Vertigo 20, poesía en forma de danza

Vertigo 20, poesía en forma de danza

La coreógrafa Noa Wertheim, de Vertigo Dance Company, habla sobre el montaje que presenta hoy.

notitle
12 de noviembre 2015 , 02:21 p.m.

 Hace ocho años la coreógrafa israelí Noa Wertheim decidió que quería vivir diferente al resto del mundo y convirtió un kibut en una villa para crear arte. Allí comparte con sus cuatro hermanas, con sus respectivos esposos y sus hijos; y ahí mismo es donde se gestan los montajes de danza de Vertigo Dance Company, una de las más exitosas de Israel.

Wertheim está en Bogotá para presentar Vertigo 20, una celebración de veinte años de carrera artística, que se podrá ver hoy y mañana en el Teatro Colón. El montaje ya se presentó en la Bienal Internacional de Danza de Cali, donde sus asistentes salieron extasiados con las imágenes surreales y los movimientos experimentados de los bailarines.

Ella comenzó a bailar de forma profesional cuando cumplió 21 años y se unió al padre de sus dos hijos, Adi Sha'al, para crear la compañía. Sah’al había sido piloto en la fuerza aérea israelí y se retiró para bailar, también de forma tardía. De ahí, de esa sensación de estar en el aire y el vértigo que produce no tener el control total en el espacio, salió el nombre de la compañía.

“Cuando tu pierdes el control necesitas aterrizar con ambos pies y volver a comenzar. Luego, también lo relacionamos con el vértigo que produce estar enamorados”, dijo Wertheim en una conferencia y quizá por eso sus obras están llenas de bailarines suspendidos en las paredes o saltando por los aires, cayendo y volviendo a empezar.

La coreógrafa le contó a EL TIEMPO sobre su obra y su vida:

 

Noa Wertheim es la cofundadora de Vertigo Dance Company. Archivo particular

¿Cómo decide vivir en una villa artística y ecológica?, ¿cómo funciona?

Los kibutz son ahora más como asentamientos, así que llegamos a uno y dijimos, ‘podemos tomar los galpones que nadie está usando y convertirlos en estudios para artes o asuntos sociales todo ligado a la naturaleza, a vivir más en comunidad’. Además, yo no quería construir una carrera sin mi familia y era difícil para mí tener que dejar a mis hijos. Vengo también de una familia con cuatro hermanas, así que decidimos vivir juntas y cuidar a nuestros hijos, hoy tenemos 13 entre todas. Ha sido muy útil tener una forma de vida comunal, hacerlo de una forma opuesta a como lo hace la vida capitalista en donde la familia se ha separado, cada cual va por su lado y tiene que sobrevivir como pueda. No fue fácil en el comienzo, pero ahora es realmente maravilloso.

¿Y esto cómo influye sus creaciones artísticas?

Creo que todos los lugares en los que estás y las cosas que haces influencian tu arte. Para mí la vida y el arte son una sola cosa, no están separados. Yo puedo vivir en Colombia y continuar haciendo mi arte, porque ya tengo una certeza en mi cuerpo, en mi alma y en mi destino y lo voy a seguir.

¿Cuál fue su reto personal y coreógrafico al crear Vertigo 20?

Quería que fuera una pieza de celebración. Vertigo es el nombre de la compañía y 20 son los años que celebramos pero entonces, yo soy una artista, no celebro cumpleaños como fiesta y felicidad sino que decido tomar algunos símbolos, los pongo en la pieza, así como algunos movimientos que estuvieron en mis primeras obras, algunas cosas históricas y creaciones que he hecho durante este tiempo. Creo que el teatro es un lugar que enriquece tu alma más que tu estómago.

¿Qué fue lo más difícil de reunir 20 años de su carrera en esta pieza?

Decidir lo que debes dejar afuera. En Vertigo van a ver que los bailarines danzan en el aire, como en un limbo entre el cielo y la tierra. Es una pieza sobre la capacidad de escoger, eso es importante para mí. Yo no cuestiono pero le traslado a la audiencia las preguntas sobre las acciones: debemos elegir ¿arriba o abajo? ¿ debo ir a algún lado?, ¿debo deprimirme o cambiar?. Esta es una celebración de cumpleaños abstracta con algo de circo – al menos en el sentimiento – y llena de símbolos. Al final, por ejemplo, se cierra con unos globos blancos, lo cual es muy poético y llena la escena de felicidad, tranquilidad y belleza. El teatro para mí es el lugar de las emociones donde se enriquece más el alma que el estómago.

@cataoquendo

Dónde y cuándo?
‘Vertigo 20’. Jueves 12 y viernes 13 de noviembre, en el Teatro Colón de Bogotá. A las 7:30 p.m. En el marco del Festival Danza en la ciudad. Boletas: desde 30.000 hasta 80.000 pesos. Informes: Tuboleta.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.