Anarquía de motos se tomó la avenida 1.° de mayo, en Bogotá

Anarquía de motos se tomó la avenida 1.° de mayo, en Bogotá

La invasión del espacio público, entre las carreras 27 y 29B, pone en riesgo la vida de peatones.

notitle
06 de noviembre 2015 , 04:35 p.m.

El tramo peatonal de la avenida 1.° de mayo entre carreras 27 y 29B hoy no debería llamarse andén, sino parqueadero público y privado de motos.

El espacio para que la gente camine está inundado de estos vehículos, poniendo en peligro a la gente que circula por el corredor.

En la esquina de la carrera 27 una hilera de 15 motocicletas ocupa el andén, y esto empuja a los peatones que esperan por un bus a pararse en la calzada vehicular, arriesgando su integridad.

De hecho, hay algunos que brincan hasta la mitad de la avenida para subirse en los colectivos que se detienen en cualquier lugar. Si otro vehículo adelantara por la derecha, podría ocurrir una tragedia.

“Me parece malo porque hay gente a la que le toca salirse a la calle, y puede que la coja un carro. La acera es para las personas, no para las motos, que deberían tenerlas dentro de los locales”, se queja Ostin Vargas, estudiante.

Los locales a los que se refiere el joven son la mayoría de negocios del sector, cuya especialidad es la venta y reparación de motocicletas, repuestos y toda clase de accesorios para los usuarios de estos aparatos.

Aunque no se puede decir que todos los comerciantes son responsables de la invasión, sí es claro que la mayoría es parte de ella.

Uno de los puntos críticos, y más descarados, está en la mitad de la misma calle 27, donde hay un parqueadero bajo techo, el cual, al estar lleno, se toma la mitad de la acera. Como si fuera poco, quien atiende ubica dos bancas, sobre la calzada, para llamar con un trapo a los clientes.

“Vale 1.500 pesos la hora de parqueo, pero se le puede cobrar solo por fracción. Le cuidamos la motico”, indica el hombre, sin un mínimo asomo de inquietud.

Un aviso de madera, sobre la vía, que apunta el servicio de 9 a. m. a 8 p. m., evita que los carros se lleven al tipo por delante.

Riesgo

El recorrido por este trecho de la 1.° de mayo, en la medida en que se avanza hacia la carrera 30, no mejora en absoluto. Entre las carreras 29 y 29B quedan manifiestas la anarquía de los ocupantes y la falta de control. Como si fueran pocas las motos estacionadas en zona peatonal y los mecánicos que realizan sus labores afuera de sus negocios, en la 29 se suman varios estantes adjuntos a los locales comerciales, en los cuales se ofertan sillones de motocicletas. Ese es el punto de mayor estrechez, y los caminantes deben serpentear entre una pista de obstáculos para seguir.

“Terrible cómo las motos obstaculizan la vía del peatón. Le toca a uno salirse para la calle y ahí se corre mucho peligro”, expone Nancy Gómez, quien transita a diario por el lugar.

Finalmente, entre las carreras 29A y 29B, la tapa de la situación: dos paraderos cubiertos del SITP están completamente rodeados. Por los costados y por detrás no hay manera de acceder a ellos, de tal manera que toca bajarse del andén, unos metros antes, y caminar por la vía vehicular para acomodarse en estos.

“Las motos están ocupando el espacio público y se suman algunos carros, en zona donde está prohibido parquear. No puede uno tomar ahí el SITP o el bus colectivo. También lo incomodan a uno si se sale a la calle, porque constantemente están entrando motos a parquear”, señala John Peña, habitante del sector, mientras un motociclista acelera su aparato sobre el andén, cual si fuera una avenida.

Lo paradójico de la situación, que se presenta en ambos costados de la 1.° de mayo (aunque más en el lado norte), es que en varios andenes hay pintadas señales de prohibido parquear. Estas lucen desgastadas, dando fe de la ausencia de apropiación por parte de la autoridad. Nadie las respeta.

EL TIEMPO se comunicó con la Secretaría Distrital de Movilidad y le expuso la situación. En este despacho respondieron que en los próximos días se enviará un equipo técnico para revisar la problemática, y así generar correctivos.

Además se comprometieron a diseñar un plan de control en asocio con la Policía de Tránsito, autoridad que debe velar por el cumplimiento de la norma vial.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.