¿Qué hará Peñalosa contra robo de celulares, tráfico y homicidios?

¿Qué hará Peñalosa contra robo de celulares, tráfico y homicidios?

Entrevista con Daniel Mejía, quien estará al frente de la seguridad en la capital desde enero.

notitle
07 de noviembre 2015 , 05:32 p.m.

Aunque el proyecto para crear la Secretaría de Seguridad en Bogotá se presentará ante el Concejo a comienzos del próximo año, el alcalde electo, Enrique Peñalosa, anunció el martes el nombre de la persona que estará al frente de este tema sensible para la ciudad, desde el primero de enero.

Se trata de Daniel Mejía, economista bogotano y director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes, quien ya hace parte de la comisión de empalme de la entrante administración distrital. EL TIEMPO habló con él.

¿Es necesario crear una secretaría de seguridad?

Cuando se analiza cualquier encuesta de percepción ciudadana del país se concluye que el tema que más le preocupa a la gente es la seguridad. En este momento, estos temas los maneja la subsecretaría de Seguridad y Convivencia y el Fondo de Vigilancia de Seguridad, que ha tenido muchos problemas conocidos por todos, y se ha perdido la línea de política que debe dar la Alcaldía sobre la seguridad ciudadana: la relación con la Policía, las estrategias para combatir los delitos y las bandas, etc.

Aún no se sabe cuándo estaría lista la secretaría, pero la nueva conformación del Concejo es positiva para su creación. Obviamente habrá personas que se oponen, pero el tema no necesita mucha venta. Hay que centralizar todo en una secretaría eficiente, honesta y transparente. Tener entidades separadas implica más costos y mucha más burocracia.

¿Qué va a pasar con el cuestionado Fondo de Vigilancia y Seguridad?

Estamos en proceso de empalme, pero toca analizar la situación actual. Lo que sabemos, por los medios, es que la situación es preocupante, pero queremos recoger la información para tomar una decisión.

¿Qué Bogotá recibiremos este primero de enero?

Lo primero que siempre se mira es la tasa de homicidios. Bogotá es la ciudad más grande del país con la tasa más baja –actualmente es de 17,4 por cada 100.000 habitantes–. Bajó en los últimos años, pero en el 2012 se estancó, y lo que he visto es que los homicidios últimamente van en aumento, así como el hurto o las riñas.

En general, hay un deterioro y se debe a la falta de liderazgo de las últimas administraciones en materia de seguridad.

¿Es posible bajar la tasa de homicidios a un dígito?

Claro que sí. Bogotá tiene los recursos y la disposición política para seguir bajando la tasa de homicidios. Sin embargo, no nos podemos comprometer con una cifra por ahora, eso va a estar en el plan de gobierno.

¿Cuál es la meta para los 100 primeros días?

Haremos intervenciones en los 750 puntos más críticos de Bogotá: la clave es intervenir el 2 por ciento de las cuadras donde ocurre el 50 por ciento de los delitos, y lo haremos con inteligencia, investigación criminal y presencia policial; recuperaremos los 100 parques con mayor afectación de delitos –con iluminación, limpieza, arreglando los juegos para los niños y presencia policial–, desarticularemos las 10 principales bandas de microtráfico que operan cerca de los colegios y las 10 más grandes de robo de celulares, y, con los alcaldes de las ciudades principales de Colombia, impulsaremos reformas legales que están pasando por el Congreso, como el código de Policía, para atacar a la delincuencia y tener mayor eficiencia en las judicializaciones.

En cuanto a los centros de reclusión, ese aspecto lo trataremos con el Gobierno Nacional, que es el responsable. Por ejemplo, la cárcel Distrital tiene bastante espacio para ampliarla. Todo lo anterior no quiere decir que sea lo único que vayamos a hacer. Desde el inicio atacaremos todos los frentes de la criminalidad.

¿Cuál va a ser la acción concreta contra el hurto de celulares?

Hay dos caminos: uno, el trabajo coordinado con el Ministerio de Defensa, que sigue presionando a los operadores celulares para que por fin bloqueen los celulares robados. El día que esto ocurra se acaba el problema. Mientras tanto toca atacar el otro frente. No basta con capturar a los ladrones de las calles, hay que ir tras las cabezas y las organizaciones que están tras el negocio, que en Bogotá mueve 200 millones de dólares al año (unos 580.000 millones de pesos) –solo por las denuncias, la Policía calcula esta cifra en 228.000 millones de pesos–. Si Colombia ha logrado desarticular los carteles más poderosos del narcotráfico, algunas bandas criminales y ha dado de baja comandantes de las Farc, ¿por qué no vamos a desmantelar las redes de robo de celulares?

¿Qué hacer frente al microtráfico?

Es el mismo fenómeno del hurto de celulares o la microextorsión. Son redes criminales que mueven grandes rentas. Actuaremos con mano dura contra las redes de microtráfico y con políticas de salud pública, especialmente para el consumidor no problemático. Pero si un consumidor comete un delito, como atracar con arma blanca, debe ser judicializado con todo el peso de la ley.

¿No hace la actual administración ese trabajo con los consumidores?

Se crearon los Camad, pero no es una política basada en la evidencia. Hay que fortalecer esa política. Hay mucha literatura científica que muestra qué funciona y qué no para rehabilitar consumidores de droga o habitantes de calle.

Lo que se ha hecho es, a mi juicio, desordenado, y no hemos visto cifras o evaluaciones. Esto no se trata de darles marihuana a los consumidores de bazuco.

¿Y qué va a pasar con la calle del ‘Bronx’?

Las operaciones en ese lugar deben ser sistemáticas. No se puede simplemente entrar un día con una retroexcavadora, tumbar el ‘Bronx’ e irse. Hay que hacer acciones sostenidas en el tiempo y debe haber presencia constante de la Policía y el Estado. No vamos a permitir territorios vedados en Bogotá. Si nos toca hacer más intervenciones, las haremos, pero tendiéndoles la mano a los habitantes de la calle. Debe hacerse de forma inteligente para no dispersar el problema.

¿Qué se hará con la seguridad en las calles y en el transporte público?

Una de las cosas que ha propuesto el alcalde es la instalación de cámaras interconectadas y funcionales que permitan reacciones inmediatas de la Policía y recoger videos para usarlos como evidencia contra los delincuentes. El alcalde (Peñalosa) prometió un centro de comando de control como los que existen en Medellín o Villavicencio.

¿Cuál va a ser su obsesión?

Además de la honestidad y la eficiencia en el tema de manejo de recursos, mi obsesión será que la gente se sienta más segura porque bajan las cifras de criminalidad. Hay cosas que no se pueden hacer de la noche a la mañana, y muchos recursos seguramente ya van a estar asignados el año entrante y no tendremos espacio para tomar algunas decisiones, pero la gente puede estar segura de que vamos a trabajar por la seguridad.

¿Se mantendrá la restricción al porte de armas?

Sí, pero hay que fortalecerla, con retenes que no sean predecibles y operaciones en zonas donde hay más gente armada. Hoy hay buenas iniciativas, pero mal implementadas.

¿Sí habrá recursos suficientes para cumplir todo?

Hay fondos suficientes, pero se deben aumentar: el alcalde Peñalosa ya habló de unos impuestos voluntarios para la seguridad. El tema de seguridad en Bogotá es prioritario.

¿Ha sido una víctima directa de la inseguridad en Bogotá?

No recientemente, pero sí conozco a muchas personas a las que les han robado el celular o les han quebrado los vidrios de los carros para atracarlas. Vamos a trabajar por todos.

Economista y experto en seguridad

Daniel Mejía (1975) es economista de la U. de los Andes y doctor en economía de la Universidad de Brown (EE. UU.), con énfasis en teoría económica del crimen y la violencia. Trabajó en el grupo de investigaciones del Banco de la República y en abril del 2012 creó el Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas de la U. de los Andes. Fue asesor de campaña de Enrique Peñalosa.

CARLOS GUEVARA
Redacción Domingo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.