Deudas le quitan 22 % al ingreso de las familias en Colombia

Deudas le quitan 22 % al ingreso de las familias en Colombia

Hogares adeudan a los bancos unos $ 159 billones. Los que menos ganan más adeudan.

notitle
10 de noviembre 2015 , 07:52 p.m.

Las señales del debilitamiento de la economía colombiana, así como las que indican que el desempleo cada día afecta a más personas en el país, llegan con efecto retardado a los hogares que siguen endeudándose tanto con el sector financiero como con algunas compañías del sector real. (Vea el gráfico: Los colombianos siguen adquiriendo prestamos, pero con menos intensidad).

Esto ha hecho que las familias colombianas tengan que destinar cada vez más recursos de sus ingresos al pago de las deudas, incluidos los intereses de estas. Hoy, por cada 100 pesos que percibe un hogar, cerca de 22 deben reservarse para cumplir con dichas obligaciones crediticias.

El más reciente Informe de Estabilidad Financiera, divulgado este martes por el Banco de la República, indica que el mayor peso de esas obligaciones está en los créditos de consumo, en tanto que son los hogares de ingresos más bajos los que deben destinar una mayor porción de sus ingresos al pago de deudas, alcanzando los 42 pesos de cada 100 que derivan de sus actividades laborales.

En los hogares de más altos ingresos, el presupuesto para cubrir las deudas se acerca a 17,5 pesos por cada 100 que llegan a las finanzas de la familia.

Hasta junio pasado, señaló Esteban Gómez, director del departamento de Estabilidad Financiera del Banco de la República, la deuda de los hogares con la banca sumaba 159 billones de pesos, de los cuales el 68 por ciento correspondía a préstamos para consumo, mientras el restante 31,8, a créditos de vivienda.

Dijo que, si bien la cartera crece más que el producto interno bruto (PIB), el ritmo es inferior al de meses anteriores.
Para el Emisor, la desaceleración económica del país también tiene efectos sobre la calidad de la cartera, en la medida en que las personas impactadas comienzan a atrasarse en el pago de sus obligaciones.

En efecto, la morosidad está creciendo en varias líneas de crédito, principalmente en tarjetas, libre inversión, vehículos y préstamos rotativos.

No obstante, ese incremento de los préstamos en mora es moderado, por lo que aún no es una amenaza para el sistema financiero.

Lo anterior, pese a que en los créditos de las empresas también se observa algo de deterioro. Los datos del Banco de la República señalan que la morosidad creció en la mayoría de los sectores económicos.

El sector con la mayor proporción de cartera vencida es el agro, con 7,5 pesos por cada 100 colocados, seguido por la minería y el comercio, con 5,2 y 3,7 por ciento, respectivamente.

Estas actividades son las que más vieron un incremento en la proporción de créditos colgados durante el último año y en las que también ha crecido más la percepción de riesgo por parte de los establecimientos de crédito. En los demás sectores hay menos de 3 pesos vencidos por cada 100 pesos prestados.

En total, la deuda de las empresas cerró el primer semestre en 344,5 billones de pesos. Según el informe, la carga financiera de este sector se traduce en que las utilidades cubren 4,2 veces los egresos de las compañías por intereses.

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.