Once mil niños

Once mil niños

La cantidad de pequeños que son abandonados es un drama que Colombia no ha logrado solucionar.

notitle
09 de noviembre 2015 , 06:30 p.m.

Arley deambula por las calles solo, limpiando los vidrios de los carros, vendiendo dulces en un semáforo, huyendo del miedo, del frío y del hambre oliendo un frasco de boxer. Nunca pierde la esperanza de que le den una moneda, de que le regalen un pan, o un trozo de cartón que le sirva de cama. A los 5 años, su padre los sacó del cuarto donde vivían, a golpes, por romper un frasco de vidrio. Las palizas del padre eran comunes, y cuando el hombre se cansaba de lanzarle patadas a su mujer, la arremetía contra el niño. La mujer ocultaba los moretones que el marido le propinaba, con una buena capa de maquillaje. Esa noche, el niño huyó de casa con lo que tenía puesto y nunca más regresó.

Hace ya dos años, recorre las tenebrosas aceras del centro de Bogotá y casi ha perdido la esperanza de sentirse protegido y de ser parte de un hogar. Arley es uno de los 14 niños que son abandonados en Bogotá cada semana. Abandonados, huyendo del maltrato, de intentos de abuso sexual de tíos y vecinos, viviendo un infierno en vida. A Arley se suman los menores desplazados de la violencia, los bebés que abandonan en contenedores de basura o en una iglesia. No todos ellos tienen la fortuna de ser rescatados por el ICBF y de ser dados en adopción. Hace poco, Arley entró en el sistema, fue rescatado por este Instituto y ahora hace parte de los miles de niños que esperan ser adoptados en Colombia.

La cantidad de pequeños que huyen de sus hogares o son abandonados es una realidad dramática que Colombia no ha logrado solucionar a cabalidad. No solo el ICBF debe hacer lo posible para encontrar una familia para cada uno de los 11 mil niños que buscan ser adoptados, sino que el Gobierno está en obligación de abrir los canales entre ellos y los padres que buscan adoptar.

En medio de esta ingente tarea —y de esta carrera contra el tiempo—, la Corte Constitucional tomó la importante decisión de incluir dentro de los posibles adoptantes a las parejas gais.

Esto incrementará las posibilidades de que Arley y otros miles de niños dejen de pasar sus cumpleaños en ayunas, con frío y sueño. Los podrá salvar de una muerte segura en la calle.

A pesar de la resistencia de la Iglesia católica y del Procurador, la decisión tomada por los magistrados está basada en cifras, en hechos y estudios que confirman que no hay diferencias para el niño si crece en una familia homosexual o en una heterosexual.

También se dio este importante paso en Colombia porque se han revaluado prejuicios sin fundamento como que la homosexualidad es una enfermedad. El 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la homosexualidad de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud. Cuesta creerlo, pero un porcentaje de la población tiene la firme convicción de que es así, a pesar de que contradiga toda evidencia científica. De hecho, son parejas heterosexuales las que están abandonando, maltratando y traumatizando niños como Arley.

La capacidad de ser buenos padres, como ya determinó la Corte, no está conectada a las inclinaciones sexuales. Como no lo está ser zurdo o diestro, ser arquitecto o abogado. La capacidad de ser buenos padres radica en la escala de valores, en considerar que el maltrato físico y psicológico no son una alternativa de crianza y que los buenos tratos, el cariño, la paciencia y la comprensión son las únicas herramientas válidas para ser buenos padres.

Enhorabuena por esta decisión que aparece en el horizonte como una luz de esperanza para niños como Arley, pues la prioridad es su bienestar, y no debates religiosos sin fundamento.


María Antonia García de la Torre
@caidadelatorre

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.