ONG denuncia que la tortura persiste en China

ONG denuncia que la tortura persiste en China

En el informe será estudiado por el Comité contra la Tortura de la ONU.

notitle
10 de noviembre 2015 , 11:54 a.m.

Diversas ONG chinas denunciaron que la tortura en este país persiste y que las autoridades generalmente ignoran la legislación y actúan de forma impune.

"El Gobierno chino ha fracasado sistemáticamente en prevenir la tortura, en exigir responsabilidades a los torturadores y en respetar los derechos de las víctimas", sostiene el informe ‘Impunidad, la raíz del problema de que la tortura persista en China’, publicado por Chinese Human Rights Defenders (CHRD) en coalición con organizaciones no gubernamentales chinas.

El documento se basa en entrevistas y datos de más de 2.300 casos de privación de la libertad desde enero de 2012 hasta junio de 2015, y ha sido enviado al Comité contra la Tortura de la ONU que revisará la situación la próxima semana.

En China, la investigación sobre torturas es inusual y las víctimas que buscan una compensación o justicia se encuentran con todo tipo de obstáculos y, en algunos casos, con represalias, dice el informe, que insta a la ONU a que pida reformas a Pekín.

El maltrato va desde una detención excesivamente prolongada sin juicio, como en el caso del abogado Pu Zhiqiang, que lleva más de un año bajo arresto; agresiones a abogados de derechos humanos cuando están realizando su trabajo, privación de la asistencia médica que en algunos casos ha llevado a la muerte o la tortura física o psicológica.

La policía suele mantener a algunos arrestados como los peticionarios en ubicaciones no especificadas, por ejemplo en cárceles negras e incluso en hospitales psiquiátricos, caso de Xing Shiku, otro peticionario que permaneció en uno de estos centros durante 8 años sin que se le diagnosticara ninguna enfermedad de este tipo, recopila el documento.

A pesar de que el Gobierno introdujo leyes en 2009 para prevenir estos casos, existen vacíos legales que pueden dificultar la prevención de la tortura y evitar castigos por cometer abusos, además de que sigue siendo legal que los tribunales acepten confesiones forzadas mediante tortura para emitir un veredicto.

Además, señalan las ONG, nuevas legislaciones como la Ley de Seguridad Nacional dan más poder a la policía y recogen ‘excepciones’ respecto a las cláusulas destinadas a proteger a los detenidos o sospechosos.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.