Colombia ganó premio Cemex internacional

Colombia ganó premio Cemex internacional

Capilla Santa María de los Caballeros del Gimnasio Campestre también había sido premiada en el país.

notitle
06 de noviembre 2015 , 07:32 p.m.

Lograr el contacto entre lo divino y lo humano, ese fue el concepto que manejaron los constructores de la capilla Santa María de los Caballeros, en Bogotá, que se llevó el Premio Obras Cemex mundial en la categoría institucional-industrial.

Desde México, donde se entregó el reconocimiento, el arquitecto Felipe González-Pacheco recordó que “partiendo de un plan maestro que ganamos, hicimos siete proyectos y el último fue la capilla ubicada en el Gimnasio Campestre, que se convirtió en todo un reto porque propusimos tumbar la existente y edificar una nueva, y así se hizo”.
Reconoció que el rector de la institución, Juan Antonio Casas, estuvo abierto al cambio y eso fue determinante para sacar adelante la obra, que ya había recibido el premio Cemex localmente.

Un concepto arquitectónico que cumple la máxima que dice que menos es más. Fotos: Archivo particular

“Este nuevo paso de competir al lado de proyectos de todo el mundo hizo aún más meritorio el triunfo”, recalcó.

Lo divino y lo humano

Según González-Pacheco, la idea de representar el contacto entre lo humano (con una estructura enterrada en la tierra misma) y lo divido (representado a través del techo, suspendido en el aire) fue un acierto interesante arquitectónicamente, que se logró con un truco estructural que el concreto nos permitió hacer.

“Además, buscábamos que el templo se entendiera independientemente de que hubiera imágenes o no; de hecho, hay pocas”, explicó el arquitecto, quien agregó que al ocuparlo se comprenden la condición terrenal y la espiritual del hombre y el espacio en sí mismo, y adquiere un carácter sagrado sin necesidad de artilugios superficiales.

A esto le suma los elementos naturales simbólicos en el catolicismo, que están presentes para reforzar su sacralidad: el agua en el espejo simboliza el bautizo; el fuego en la llama perpetua de la tumba, al espíritu santo; las semillas aceitosas en los tres árboles frente a la sacristía simbolizan la unción, y los helechos en los taludes y cubiertas, las palmas de Jerusalén, mientras que doce luces más brillantes en el cielorraso evocan los doce apóstoles.

La austeridad, con pocos y contundentes muros en concreto cuidadosamente localizados y construidos, es otro aspecto de la obra resaltado por González-Pacheco.

Equipo de lujo

Sin embargo, durante el diálogo desde México, hizo un reconocimiento a quienes formaron parte de esta nueva aventura arquitectónica, ya que el logro de la capilla de Santa María de los Caballeros también es del equipo conformado por MGP Arquitectura y Urbanismo, firma encargada del diseño arquitectónico, de la mano de González-Pacheco y Álvaro Bohórquez.

La austeridad se logró con pocos y contundentes muros en concreto cuidadosamente localizados.

Por su parte, la construcción estuvo a cargo de la empresa Exacta Proyecto Total, con el arquitecto Luis Guillermo Vallejo.

‘Los concursos, un ejercicio interesante’

A propósito de los concursos de arquitectura, Felipe González-Pacheco los considera “una fuente fundamental de trabajo, ya que son procesos limpios que no dan espacio para la corrupción, porque uno participa como anónimo. He estado en los dos lados (como concursante y jurado) y doy cuenta de su importancia; sin duda, es un ejercicio muy interesante”.

Gabriel E. Flórez G.
Coordinador editorial Vivienda

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.