Miedo por ultimátum de banda de extorsionistas en Potrero Grande

Miedo por ultimátum de banda de extorsionistas en Potrero Grande

Grupo que cobra 'vacunas' en sector 5 la emprende con casas de oriente de Cali. Dejó cuatro heridos.

notitle
09 de noviembre 2015 , 08:24 p.m.

 A los habitantes de cerca de un centenar de viviendas en el sector 5 de Potrero Grande, en el oriente de Cali, una banda delincuencial les impuso un nuevo ultimátum: pagar la ‘vacuna’ que viene exigiéndoles o, de lo contrario, tendrían que abandonar sus hogares.

Eso gritaron desde la calle algunos de los integrantes de la banda que han venido extorsionando a esta población y quienes desde la noche del domingo hasta la madrugada de ayer atacaron las casas de ladrillo con piedra, palos y hasta machetes, en medio de disparos.

Aunque estos moradores hablan de que una balacera dejó cuatro heridos, la Policía de la zona informó que se tratarían de tres personas, entre ellas, una menor de 13 años por un impacto en una pierna y la vendedora ambulante de jugos Deyanira Henao.

La señora, de 44 años y madre de cinco hijos, tres de ellos, menores, es la más grave, pues uno de los disparos le alcanzó la cabeza por lo que ayer seguía en grave estado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Fundación Valle del Lili.

El impacto la derribó cuando se asomó por el balcón del segundo piso de su rústica casa, ubicada en la esquina en la carrera 28D4 con calle 125. Corresponde al sector 6 donde la banda conocida como ‘Yami’ ronda por la zona, exigiendo ‘vacunas’ y enfrentándose a la banda del sector 5, argumentando un cobro de vigilancia que oscila entre 5.000 y 30.000 pesos para los moradores, y hasta 50.000, a los comerciantes. Este cobro puede ser diario o semanal.

De acuerdo con habitantes del sector 5, cuyas casas terminaron con vidrios rotos, y puertas y muros golpeados, así como otras que fueron robadas, el ataque habría sido una retaliación por la resistencia que en estas calles han tenido con la banda de ‘Yami’ y otras pandillas en cuanto a pagar las ‘vacunas’.

“A mi familia y a mí nos gritaban que saliéramos de la casa. Cuando abrí había cuatro muchachos, todos armados”, dijo una de las afectadas a quien le robaron sus electrodomésticos. “Todo esto ocurrió después de la medianoche como hasta las 4:30 de la mañana. Antes, a eso de las 9:00 de la noche estaban por la calle”.

Otro morador aseguró: “Ellos nos dijeron desde la calle ‘o pagan o se van’”.

“Como no hemos querido pagar y no dejamos que entren al barrio, la banda llegó disparando”, anotó.
Entre las quejas figura el llamado a la Policía que habría llegado horas después al sitio. “Eran como la 1:00 o 2:00 de la mañana y llamamos al 1, 2, 3. Contestaron y dijeron que venían, pero no fue así”, comentaron otros vecinos.

El mayor Juan Pablo Díaz, comandante encargado del Distrito 4 de la Policía Metropolitana de Cali, dijo que la institución siempre ha estado presta a atender a la comunidad. Sostuvo que las bandas en Potrero Grande se están “reacomodando”, a raíz de golpes que la Policía ha venido propinando.

“No es la primera vez que ocurre algo así”, dijo uno de los líderes. “Hace más de mes y medio pasó lo mismo. Llegaron, rompieron ventanas, dañaron puertas y fachadas de unas 30 casas. Estas vez, el daño está por las 40”.

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, dijo que la situación es grave y requiere procesos para apoyar a la comunidad. Propuso que haya más seguridad con apoyo del Ejército. Pero dijo que no está hablando de una militarización.

Un líder del sector 5 sostuvo que por el primer ataque, unas 20 personas acudieron al Gaula, hace un mes para poner la denuncia por las extorsiones. “La gente del sector 5 no pasamos al y nosotros no dejamos que la banda de ‘Yami’ entre”, dijo otro vecino que pide a las autoridades soluciones a la violencia que es el ‘pan diario en Potrero.

El año pasado, algunos habitantes del sector 5, donde hace casi una década viven reasentados por el invierno de años pasados, alertaron al secretario de Vivienda de Cali, Juan Carlos Rueda, sobre la situación del ‘cobro de vigilancia’, de puerta en puerta.

En el 2014, la Alcaldía tuvo informes de que 37 personas de la quinta etapa dejaron sus viviendas. La secretaría de Gobierno se encuentra al tanto por reportes de la misma secretaría de Vivienda y de la Policía.

Mientras tanto, el Gobierno señaló que viene intensificando el desarticulamiento de bandas dedicadas al microtráfico.
Por ahora, imperan el miedo y la zozobra en estas esquinas y pasadizos que forman las hileras de casas de dos pisos de ladrillo, donde bandas y pandillas quieren imponer su ley.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.