Al Consejo de Seguridad

Al Consejo de Seguridad

A la ONU se le puede asegurar un papel en el posconflicto sin pasar por el Consejo de Seguridad.

notitle
10 de noviembre 2015 , 07:53 p.m.

‘La situación en Colombia’: ese será el ítem en la agenda del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas bajo el cual entregaremos nuestra autonomía.

El presidente Santos anunció la solicitud de un mandato de este órgano para la verificación del cese bilateral del fuego. Se equivoca. Existen caminos más adecuados y menos costosos para garantizar la presencia de la ONU en el posconflicto.

La diplomacia colombiana luchó por tres décadas para mantener al país al margen del Consejo de Seguridad. Tenía los elementos objetivos en contra. Al fin y al cabo, el conflicto armado presentó componentes de amenaza a la paz y seguridad internacionales: derrame en las fronteras, apoyo de países vecinos a insurgentes, tráfico de narcóticos, crisis humanitaria, violaciones de derechos humanos masivas y sistemáticas, reclutamiento de menores y grupos vulnerables en peligro.

La entrada en la agenda del Consejo de Seguridad reduce márgenes de autonomía. La Cancillería lo tenía tan claro antes como ahora. No se entiende, entonces, el viraje en esta política de Estado. El Consejo de Seguridad no está diseñado para el altruismo; allí, los Estados persiguen sus propios intereses y nosotros quedaremos sometidos a ellos. El debate del posconflicto se trasladará a Nueva York, y Colombia quedará en estado de vigilancia indefinida. Un Estado sabe cuándo entra al Consejo de Seguridad; nunca cuándo sale.

El Presidente recuperó prestigio para Colombia y hoy podría terminar entregándolo. La actual política exterior logró una diversificación temática y geográfica, una mayor inserción, la apertura de mercados, el avance en la admisión a la Ocde y la aceptación de propuestas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La reputación cuenta en el escenario global y forma parte de lo que Joseph Nye llamó el poder blando, que permite a un Estado dejar su impronta política mediante la persuasión. Ningún Estado en la agenda del Consejo de Seguridad puede aspirar siquiera a un asomo de liderazgo.

El esquema de verificación que ofrece el Consejo de Seguridad no responde a las necesidades de Colombia. Sirve para situaciones que requieren mayores niveles de injerencia y suplantación de funciones estatales. Las misiones limitadas a la verificación de ceses del fuego son de antaño; las actuales tienen una esencia política.

El país cedería también margen de maniobra en lo financiero. Está claro que Colombia deberá sufragar la mayor parte de su transición, pero, con paraguas del Consejo de Seguridad, los pocos recursos internacionales disponibles llegarán a la ONU. Las misiones de paz de la Organización adquirieron notoriedad por la lentitud para hacer llegar recursos a las regiones. ¿Para qué poner más trabas a la paz territorial?

Digamos NO al Consejo de Seguridad, pero SÍ a las Naciones Unidas. La ONU se ganó su espacio en el posconflicto y se le puede asegurar un papel sin pasar por el Consejo de Seguridad. El sello Naciones Unidas da legitimidad al proceso de paz y la experiencia adquirida en verificación de acuerdos supera la de cualquier otra organización.

Los colombianos debemos estar agradecidos con la Organización por su acompañamiento en la defensa de derechos fundamentales en medio de la guerra, y el país debe permanecer abierto al escrutinio internacional.

No pensemos en una megamisión, sino en una presencia más focalizada y más especializada. Se podría, por ejemplo, solicitar una misión política autorizada por la Asamblea General, dejando la verificación militar en manos de un mecanismo ad hoc. Caminos para convertir a la ONU en socio del posconflicto hay, y no todos llevan al Consejo de Seguridad. Presidente, no lo haga.


Laura Gil

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.