzo' (1962), del argentino Mujica Lainez, y 'La tejedora de coronas' (1982), de Germán Espinosa. Del Paso supo muy bien que el pasado y la historia se recobran y se desacralizan narrándose. De suerte que a fuerza de hurgar en archivos y documentos sobre el Segundo Imperio (1863-1867), se apropió de la voz de una figura real, Carlota, princesa de Bélgica y más tarde emperatriz de México.

En 'Noticias del imperio' se desacraliza el mito de la “invasión” francesa a México. Si los oligarcas argentinos del siglo XIX hicieron todo lo posible para que Buenos Aires se pareciera a París, los aristócratas mexicanos lograron algo aun más pretencioso: convencer a la propia realeza francesa, a Napoleón III, para que Maximiliano y Carlota se trasplantaran a México y establecieran un imperio entre 1863 y 1867. Benito Juárez fusiló a Maximiliano el 19 de junio de 1867, pero Carlota sobrevivió hasta 1927 y se dio cuenta de cómo el presidente-dictador Porfirio Díaz construyó el Paseo de la Reforma a imagen de los Champs Élysées.

Posteriormente, quizás a modo de plantearse un desafío a sí mismo, en 1995 Fernando del Paso publicó una novela muy distinta a las anteriores: 'Linda 67. Historia de un crimen'. En ella, me parece, cuestionó el concepto de “novela total” a partir del renacimiento de la novela policial o criminal, que obliga a cierta simetría y contención. Sin duda, pues, el Premio Cervantes concedido a del Paso es un homenaje a la mejor novelística hispanoamericana.

Sebastián Pineda Buitrago*
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.