Salud mental, la causal menos conocida para realizarse un aborto

Salud mental, la causal menos conocida para realizarse un aborto

Aunque los casos son comunes, pocas mujeres conocen esta razón para la interrupción del embarazo.

notitle
10 de noviembre 2015 , 09:20 a.m.

Laura Torres, una joven comunicadora social de 25 años, tomó la decisión de abortar cuando tenía 16. Aunque utilizaba métodos anticonceptivos, quedó embarazada y no quiso tener al bebé. Quedar embarazada le produjo angustia y desespero.

El aborto de Laura, se dio meses después de que la Corte Constitucional expidiera la sentencia C355 de 2006 que declara la posibilidad de la interrupción voluntaria del embarazo en tres casos: violación, malformación del feto y el riesgo de salud para la madre, en el que se incluye la salud mental.

Ella fue aconsejada por una amiga del colegio para que abortara. En la droguería de su barrio, el dueño, la inyectó con una sustancia que ella nunca supo qué contenía y le dio cuatro pastillas. Laura interrumpió su embarazo. Sin embargo meses después se enteró que su aborto se lo pudo haber practicado en un hospital con todas las condiciones responsables y adecuadas.

La razón es que la sentencia expedida por la corte reconoce este derecho para “aquellos casos en los cuales resulta afectada su salud mental. Recuérdese que el derecho a la salud, a la luz del artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) supone el derecho al goce del más alto nivel posible de salud física y mental, y el embarazo puede causar una situación de angustia severa o, incluso graves alteraciones psíquicas que justifiquen su interrupción según certificación médica”.

En Colombia, entidades como Profamilia calculan que en el 2014 por la causal de salud mental se practicaron procedimientos bajo el diagnóstico de trastorno mixto de ansiedad y depresión en un 33 %, trastorno de ansiedad (no especificado) 22,62 %; episodio depresivo leve 12,31 %, y otros trastornos de ansiedad 6,44 %.

Estas cifras encendieron la alarma en el Congreso, en donde el representante del Centro Democrático, Santiago Valencia, alertó la necesidad de reglamentar esta causal, pues según él se está “abusando” de la sentencia.

“No cualquier mujer que vaya y diga que tiene un problema psiquiátrico es cierto, los médicos a veces no tienen las herramientas para diagnóstico (…), estamos promocionando el derecho del aborto como un derecho ilimitado (…), deben existir reglas claras”, dijo el Congresista.

Casos como el de Laura se presentan todos los días, pues hay un desconocimiento de la norma. “Las mujeres debemos conocer la sentencia y las tres opciones que nos dio la corte. También, asesorarnos, porque hacerlo ilegal no solo vale plata, sino que representa un riesgo”, dijo la comunicadora, quien hoy cuenta su testimonio para que las mujeres reconozcan la importancia de asesorarse.

Según Mónica Roa, vicepresidenta de la organización Women's Link Worldwide, una autoridad en la defensa de los derechos reproductivos, esta causal es, casi diez años después de expedida la Ley, la menos conocida, ya que aún hay desinformación entre las autoridades y los centros médicos “que ponen aún muchas barreras” para hacer este tipo de abortos.

Esta práctica está contemplada en la sentencia y para acceder a ella se necesita un certificado de un psicólogo que realice el diagnóstico del riesgo, que no tiene que ser exactamente de la institución que la mujer escogió para hacerse la intervención.

“Que le den a la mujer un diagnóstico de riesgo no quiere decir que lo vayas a hacer (…), lo que tenemos claro es que hay desinformación en general; el caso de Carolino Sabino es exactamente eso, se está promoviendo la desinformación en el caso de la salud de causal mental y se acusa a las pocas que están cumpliendo”, aseguró Mónica.

Profamilia, según Women's Link Worldwide, es una entidad que cumple la sentencia a cabalidad. “La Corte reconoció el derecho que tienen las mujeres a la salud en todas sus aristas”.

“Uno no solo está sano cuando no le duele nada, uno debe estar sano en todos los aspectos de su vida”, aseguró Juan Carlos Vargas, gerente de investigaciones de Profamilia.

El representante Valencia realizó hace pocos días una audiencia donde reunió distintas visiones de médicos sobre el tema y pretende reunir la información necesaria para presentar la reglamentación: "Esto lo debemos hacer con médicos y psiquiatras. Esto no puede tener un carácter político, debe tener un carácter técnico".

"Hay abusos, porque no hay reglamentación, debemos hacerlo de manera inmediata (...). Lo que hemos visto es que hay un aumento desmedido, lo que debe existir es un análisis completo de contexto y entorno para determinar si existe un riesgo psiquiátrico o no ", concluye el congresista.

JUANITA RAMOS
Redactora de POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.