Esta vez, Águila Descalza trae a escena el erotismo

Esta vez, Águila Descalza trae a escena el erotismo

Con 'La puntica no más', Carlos M. Aguirre y Cristina Toro celebrarán aniversario de sede en Prado.

notitle
11 de noviembre 2015 , 08:01 a.m.

La sede del Águila Descalza, en el tradicional barrio Prado de Medellín, cumple 15 años.

Y para celebrarlo, Carlos Mario Aguirre y Cristina Toro, alma y nervio de este grupo icónico en el país, estrenan La puntica no más.

La obra, que se suma a los cerca de 40 montajes teatrales, aborda, a través del humor, la sexualidad y hace parte de una trilogía de mentiras paisas que iniciaron con Mañana le pago y No vuelvo a beber.

A propósito del lanzamiento de la obra, en diálogo con EL TIEMPO, la actriz Cristina Toro habló acerca del estreno y la trayectoria del Aguila Descalza.

¿Qué es ‘La puntica no más’?

Es una obra que parte de un chiste popular. El humor es un pretexto para abordar el tema de la sexualidad, que esta vez dará cuenta de la transformación de un siglo a otro. Anteriormente, las personas eran mojigatas, reservadas, puritanas, el sexo era escondido. Ahora, en el siglo XXI, se da la proliferación de imágenes, textos sexuales y eróticos.

¿Qué cambios se dan en la actualidad?

El desarrollo del mundo cibernético ha hecho que cualquiera tenga acceso a una cantidad de información y de contenidos sexuales, vamos a ilustrar esto y todo lo que tiene que ver con sexo en la red, líneas calientes, objetos eróticos, muñecas de plástico, además de abordar cómo las relaciones de pareja se han transformado, siendo ahora relaciones múltiples.

¿Considera que aún el tema es un tabú?

Hay un cambio radical en lo que tiene que ver con la concepción de la sexualidad. Sin embargo, habrá sectores de la población que siempre van a estar escandalizados y creo que esto se debe a la manera como la red ha permeado la vida cotidiana.

¿Cuánto tiempo estará la obra en cartelera?

Será una temporada inaugural con dos semanas en el teatro de Prado. Se inicia mañana, pero el gran lanzamiento será el sábado, fecha en la que la sala del Águila Descalza cumple 15 años. Luego, la última semana de noviembre estaremos en el teatro Metropolitano, la primera semana de diciembre en el teatro de la universidad de Medellín y el 17, 18, 19 de diciembre volveremos a cerrar en el Metropolitano. Para el próximo año tendremos gira nacional y para mayo regresaremos a la ciudad.

¿Con qué temporalidad estrenan obras?

Veníamos con un ritmo de sacar obras cada año, pero hace un tiempo comenzamos con un ciclo llamado el ‘baúl y la tapa’, que nos ha llevado a remontar obras de nuestro repertorio que hacía tiempo no estaban en cartelera. Hace dos años no estrenábamos una obra, la ultima fue No vuelvo a beber. Hemos tenido como dos montajes por año pero varia mucho, la nueva obra venía en preparación desde hace mucho tiempo.

¿Qué temas predominan en las obras?

En este caso, La puntica no más hace parte de la saga de mentiras, en particular, me gustan mucho las temáticas populares y las últimas obras: Coma callao, Chupe por bobo, Va la madre, todas forman parte de expresiones populares.

¿A qué se debe la admiración del público?

Desde hace 30 años nos ingeniamos Carlos Mario Aguirre y yo trabajar juntos en hacer una dramaturgia que revele y retrate el alma de un pueblo, algo con lo que la gente se sienta identificada. Hacía falta vernos en el escenario como una posibilidad de reflexionar acerca de nosotros mismos, de conocernos, de divertirnos con nuestras propias maneras de hacer y pensar. Ahí está la clave del afecto de la gente.

¿Cómo los reciben en otras ciudades?

Tenemos unas ciudades que visitamos cada año: el Eje Cafetero, Valle del Cauca, y pensamos retomar Bogotá, ciudades que nos han recibido muy bien, igualmente en Estados Unidos tenemos un público con una recepción maravillosa, allá hemos comprobado que no solo asiste el público colombiano, también personas de todas las nacionalidades de habla hispana, que se sienten reflejadas. Eso da muestra de que el trabajo del Águila Descalza tiene unos contenidos que van más allá de lo local.

¿Qué piensa del movimiento teatral en la ciudad?

Ha habido una evolución muy grande en los últimos años, hemos pasado de un teatro aficionado a uno en vías de profesionalización, logrando que muchos grupos ya tengan su sede, una oferta permanente y que se forme un público que va en crecimiento.

¿Qué le debe al teatro?

Yo le debo la vida, además de tener la oportunidad de la expresión, la realización y la creación.

LAURA GARCÍA GUERRA
laugue@eltiempo.com - @LauraGarciaGue
EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.