Abogado de 'Otoniel' evadía a Policía presentándose como seminarista

Abogado de 'Otoniel' evadía a Policía presentándose como seminarista

Bernardo David Quintero, quien fue capturado, trabajaba desde 2012 para el jefe del 'clan Úsuga'.

notitle
06 de noviembre 2015 , 08:15 p.m.

Por presuntamente conseguir una boleta de libertad fraudulenta para Nini Johana Úsuga David (hermana del máximo jefe del ‘clan Úsuga’), el abogado Bernardo David Quintero Herrera habría recibido 500 millones de pesos. Y por borrar la orden de captura contra Édgar de Jesús Madrid Benjumea, hermano de la esposa del capo ‘Otoniel’, le habrían girado 100 millones de pesos.

Esos eran los pagos que, según la Policía, solía recibir Quintero Herrera, quien esta semana fue capturado en el municipio San Carlos, en Antioquia.

Una investigación de la Dirección de Inteligencia de la Policía arrojó que desde el 2012 el abogado se habría puesto al servicio de esa organización criminal y que por cada dato que conseguía a esa red mafiosa podía cobrar 30 millones de pesos.

“Viajaba incluso a las áreas de influencia de alias Otoniel para enviar un resumen de los avances que tenía en materia judicial, con los encargos que le pedía”, dice uno de los investigadores.

Su captura estaba pendiente desde febrero pasado, cuando logró huir de un operativo en el que fue capturada Blanca Senobia Madrid Benjumea, la mujer del capo alias Otoniel, y otras doce personas.

La Policía dice que los seguimientos a la familia del abogado y un viejo conocido que decidió colaborar con la justicia permitieron ubicarlo. “Contó que le gustaba tomar licor y festejar los fines de semana con parranda y amigos. Se caracterizaba por ser extrovertido y brindar a carcajadas”, señala una fuente en la Policía.

En el momento de la captura Quintero se presentó con una cédula auténtica pero con el nombre de José Ignacio Urrego Urrego y, contrario a su estilo de vida, sacó un documento que lo acreditaba como religioso del Seminario Mayor de Medellín.

En las fotografías aparecía con gafas y de sastre, pero andaba por las calles con una mochila cruzada y en tenis. Sin embargo, dicen los investigadores, no perdía oportunidad para manejar su BMW y motos, a las que era fanático.

Los últimos meses su estrategia fue mantener un bajo perfil para huir de las autoridades y hasta del mismo clan que, según los investigadores, había comenzado a desconfiar de él luego de sus abogados socios y familiares del capo ‘Otoniel’ con los que coordinaba su actividad ilegal fueron capturados.

Tanto así, que, de acuerdo con el expediente, la misma Nini Johana, a quien ayudó a fugarse, terminó por declarar en contra de Quintero. Esto, luego de su recaptura.

Quintero Herrera es el cuarto abogado detenido. En lista están Álvaro Ramón Zambrano Bacca, Samira Cristina Alemán Chejne y José Fernando Morales Castellanos.

La Policía dice que junto con ellos, el abogado armó un plan para tratar de recuperar 1.300 millones de pesos que habían sido incautados en la finca Mano de Dios en Sampués (Sucre) y otros 649 millones decomisados en Medellín. Así como 10.000 millones que estaban enterrados en una finca en Barbosa, Antioquia.

“La estrategia fue buscar a una persona para que asegurara que el dinero hacía parte de la venta de un ganado, y que asegurara en la Fiscalía que supuestamente había optado por enterrar el dinero por seguridad”, dice uno de los oficiales que lideró la investigación.

Esa estrategia le falló y por ese caso fueron detenidas las hermanas Blanca Madrid Benjumea, la esposa de ‘Otoniel’. “Recibía órdenes directas de las hermanas Blanca (alias la Flaca), Martha Cecilia (alias la Jefa) y María Isabel Madrid Benjumea (esposa y cuñadas de Otoniel, respectivamente), frente al lavado de activos, convirtiéndose en uno de los principales coordinadores de maniobras engañosas con testaferros y otros asesores jurídicos de su círculo de confianza", indicó la Policía. Las tres hermanas fueron capturadas en medio de la operación denominada Agamenón.

Aunque la Policía no aseguró que exista una relación entre el actuar criminal de Quintero Herrera y su familia, esa institución destacó que el abogado al parecer es esposo de una fiscal especializada.

"Bernardo David Quintero Herrera es un profesional del derecho de gran trayectoria, que inició su carrera profesional en Medellín. Es esposo de Nancy del Socorro Posada Ramírez, fiscal especializada de la Unidad Nacional de Desmovilizados", indicó la Policía.

justicia@eltiempo.com

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.