Los 10 personajes más 'chibchombianos' del país

Los 10 personajes más 'chibchombianos' del país

Entre las excentricidades, Popeye, un vendedor de afrodisiacos y el hamakasutra lideran la lista.

09 de noviembre 2015 , 03:47 p.m.

 1- Charlie, el mecánico de las pintas de todos los colores

Carlos Soebis, a sus 70 años, es un mecánico de oficio conocido en el centro de Barranquilla por su excéntrico gusto al vestir.

 

En su clóset existen más de 35 pintas de todos los colores, desde los más usuales hasta los más extraños. el ‘Charlie’, como le dicen, no tiene reparo en salir de su casa vestido de pies a cabeza de color de verde menta.

Nunca le falta su sombrero, que es del mismo color de la camisa, pantalón, medias y hasta zapatos que vestirá ese día.

Carlos cuenta que esta tradición la tiene desde que cumplió 20 años y que, a pesar de que lo molestan por sus pintas, no cambia por nada su colección.

2- Hamakasutra: a falta de cama que sea en la hamaca

En San Jacinto (Bolívar) nació uno de los manuales para hacer el amor más curioso del mundo, se trata del Hamakasutra, un libro que muestra las posiciones sexuales para practicar en hamaca.

 

La idea se le vino a la cabeza a Fredy Chamorro después de casarse a los 18 años, cuando al no tener suficientes recursos económicos para comprar una cama, no tuvo más remedio que descansar en una hamaca, donde también se las ingenió para hacer el amor con su esposa.

Tras 20 años de pasar las duras y también las maduras posiciones en la hamaca creó el libro, que consta de 13 técnicas que Chamorro recomienda sin parpadear.

Según Chamorro, el libro muestra posiciones de calentamiento y técnicas avanzadas de las relaciones sexuales, como ‘la carrera a caballo’ y ‘la perrita voladora’, una de sus favoritas.

3- El jugo que le dio a Ciriaco sus poderes sexuales

Las pintas extravagantes de Catalino Ruiz, conocido como Ciriaco, son una de las formas con las que los bumangueses distinguen a uno de los vendedores de afrodisiacos más poderosos de Colombia.

 

El hombre de Turbo (Antioquia) vende jugos desde hace 39 años y les mezcla 22 clases de frutas. Cuenta Ciriaco que ha tenido nueve mujeres y que gracias a los jugos es que nacieron sus 27 hijos.

Algunos clientes aseguran que el jugo de Ciriaco es mejor que el viagra, y este les aconseja que lo tomen como reflejo de él: “Miren al viejo, 80 años y no tengo problema. La de 18 la lleva con el negro, la lleva porque yo estoy es como un toro”, bromea.

4- La familia que relincha para vender obleas

Con su particular relincho, Mario Giraldo Gómez es reconocido en exposiciones equinas, donde vende sus obleas. Reproduciendo este sonido y con una cola falsa de caballo, recorre las graderías acompañado de sus hermanos, quienes también 'hablan' este idioma.

 

La idea surgió en los años 80, cuando con sus hermanos decidieron hacer los relinchos como marca de las obleas. Es tanto el éxito de las obleas y sus particulares sonidos que han viajado a venderlas en ferias de Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y Ecuador.

Por su parte, Federico Giraldo Gómez, uno de los herederos de esta tradición, llevó el negocio a Medellín, donde lo conocen cada vez que suenan sus relinchos: ‘el potranquito’, ‘el caballo entero’ y el que no puede faltar con “arrastrada de pata” incluida: ‘el caballo enamorado’.

5- El Popeye barranquillero

Eduardo Aldana encontró en Popeye, el marino, el personaje de caricatura, la mejor manera para vender helados en Barranquilla.

 

Y es que su parecido físico salta a la vista, además de ser todo un espectáculo cuando posa ante su fanaticada. “Todas las personas van detrás de Popeye, el marino, porque me conocen y saben que soy un barranquillero honesto”, cuenta.

Vestido con disfraz de marinero, espinaca en la boca y pipa en la mano, Eduardo asegura que no quiere dejar de parecerse a él y que ser reconocido como este personaje de caricatura le da una felicidad inmensa.

“Me gusta alegrar a la gente siendo Popeye, nunca me he querido dejar crecer el pelo ni el bigote porque si lo hago no me voy a parecer a él”, dice.

6- La mujer con el pelo más largo de Colombia

Ana Inés Díaz mueve su larga cabellera de un lado al otro, se lo peina y dice sonriendo: “Soy la mujer con el cabello más largo de Colombia”.

 

La mujer de 54 años cuenta que el cabello se lo dejó crecer porque le estaba saliendo muy bonito y no quería que se dañara por un corte, anécdota que la marcó hace 22 años.

En ese entonces, Ana tenía la sensación de que su cabello era escaso, por lo que se mostró sorprendida cuando su pelo le comenzó de salir de manera “espectacular”, como dice ella.

Entre los secretos para su larga cabellera están los masajes con sábila durante más de 30 minutos y mantenerlo peinado.

7- La mujer que lo pone a chupar coco

Denis Barrios atiende una popular venta de agua de coco en una esquina del paseo Bolívar, en pleno centro de Barranquilla, desde hace 14 años. Allí, junto a una prima, trabaja un negocio al que llamó La Flor del Coco.

Sus clientes la buscan para calmar la sed y escuchar sus chistes subidos de tono. Todos los días vende entre 70 y 100 cocos, dependiendo de qué tan caluroso sea el clima que azota a los barranquilleros.

Entre los chistes de ‘Garganta profunda’, como se hace llamar Denis, está preguntarle a las clientas cuando acaban con el coco, ¿cómo te pareció esa chupada?

8- El descompositor de canciones vallenatas

Rodrigo Salgado, en San Jacinto (Bolívar), se dedica a “descomponer” las letras de las canciones tradicionales colombianas.

 

En su pueblo no hay ninguno como él que se atreva a poner “patas arriba” las letras de las canciones y lograr tonadas que poco tienen que ver con las originales, aunque estas resultan tener una gracia sin igual.

Salgado se considera un narrador oral costumbrista, pues le da vida a los personajes que existen en la región a través de sus anécdotas, cuentos y expresiones.

9- Demo, el burro de Obama

En el 2012, cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó el país, al exalcalde de Turbaco (Bolívar), Silvio Carrasquilla, se le ocurrió la idea de regalarle un burro a dicho mandatario.

 

Carrasquilla viajó a Cartagena con un burrito, Demo -llamado así en honor al Partido Demócrata-, para regalárselo al presidente e invitarlo a dar una vuelta a Turbaco.

Tras semejante regalo, el presidente Obama agradeció el gesto de Carrasquilla y le escribióen una esquela: "Silvio, muchas gracias por todo su apoyo. Es bueno saber que tengo semejante gran amigo en Colombia". Y remató la nota en español con un "Muchas gracias" y su firma.

Demo se convirtió desde entonces en una celebridad de Turbaco y es uno de los animales más queridos del pueblo.

10-El ingeniero que pasea con un robot gigante

Tol, que parece un robot que amenaza al mundo en alguna película de ficción, es el amigo inseparable de Fabio Gómez para recorrer en moto las calles de Medellín.

 

‘Fabito fantástico’, como le dicen al ingeniero creador de androides, comenzó a construir robots para enseñarles a las personas cómo se debe cuidar el planeta.

El androide Tol, que significa tolerancia, amor y paz, tiene un sinnúmero de motores, tarjetas y engranajes que le dan movimiento.

NACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.