'Perdono a los que mataron a mi hijo'

'Perdono a los que mataron a mi hijo'

Padres del policía asesinado por intervenir en una riña en Bosa realizarán su sepelio.

notitle
08 de noviembre 2015 , 10:39 p.m.

A las 4 de la tarde de este lunes, en el cementerio municipal Calancala (Barranquilla), los familiares del patrullero Esnéider Padilla de las Salas le darán el último adiós. Al uniformado le dispararon cuando intentaba detener una riña entre dos delincuentes, en el barrio Brasilia, de Bosa, el jueves pasado, y murió el viernes.

“Perdono a los que asesinaron a mi hijo. No soy un hombre de rencores”, dijo ayer con tristeza Sergio Padilla, padre del agente de 27 años, mientras se realizaban las honras fúnebres en su vivienda del barrio Rebolo, de su ciudad natal. Allí estuvo acompañado de sus familiares, entre ellos su esposa, y de sus amigos más cercanos.

Su padre lo recordó como un hombre servicial, que siempre quiso ser miembro de la institución. “Desde pequeño se disfrazaba de policía”, contó.

El patrullero Padilla ingresó en el 2011 a la Escuela de Policía Jiménez de Quesada. Llevaba cuatro años en la institución y había recibido 20 felicitaciones por su compromiso con la comunidad y por operativos exitosos.

Otro hecho que enluta a la familia Padilla de las Salas es que el uniformado iba a ser papá, pues su mujer estaba a punto de dar a luz.

Con la muerte de Esnéider, van cuatro casos de policías asesinados durante este año mientras cumplían sus labores, de acuerdo con información oficial. Por ejemplo, en agosto pasado, al intendente Richard Romero le dispararon al intentar evitar un fleteo en Villa Mayor.

Intentó detener una riña

La muerte del uniformado ocurrió el jueves, cuando residentes del barrio Brasilia, en el sur de la ciudad, llamaron a la Policía por una pelea. “Allí acudieron dos uniformados, pues uno de los sujetos tenía un arma de fuego”, aseguró el coronel Óscar Lamprea, comandante de la estación de policía de Bosa.

Según la investigación adelantada por la institución, dos hombres estaban peleando por un celular que, al parecer, acababan de hurtar, y el patrullero intervino.

“Cuando llegaron los uniformados, los hombres huyeron, así que comenzó una persecución. En ese momento, una mujer le disparó en el pecho al patrullero”, agregó Lamprea.

El uniformado fue trasladado al hospital de Kennedy, donde fue intervenido quirúrgicamente. No obstante, el viernes falleció por la gravedad de la herida.

Durante el enfrentamiento, uno de los supuestos delincuentes perdió la vida y dos menores de edad fueron aprehendidos. Uno tiene anotaciones por porte ilegal de armas y homicidio.

EL TIEMPO ZONA
Con información de ‘Citynoticias’ y Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.