Luz verde a puerto marítimo en Córdoba

Luz verde a puerto marítimo en Córdoba

Efecto del auge del sector portuario que viene modernizándose para competir en la región.

notitle
08 de noviembre 2015 , 07:22 p.m.

El país tendrá un nuevo puerto marítimo en el golfo de Morrosquillo, en las costas caribeñas del municipio de San Antero (Córdoba).

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) dio su visto bueno para que, antes de finalizar el presente año, se otorgue la concesión a la sociedad Graneles del Golfo, que invertirá 22,6 millones de dólares (alrededor de 64.000 millones de pesos) en la construcción del terminal. Debe quedar listo en tres años.

El nuevo puerto moverá 1’480.000 toneladas anuales de graneles (cereales y minerales) y se sumará a los cuatro que operan en el golfo, por donde se exporta la mayor parte del petróleo que produce Colombia. Además, entrará a reforzar una infraestructura que hoy –según la Superintendencia de Puertos y Transporte– cuenta con 87 instalaciones portuarias (71 marítimas y 16 fluviales). En el 2014, cerca de 184’761.000 toneladas de mercancías pasaron por sus muelles, grúas y plataformas.

En los últimos años, este sector viene registrando una gran transformación, con inversiones multimillonarias en sus infraestructuras para modernizarlas tecnológica y operativamente con un solo fin: ser más eficientes y así mejorar la competitividad interna y en la región, según el plan del Gobierno Nacional.

Por lo menos, entre el 2010 y el primer semestre del 2015 se invirtieron más de 3.000 millones de dólares (unos 8,6 billones de pesos), en obras y mantenimiento de los terminales marítimos, dijo el superintendente de Puertos y Transporte, Javier Jaramillo Ramírez.

Solo en obras de infraestructura de los grandes puertos concesionados por la ANI (55 en total), el gasto anual promedio ha sido de 450 millones de dólares, manifestó el director de la agencia, Luis Fernando Andrade.

Lo anterior, de cara también a un hecho que, por igual, está llevando a otras naciones latinoamericanas a correr con obras similares en sus puertos: la ampliación del canal de Panamá. Las nuevas esclusas –que entrarían a operar comercialmente en abril del 2016– permitirán el paso de buques de gran calado, con capacidad de llevar hasta 12.600 contenedores. El triple de las esclusas actuales.

De ahí que los puertos marítimos nacionales, operados por privados mediante concesión, están preparándose para tamaño desafío, con la ventaja estratégica continental de ser uno de los países con las costas más cercanas a las del canal panameño.

Obras de mucho calado

Una de las zonas portuarias nacionales que más carga mueven es la bahía de Cartagena, donde operan 29 puertos que movilizan al año cerca de 44 millones de toneladas de carga y más de 2.300.000 contenedores.

Aquí, la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena, con el terminal especializado en contenedores Contecar, por ejemplo, planearon invertir 600 millones de dólares entre el 2013 y el 2019, para ampliar su capacidad y usar la última tecnología logística en las operaciones.

En este puerto construyeron y repotenciaron muelles, dragaron el canal de acceso dejándolo con 16,5 metros de profundidad, los requeridos para atender los buques esperados por Panamá. Y hace tres meses aumentaron a 17 las grúas gigantes pórtico usadas para mover mercancías. Son las más modernas de la industria portuaria, pesan 1.460 toneladas, tienen la altura de un edificio de 27 pisos y transportan hasta 16.000 contenedores de 20 pies.

Acciones similares se vienen cumpliendo en el terminal de Buenaventura, donde se profundizó el canal y el terminal de contenedores de este puerto (TCBuen S. A.) aumentó a 4 el lote de grúas gigantes para mover carga. Los puertos desde Santa Marta, Barranquilla y Ciénaga hasta Tumaco han contratado dragados para mejorar los canales de acceso.

Al mismo tiempo, terminales marítimos nuevos han entrado en operación, como Puerto Bahía (Cartagena), el primero público, especializado en hidrocarburos (petróleo y nafta) y que dispone de dos terminales: uno para la mencionada carga líquida y el otro, para mercancía seca (graneles y contenedores).

También avanza la construcción de tres puertos: el de Agua Dulce (Buenaventura), que movilizará 600.000 contenedores anuales y se prevé que iniciará operaciones el próximo año; el de Las Américas (Santa Marta), que atenderá el mercado de los aceites vegetales ecológicos, como el aceite de palma. Y una de las mayores apuestas nacionales que se está haciendo es la apertura de la primera base portuaria (Puerto Cayao), que manejará gas natural en estado líquido (gas natural licuado).

Este megaproyecto costará 140 millones de dólares (cerca de 395.000 millones de pesos) y se hará en tres años. En una primera fase, el proceso de regasificación lo harán en un buque junto al muelle que recibirá el gas líquido y lo transformará en gaseoso para que pueda ser transportado por el gasoducto. El proceso comenzará a fines del 2016. Luego operará la planta de regasificación y almacenamiento en tierra.

El Gobierno Nacional lo ha presentado como una alternativa para abastecer las térmicas cuando no haya suficiente reserva hídrica para generar energía.

Las nuevas concesiones

Por otro lado, la posición geográfica privilegiada de Colombia ha motivado a que la industria portuaria internacional tenga en la mira nuestras costas y haya presentado a la ANI 16 solicitudes de concesiones.

Quieren abrir puertos en Cartagena (5), Buenaventura (5), Antioquia (1), La Guajira (1), el golfo de Morrosquillo (3) y Tumaco (1). Este último sería para llevar fundamentalmente combustible a Nariño. De otorgarse las concesiones, el movimiento de carga nacional subiría en 45 millones de toneladas anuales.

Es el volumen igualmente esperado por el sector, para los próximos 4 o 5 años, si no se presentan hechos distintos o agravados por la caída de los precios del carbón y del petróleo.

Por ahora, las expectativas de crecimiento de la demanda portuaria las generan la entrada del nuevo canal de Panamá, la recién inaugurada refinería de Cartagena y lo que traigan los tratados de libre comercio.

Pero unas zonas corren más riesgo de congestionarse. Para evitarlo, como se espera que puede pasar en la bahía de Cartagena, se definió la construcción de un canal alterno en este lugar, que costará 60 millones de dólares. Ya hay recursos comprometidos del presupuesto nacional para el proyecto y Ecopetrol informó al Ministerio de Transporte que está dispuesto a destinar 4,4 millones de dólares en el 2016 para la obra.

Todo, con miras a que los puertos marítimos con infraestructuras modernas entren también a la cadena de los distintos modos de transporte que pueden mover carga en Colombia, y de manera competitiva.

Terminales que mueven más carga

La zona portuaria del golfo de Morrosquillo, que tiene cuatro puertos– y donde se aprobará uno nuevo–, es la que más carga mueve en el territorio.

La Superintendencia de Puertos registró que en el primer semestre del 2015 se manejaron por los puertos un total de 99,6 millones de toneladas de carga, 9,4 millones más que en igual periodo del 2014. De esa cifra total, 21,9 millones de toneladas (22 por ciento) se movilizaron por el golfo de Morrosquillo. Esto, debido en gran parte a la exportación de petróleo por esta vía de Coveñas. Desbancó del primer lugar del tráfico de carga a La Ciénaga (puerto carbonero), que en el semestre movió 21,5 millones de toneladas, 400.000 menos que las del golfo.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.