61% de comparendos en Villavicencio son para motociclistas borrachos

61% de comparendos en Villavicencio son para motociclistas borrachos

Quienes han sido sorprendidos por las autoridades marcan hasta grado tres de alcoholemia.

notitle
09 de noviembre 2015 , 08:01 p.m.

En Villavicencio los motociclistas tienen los peores registros a la hora de evaluar el número comparendos impuestos por conducir en estado de embriaguez.

Según estadísticas de la Concesionaria de Servicios de Tránsito de Villavicencio (Sertravi), en el primer semestre del año fueron impuestos 243 comparendos a conductores borrachos, de los cuales 149 eran motociclistas y 68 manejaban automóviles. De los 302 comparendos por embriaguez impuestos hasta el 30 de octubre, 171 los aplicaron a motociclistas.

El subcomandante de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía, teniente José Timaná, atribuye las cifras a la falta de conciencia y de cultura ciudadana de los motociclistas sobre el daño que pueden causar al conducir en estado de embriaguez.

Los fines de semana son los que tienen los mayores registros de comparendos en la ciudad por embriaguez. El reporte negativo se extiende hasta el lunes cuando este es festivo.

Aunque la gran mayoría de los infractores a la norma son hombres, también las mujeres han sido sancionadas.

Los motociclistas ebrios han caído en los puestos de control que instala la Policía en distintos puntos de la ciudad y en los cuatro ejes viales principales hacia Puerto López, Acacías, Restrepo y Bogotá.

No obstante, las zonas donde están los sitios de rumba como el Siete de Agosto, Hacaritama, Porfía y Santa Elena muestran un alto índice de motociclistas sancionados.

“Los detectamos por el aliento a licor, el tufo alicorado. Se le hace una prueba por medio del alcohol sensor y fijo marca que ha consumido bebidas alcohólicas, pero además se le hace el registro fotográfico, el de video y se le lleva a la clínica para el respectivo examen de alcoholemia”, precisó el oficial.

El nivel promedio de alcoholemia en la ciudad está fijado en tres grados. Esa cifra, dijo el teniente Timaná, podría equivaler a dos botellas de aguardiente, lo cual es “muy grave” por “el peligro que representa”.

Carlos Escobar, representante de la Asociación de Motociclistas del Llano (Asomotos), afirmó que la responsabilidad debe recaer sobre los conductores de motos, pero también en las “autoridades que son permisivas”. “Vale más el dinero que el policía de tránsito o el azulito reciben en el momento para no hacer el comparendo, sin importar la prevención, que la vida de la gente”, afirmó.

LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.