"Caí en un hueco emocional profundo": Marcelo Cezán

"Caí en un hueco emocional profundo": Marcelo Cezán

Luego de haber superado una crisis de depresión, el caleño pasa por uno de sus mejores momentos.

notitle
09 de noviembre 2015 , 04:39 p.m.

Sentado en su apartamento de La Calera, hace un buen tiempo Marcelo hizo un flashback de lo que había sido su vida luego de ser despedido de Bravíssimo, y entró en una profunda depresión: “Me encerraba, con la mirada perdida recordaba la época de Cartas de amor, de Lolita, las giras internacionales, gané muchísimo dinero, además en dólares, tenía tierras que tuve que vender, el apartamento… y caí en una depresión. Sabía lo que estaba pasando, no culpé a nadie, ni le pregunté a Dios ‘¿por qué me está pasando esto?’ Yo mismo lo había provocado, me decía: ‘¿En qué momento no paré? ¿En qué momento no maduré?’ Fui número uno acá, en Chile, en Venezuela, en Puerto Rico, tuve tierras que debí vender y ¡lo dejé escapar! Mi área económica tambaleó, en lo sentimental estaba muy mal, la relación con mi familia no era buena, mi salud no era buena, no hacía ejercicio y estaba dedicado a la vida bohemia, a disfrutar mi apartamento de soltero en La Calera. Caí en un hueco emocional profundo”.

Su regreso a Bravíssimo por temporadas fue para él un milagro: “Estoy cuando Miguel (Such) viaja. Más allá de lo económico, me siento muy cómodo trabajando ahí, la chispa se me triplica... Puede ser también por la amistad que tengo con Mónica (Hernández). El hecho de haber vuelto fue algo sobrenatural, algo que veía muy lejano”.

¿Cómo logró salir de la crisis?

Salí a través de Adriana Lucía (cantante). Fue un encuentro bastante raro en San Andrés y Providencia. Íbamos a hablar de sexualidad a los jóvenes de allá, ¡Imagínate! Yo con qué autoridad moral... me escondía en esas conferencias y veía a Adriana tan tranquila, y yo con una cosa que me ahogaba, que no me dejaba dormir, por un lado los bancos llamándome… Verla siempre de buen ánimo, eso me llamó la atención. Empezamos a conversar y me dijo que seguía a Jesús y su mensaje de amor, un mensaje que la gente no ha entendido que no es un tema religioso; es no creerse más que el otro... y empecé a interesarme, porque venía con esa inquietud. Fui católico por mi familia, después fui metafísico, pensaba que con esto se podían lograr cosas con la mente y la palabra. Luego empezó a gustame mucho la metafísica, que profundicé en el mentalismo. Después fui rastafari, con el tema de paz y amor. Se logran cosas a nivel espiritual, pero hay un tema muy delicado: que el crédito se lo empieza a llevar uno mismo y entonces empiezas a convertirte en tu propio Dios, y eso es muy riesgoso, y se va alejando de la humildad. Mi encuentro con Adriana Lucía fue el comienzo de mi relación con el cristianismo.

¿Qué tanto ha cambiado?

Me volví más organizado con mi dinero, empecé a cuidarme de lo que hablaba, a apreciar lo que tenía. La relación con Dios te da orden. Sí tomé decisiones radicales, sin ser psicorrígido. No quería perder mi identidad, entonces ya no tomo, cuesta soltar cosas placenteras, la promiscuidad es sabrosa, el licor... Lo bonito es hacerlo por convicción, no por prohibición.

Está pasando por un buen momento profesional…

¡Sí! Aparte de mis dos programas en Claro, Cara o Sello y uno musical, estoy en el espectáculo de Navidad de Misi Cartas a Papá Noel. Me llamó Misi, me dijo que querían que hiciera un personaje, pero querían verme en audición, me mandaron un monólogo gigante de un día para otro, de hora y media, dos canciones complicadísimas porque el nivel de Misi es muy alto. Me preparé, ensayé mis canciones, me aprendí las escenas y oré mucho. Antes de entrar, le pedí a Dios que me ayudara; canté la primera nota y Misi y el director se miraron ¡y quedé! Es un reto gigante, estoy aprendiendo muchísimo.

También estará en una película...

Me llamaron de una productora de cine, de Dínamo, me dijeron ‘mira, tenemos un personaje que puede ser para ti’. Hice mi audición, salí aburrido, me sentí desentrenado porque hacía rato no actuaba, y sin embargo quedé.

Además volvió a grabar canciones…

En diciembre del año pasado fui redescubierto como cantante (risas) ¡A estas alturas de mi vida! Una banda, Ciegos Sordomudos, hacen cada año un evento donde invitan artistas a que canten sus canciones. Cuando pisé el lugar y vi directores de radio, mánagers internacionales, artistas importantísimos, le dije a Dios que si debía seguir como cantante que me diera en ese mismo instante una señal… Cuando me anunciaron, la gente aplaudió como diciendo ‘¿y este qué hace aquí?’.

Hice mi presentación y cuando bajé del escenario me sentí como en Cali en el 90. Me cayeron como gallinazos, me pasaron tarjetas, me decían: ‘Estás cantando muy bien’, ‘estás vivo’, y entre todas esas propuestas hubo una que se concretó. Grabé dos canciones que tengo listas. Estoy en reunión con disqueras y buscando el momento para lanzarlas.

En esta nueva racha también recuperó su gran amor…

Cuando llevaba tres años de noviazgo, me dio miedito, pensaba ‘¿en qué me metí?, ¡paremos esto ya!’. Ella se derrumbó porque no había motivos más allá de mi miedo. Cuando reaccioné, Michelle ya no quería. Por primera vez en mi vida tuve que conquistar a una mujer, primero porque soy muy tímido, segundo -y lo digo con toda humildad- las relaciones que tuve me las pusieron mis amigos: ‘Mira, tú le gustas a mi amiga’. Nunca tuve que llamar, mandar regalos a nadie. Reconquistarla fue una estrategia: canciones compuestas para ella, regalos anónimos, complicidad de una cantidad de gente, amigos, familia...

¿Se va a casar?

Sí. Michelle es una mujer bella, talentosa, porque es cantante, actriz. Los dos entendimos que hay que ir paso a paso y guiados por Dios y por nuestra iglesia. Hay unas reglas, que si uno quiere las cumple, y nosotros estamos en eso. Será muy pronto.

El presentador manifestó que el 3 de diciembre será un día importante para ellos dos, como dejando entrever que podría ser la fecha de su matrimonio.

GLORIA FRANCO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.