'Para vivir en otro planeta tendríamos que cambiarlo'

'Para vivir en otro planeta tendríamos que cambiarlo'

Experto insiste en que la química y la física indican que hay probabilidades de vida afuera.

notitle
09 de noviembre 2015 , 08:38 p.m.

Michael Ceballos, Ph. D. en Microbiología y Bioquímica y profesor de la Universidad de Minnesota Morris (EE. UU.), tiene puesta la mirada en Colombia. Además de contemplar la posibilidad de desarrollar uno de sus proyectos de microbiología en el país, trabaja con la Nasa para saber cuáles son los límites ambientales en que puede haber vida.

Ceballos busca sistemas de virus muy antiguos en la evolución natural. Trabaja, por ejemplo, con los termófilos, una especie perteneciente al reino Archaea, similar a las bacterias, que vive en aguas termales ácidas, de azufre.

En su reciente visita al país, tomó muestras de las aguas termales del parque de los Nevados, en Manizales, para enseñar cómo encontrar vida en ambientes extremos a jóvenes estudiantes de Biología de las universidades Eafit, de Manizales y de la Amazonia.

En el 2016, junto con el Instituto de Astrobiología de Colombia, espera establecer una colaboración entre su laboratorio y algunas universidades del país para trabajar en micro y astrobiología.

En entrevista con EL TIEMPO, Ceballos habló de cómo la microbiología en la Tierra puede dar pistas sobre vida en otros planetas y por qué ese afán de buscar condiciones para habitar otros mundos.

¿Qué le impide al hombre salir de la Tierra?

Una combinación de oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono, esos son los gases más importantes. La atmósfera de la Tierra es completamente adecuada para nosotros, por lo que debería tener las mismas condiciones si queremos la misma forma de vida. Pero podemos crear domos y sistemas donde vivir, aunque tendría que ser encerrados.

¿Entonces vivir en otro planeta no sería posible?

Para vivir en otro planeta habría que cambiarlo. Ya tenemos experiencia con eso porque estamos cambiando nuestro planeta, aunque no de buena manera. La posibilidad estaría en modificar un cuerpo celeste para que soporte nuestra vida.

¿Para qué buscar vida en otro lugar?

Hay gente que piensa que venimos de Marte y que es un planeta destruido por otros que llegaron a la Tierra. Quizá busquemos vida porque queremos ser esos otros fuera de la Tierra. Pero no son más que sueños e ideas, los científicos debemos tener una hipótesis comprobable. Si no hay hechos ni datos, tienen que quedarse como sueños.

¿Le sorprendería un anuncio de vida fuera de la Tierra?

No me va a sorprender si algún día encontramos que lo extraterrestre está en nuestro ADN o si viene alguien de otro planeta, porque la estadística y los conocimientos de la química y la física del universo nos dicen que la probabilidad de vida en otros planetas es casi del 100 por ciento.

Si nos hemos tardado tanto en comprobarlo, ¿por qué seguir pensando en ello?

Con los sueños se entrena a los jóvenes a pensar como científicos. Si logramos educar a una población que piensa de manera científica, tal vez empecemos a cambiar nuestra trayectoria y a hacer un revés.

Usted trabaja buscando vida en ambientes extremos.¿Cómo es este proceso?

Lo primero que hacemos es establecer rangos de medidas físicas y químicas, como temperatura, pH, elementos básicos, para determinar el rango de estos parámetros en el que la vida puede existir. Con esa definición buscamos en la Luna y otros planetas que tengan estos parámetros. El más importante, generalmente, es el agua. Si la hay, la siguiente pregunta es en qué estado, porque si está en hielo, la vida no puede existir.

El hielo puede no ser de agua, pero si hay hielo, hay sales. Y hay organismos que pueden vivir en microcanales salinos, como los halófilos. También puede haber psicrófilos, que pueden crecer en temperaturas por debajo de los 5 grados centígrados. Estos organismos son buscados con elementos que detectan bioseñales, que informan si hay agua, magnesio, carbono u otros elementos. Después buscamos los datos de un cuerpo celeste y observamos si está en el rango en el que la vida puede existir.

Si está en dicho rango, ¿qué viene luego?

Probar en el laboratorio si podemos recrear las condiciones que pensamos que están en el planeta y poner vida en ellas, microorganismos o plantas. Si hay manera, enviamos un artefacto de exploración al planeta que ponga un pedazo de vida allá y tome una muestra. Si no lo puede traer de vuelta, puede mandar los datos.

Laura Bayer
Escuela EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.